kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

miércoles, marzo 31, 2010

Poeta sobre Poeta

Poesía y espanto

  • Texto de: Eduardo Escobar.
  • La muerte de Raúl Gómez Jattin mientras toreaba un bus en Cartagena es aparente, nada más, si creemos que los poetas no mueren, y sólo fingen morir, como dijo el francés Jean Cocteau, a través del personaje de una película suya. Los poetas siguen vivos, activos en nosotros, entre nosotros, de medio perfil, con sus vicios de siempre, sus gestos de sangre y las costumbres de su condición moral. Cada cual según las leyes de su ceremonia. Es evidente que aguardan detrás de las puertas para cuando hagan falta. Que van y vienen llevados por los vientos de la casa con la hojarasca. No es un delirio del optimismo. Una mera esperanza supersticiosa. De una manera objetiva Jean Cocteau permanece aquí ahora, revoloteando sobre el cebo de las letras de su nombre, en los impulsos de la memoria, en la cadena química de las asociaciones, curado del opio y de la inteligencia por igual. Y Gómez Jattin, después de arrojarse como don Quijote contra un bus que confundió con un novillo, parece más vivo y concluyente y más coherente con su obra. Todo aquello que fue un instante es por siempre. Y más lo reprimido, aquello que pretendemos apartar, lo que encubrimos en las rutinas protectoras de los hábitos, las hablas del uso y las resbalosas impremeditaciones de la vida diaria. Es decir, la duda sobre la realidad del mundo y sobre la potencia de las palabras para interpretarlo y transformarlo. La poesía es el arte de restablecer una objetividad extrañada. Y de fundar una emoción de las cosas detrás de la serenidad de superficie. Y el poeta paga el privilegio de alumbrar. La locura de los poetas tiene algo de razonable. De oblación necesaria. La vida poética está sembrada de monstruos y riquezas auténticas. No es un adorno para exhibir en los cocteles o brillar en la vida social. La hoguera del entusiasmo calcina cuando el don de la revelación vale la pena. Lo otro es la retórica, las florituras literarias, la habilidad, la labilidad del habla. Vivir cuesta arriba cuesta. No hay felicidad sin rescoldo. Ni conciencia sin sudor. Ni alquimia sin ceniza. Ni paraíso que no tenga serpiente. No se encarna con impunidad el profeta. Estos días catastróficos y utilitaristas no sienten necesidad de visionarios porque tienen tv. Los hombres modernos no necesitan las gracias de la revelación. Ya se les conceden quince días de vacaciones cada año. Los obtusos pueden seguir creyendo en la casualidad si les resulta más cómodo. Otros, en la insensatez del milagro, me cuento entre ellos, creen a pie juntillas, que fue un prodigio conmovedor el chaparrón que se descuajó sobre las sabanas de Córdoba, de Bolívar y Sucre, el día del funeral de Raúl Gómez Jattin después de una sequía de meses, que parecía interminable. Bien puede un poeta hacer portentos de San Isidro al cabo de cincuenta años de padecimientos, de andar en bola por las calles más despojado que un franciscano de los tiempos de San Francisco, de cargar los estigmas del desvarío contemporáneo, de cantar los mangos y los burros y las burras y el río, con terror y rencor, desde la roña del asfalto, o desde las atalayas de los sanatorios que lo acogieron. Si no puede un poeta así, nadie puede. Los diarios de Colombia se llenaron de historias y versos de Raúl Gómez Jattin al otro día de su eclipse aparente. Publicaron sus fotografías desgalichadas, sus estrofas como abrazos de oso. Menudearon las anécdotas, los elogios y los comentarios, las interpretaciones de su sinrazón, los diagnósticos de su droga y su escritura. Los contemporáneos de Silva fueron más discretos. Por piedad con uno lleno de deudas. Gómez, es estentóreo, excesivo como un escopetazo, hasta cuando hace el muerto. Ahora mismo, deja la misma impresión de siempre de llevar el escándalo de una tristeza de mamut adentro. El pueblo desfiló ante su féretro. Amoroso, curioso y agradecido. Nuestros poetas se nos asemejan. Silva endeudado y solo. Barba Jacob, con sus ademanes de sibarita al debe, conjurando demonios e invocando espíritus. Julio Flórez, arrogante y borracho. Gómez, con sus desafueros de abandonado. El éxito es cosa fácil. Para alcanzarlo bastan un golpe de suerte, una componenda crepuscular o un crimen perfecto. Para construir un fracaso a la medida del orgullo, en cambio, se necesita una vida de rigores, paciencias y desórdenes secretos y públicos. Gómez Jattin escogió la poesía para inventar el suyo. Y le añadió los ingredientes de la locura y la ternura. Todos nos vamos. Menos los poetas. Los poetas sobreviven a los capitolios, los coliseos, los palacios. Cuando se disuelva el Partenón bajo los gases de los vahos de asombro de los turistas, Sófocles seguirá respirando en la historia, y la tribu de sombras aterradas que escribió el Libro de los muertos después de que la arenilla del desierto y el rozar de las estrellas hayan borrado las pirámides. El mundo está tejido sobre una trama de insensateces. El sacacorcho y el viaje a las estrellas forman parte del mismo desasosiego. No es suficiente tener visiones de santón. Pero la cordura y la salud animal tampoco alcanzan. El genio es una anomalía, por definición. Se opone al acomodo del sentido común, por principio. El poeta, sobre todo si decidió enloquecer, necesita fuerza y huesos duros a fin de que el desbarajuste que testimonia no lo fulmine. Y el sano ha de ser un poco neurótico para librarse de la indolencia y la autocomplacencia. Demencia, divinidad y creación estuvieron asociadas desde Eurípides y los chamanes epilépticos del principio de nuestra historia. Los higienistas con sus argumentos no pueden aproximarse al desarreglo de los sentidos antes de encender un infierno propio. Como no se experimenta el goce de abismarse en un simulador de vuelo, ni se puede probar, o refutar, la existencia de Dios con los pobres instrumentos de la razón y la lógica. Nada tenemos que reprochar a Gómez Jattin. Soberbio, violento, teatral y cruel, cruel consigo mismo, sobre todo, cruel como el país que aguantó y lo aguantó. Debemos agradecerle en cambio que se haya encargado de la cruz, mientras los demás jugábamos al bridge y veíamos películas. De sus soledades, hizo sus poemas amargos y amorosos. Que nos avergüenzan sin querer. Cada país tiene el poeta que merece. Y cada tiempo el que se le parece. Gómez Jattin es el poeta más significativo, con más fuerza interior, de la generación enferma y apaleada que siguió al nadaísmo colombiano.

http://www.youtube.com/watch?v=7yeutSEG1CM

http://www.youtube.com/watch?v=lh3qqVc_GiY&NR=1

lunes, marzo 29, 2010

Apoyo callejero a SNC ?

reskatado en la calle oi entre los habitales volantes de gangas de óptica y cursos rápidos pra ir al infierno sin morir : esto!

domingo, marzo 28, 2010

antologías kartoneras en la red: Asunción T Mata, LLubia Negra y Anto Birrera

http://portunholselvagem.blogspot.com/2010/03/antologias-kartoneras-en-googlelandia_27.html

jueves, marzo 25, 2010

El club de los mundos

El club de los mundos, abasto, frente al Maldita Ginebra, calle corrientes...subiendo escalera de 2 tramos...allí lo vi al Galundia Moera, con Maure, Ever y su yiyi Naty...hace casi un año...un viernes de Mayo... Oscar nos invitó... estaba el capo de Chapita, Daniel Durand...no le pude comprar nada al otro día...ajetreada y brevísima visita fue... la Váyra Baires:)

To deinótaton ofrece gratirola 19 textos PeDeeFeizados...

Estimado lector estivalero y festi-Vale del balero y del bolero: news en la sección mais xururu del blog kurupiniano: To Deinótaton anuncia 19 textos bien enlazados en su depósito de enlatados incunables con formato estrictamente pdf... ese lsd de entrelos estabilizadores de textos... Visitelo...ya no+ un ejemplo es este...:

https://docs.google.com/fileview?id=0BwFZhpr5DdlsMTQzOTkzNGMtODJhMS00ZmViLThmMWUtMTg2M2VhOGExMWZl&hl=es