kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

miércoles, febrero 02, 2011

pretty vacant sempiternus


 Dos años y
quince mil kilómetros después tenía ante mí los primeros números
de Potlatch, una hoja informativa de la Internacional Letrista
que se puso en circulación en París a mediados de los años cincuenta.
En sus páginas mimeografiadas, «la crítica de la arquitectura
» se presentaba como la clave de la critica de la vida. Rebautizado
como M. Sing-5ing, el gran arquitecto Le Corbusier
era tachado de «constructor de suburbios». Su Ciudad Radiante era
calificada de experimento autoritario de ingeniería social, un
amontonamiento de «guetos verticales» y «margues» en forma de
bloques-torre; la verdadera función de las celebradas «máquinas
para la vida» de Le Corbusier, leía uno en Potlatch, era producir
máquinas para que la gente viviera en ellas. «La decoración determina
los gestos -decía la IL-; construiremos casas apasionadas.
» Con una megalomanía en contradicción con sus manchados
mecanoscritos, la IL estaba escribiendo las palabras que «Anarchy
in the Ll.Ko pondría en boca de Bob Ge!dof: era fácil imaginárselo.
Pero al recordar mi viaje por el tiempo a Guatemala en
la sala de microfilmes, me preguntaba qué importancia tendría
para la historia de los Sex Pistols, si es que tenía alguna, el hecho
de que en e! verano de 1954 los redactores de Potlateh (Gil J.
Wolman, Michele Bernstein y los otros cuatro que en aquel momento
firmaban sus páginas) hubieran escogido el derrocamiento
del reformista Arbenz por parte de la CIA como un hecbo social
clave, una metáfora, un medio para llegar al lenguaje del «viejo
mundo» que afirmaban iban a destruir. de la «nueva civilización»
que decían iban a crear.
Había versiones prescientes de las noticias de la siguiente semana,
pues Potlatch hacía volver a Saint-Just de su guillotina
para que celebrara un «juicio anticipado» al rechazo de Arbenz a
armar a los obreros guatemaltecos contra el inevitable golpe de
Estado (<
cavando su propia tumba»), además de incomprensibles referencias
a los herejes cátaros de la Francia del siglo XIII y a los más
recientes descubrimientos de la física de partículas. Y aparecía
también el primer indicio de lo que se convertiría en un tema situacionista
recurrente: la idea de las vacaciones como una especie
de vínculo entre la dominación y la alienación, un símbolo
de las falsas promesas de la vida moderna, una idea que en forma
de CLUB MED-UNAS BARATAS VACACIONES EN LA MISERIA DB LOS
DEMAs se convertiría en un graffiti en el París del mayo del 68, y
luego, al parecer, en «Holidays in the Sun». «Después de Espalla
o Grecia, Guatemala puede contarse en estos momentos entre
los países más apropiados para el turismo», escribía fríamente l.
IL, observando que los pelotones de ejecución del nuevo gobierno
estaban limpiando las calles de Ciudad de Guatemala.
«Esperamos poder hacer este viaje algún día.»





greil marcus, rastros de carmín, anagrama, 1993, barcelona...original ingles 1989

No hay comentarios.: