kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

viernes, septiembre 16, 2011

Del comedor a la oficina

Betty la fea desplaza de la mesa del comedor a la oficina el lugar del meló televisivo, la telenovela se ausenta de su punctunk central, allí donde siempre, por regla, ocurriría el melodrama, la mesa del comedor y sus cíclicos desayunos, almuerzos y cenas, el topos dramático se ausenta y en su lugar se erige la plataforma donde se desplegará el mayor timo de la euforia noventera, la del neoliberalismo truxo latinoamericano, la oficina… 
 El epítome de la telenovela como comida devorada y paladeada en el comedor televisivo es la obra maestra de Ang Lee: COMER BEBER AMAR, que se pasa todo el tiempo sacudiendo el nitrato de plata de su cine taiwanés formoseño en el wok de sus agridulces y marinos manjares…
 La comida abandonada es sustituida x el desfile de modas, el comedor x la oficina, incluso hay resabios de la antigua versión (y macedonianamente mala última telenovela), cuando aun se comía, y ocurre durante las reuniones de trabajo donde el delivery y los catering irrumpen con sus plásticos reciclables...
La pareja amatoria se retoca, el señor o señorito y su cenicienta transfigurada al final para asistir a la boda apoteósica en princesita ahora son dos ejecutivos: el señorito presidente ejecutivo (una parodia de la virtud neoliberal de hacer dinero, acá el tipo pasa despilfarrando la guita del padre ganada en otro tiempo pre-neoliberal) y su dama (cerebral y fea) de compañía, factótum, eminencia gris, daimon femenino-socrático, el señorito derrochador y la administradora contable puro cerebro se amarán en el lecho oloroso del capital…

1 comentario:

Juan dijo...

Jeje interesante pagina che... tambien me gusta www.shareguay.com