kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

miércoles, junio 01, 2011

La panza de mi papá es un tambor de agua Una barrica de cerveza, un talking drrrrrrrum, By Kurumirï


La panza de mi papá es un tambor de agua
Una barrica de cerveza, un talking drrrrrrrum,
By Kurumirï




























Abstract
(utilizable por novelista gráfico, ilustrador, miniaturista, dibujante):
Todo acontece durante una siesta de aquellas del verano indio paraguayo, uno de esos días sándwiches entre el día más caliente del año bisiesto o no y el día casi más bochornoso del siglo…
Los protagonistas son un niño entre 8 y 11 meses -atediado porque todos o duermen o se encierran en sus cuartos- (todos, léase, papá y mamá), la gata Upa y el can hogareño Kandado.
Las aventuras de los 3 tres mientras la mamá se baña para amortiguar el infierno paraguayo y el papá kaiguexo ke se tumba a pierna suelta en la hamaca itaugueña con la panza al aire…
El bebe entonces Eureka monta a la montaña de panza de papá y empieza a tocarla como un tamboril grassiano-schlondorffiano y a su ritmo prrrrru prrrum el perro gatea de loca alegría y la gata perrea su celo insatisfecho….

Al final el barullo que meten como trío improvisado y clandé despierta a la siesta chicha y con ella a los papás irresponsables...
Cuando estos asumen la perpendicularidad de sus funciones paterfamiliares y pontificiales muestran la caza musical que han obtenido embarullando la tarde: 2 jacy jateré (tomando tereré bajo el mango fresco) de gutapercha y un tejú asayé inflable de dudosos usos adúlteros-adultos…
El contrabando
Siestero es desarticulado gracia a la música infanto-bicharrakeño y son condecorados con pastafrola y vaso de leche por toda la eternidad de sus infanciasJ

Moraleja (no es necesario seguirla, va por pura formalidad aká): en todo niño vital y ultracreativo -aburrido solo por el orden kaigue impuesto x los adultos- se esconde feliz de salir un naná vasconcelos y llenar la existencia con su luz y su música vasca (primitiva en relación al artificio del mundo) y celosa (celo x la alegría de vivir si aceptamos que el adulto es tan codicioso con las cosas del mundo ke se entrega takañamente a él) y  hogareña pues espanta las zonas twiling, donde pululan faunas siniestras posmos, ese fondo untuso de la unheinlich que nos ronda for ever… si nos dormimos nos come como en el cuento para niños vuelto saga infinita llamado “Pesadilla en la calle de Freddy Kruger”…

1 comentario:

Rain dijo...

Extraño a mi bebé o extraño esos momentos de cosas transfiguradas, de leche, de rumiar a la vida con un hijo.
Me sentiría honradísima de conocer a tu baby.
No tengo facebook, sólo tengo twitter y desde allí te atisbo en tus kurupís lanzamientos. Velvetsss, recordado Cristino.