kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

jueves, enero 12, 2012

MUJER YRUPÉ


Mujer yrupé

Araka’eve ndahechái su epifaníami. Pero aikuaaporächupe. Añandu iporäiteha, de una belleza ndembokyry’imbava, tostada x la vigilia, amasada con el torno de tatachinas y neikenas. Ni la tele ni las revistas, o la publicidad, ndopokoihese. Oiko bajo el claroscuro de mi mano, pe opay ha opopohape la vidaroky. Iñe’ë es black como el hálito del café. Su piel hyakuävu pan pyahuicha. De todos modos, ela ndacheraihui. La Titillatio spinoziano, cosquillas en el titi, no tiene cuando me ve. Se ha fractalizado en el espacio che confundihaguä y probar hasta un grado sádico che itembiguáiha. A veces, atopachupe kilombope ofreciéndome ysakä; otras, peteí mitakuñäi resa ybotype, de altísimo silencio, en plena calle, araitepe. Su seno opupu de tatarendy ha orrevosapava ja’ehaguähese po peteípeguaranteha, ni mano santa ramo pea. Ijapysa ohendupaite oivagüive historia humana hasy oñembotavyve haguá chupe con cualquier ñë’ërei. Ijuru ha’ete  lágrima ochororova de un corazón saraki. Ha imembyryru, su útero ha fundido mi cuerpo a golpes de humedad y aislamiento. Oipysokuri el hakembó de mia alma en su equilibrio-charlot. Aikuaachupe pukaicha, de una forma intempestiva y total. Mais ella no mora dentro de mí, sino al contrario, che añua ha che mo’ä, discreta y visceralmente, como lo hace el color o la música. Pero cheko aiko hiari ymaitegüive, grudado a su superficie como un hongo, akambu ha aipyte pe i jugo monoteísta, borracho de tachaga’ú, te’önguerei de tanta vida.








No hay comentarios.: