kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

viernes, octubre 08, 2010

TV, stronismo y guerra fría


Televisión, stronismo y guerra fría








1979 o 1980. Asunción. ¿Barrio Tembetary, Villa Morra, Recoleta? 5 pm. Canal 9 muestra a Gramont Berres paseando por su jardín con chateau francés al fondo y leyendo poemas de su autoría…Televisión y cultura. Masa y poesía perifoneante. Un chico de 10 años incluso omitiría de su realidad circundante el contexto de dictadura en sus postrimerías…El poeta itinerante funge de ministro itinerante o cónsul (En el año 1979, el Señor Gustavo Gramont Berres[1] fue nombrado Cónsul Honorario del Paraguay ante la Confederación Helvética) del gobierno stronista raíz de algún “entovayamiento”, pues de todos sus pasaportes, uruguayo, sirio-libanés, kurepa, ningún era paraguayo... El canal que es una sociedad anónima prácticamente actúa como si fuera  estatal. Enlatados yankees (series nocturnas especialmente), telenovelas venezolanas, argentinas (diurnas y nocturnas)…Noticieros sin investigaciones que contradigan o cotejen la versiones oficiales.
Futbol en directo: Olimpia versus Boca. Olimpia es un club dirigido x los Domínguez Dibb, familia cortesana si los hay, pues HDD casóse con la hija del dictador y se desplaza todo el tiempo con guardia privado (del burdel a la cancha, de su casa a la casa de su amante la modelo) y circula como dueño del país x ahí…
Temperatura sempiterna: 30 grados, ya sea verano o invierno. Transmisión del cumpleaños del Único Líder con la crema y nata de la música folklórica y la comedia nacional…Un pyrague famoso, Aníbal Lovoera, se guarece tras su supuesta ceguera con unos anteojos oscuros pra vichear los complots en su embrionaria y agazapada latencia configuradora.
1982, acaso. 10 pm. El recientemente dimitido periodista (pues el diario donde hacía sus crónicas y demás yerbas fue clausurado por Orden Superior) Jesús Ruiz Nestosa, flaco y con sempiterno pullover de cuello de cisne, adusto y sin sonrisas ni ante la inminencia del séptimo arte, presenta con lenguaje entorpecido por una salivación excesiva la peli de la noche. Generalmente pelis yanquees, nada del nuevo cine alemán o de la (vieja ya entonces) nouvelle vague o el cinema novo del vecino, y aliado político, país.










[1] su cónsul honorario, un inefable Gustavo Gramont Berres, oficiara de facilitador. Al estallar el escándalo, la Justicia paraguaya designó a su fiscal general, Luis Escobar Faella, para investigar la versión. La prensa guaraní escarbó otro poco pero nada pudo probarse. Hay que decir que Gramont alimentó, un poco con su mala fama y otro poco con su silencio, la leyenda de que él fue el ideólogo de ese casamiento de incógnito. Gramont en realidad dice llamarse Benjamin Levi Avzarradel y haber nacido en la localidad bonaerense de Henderson, pero no puede probar ninguno de esos hechos. Llegó a Ginebra en 1979 y fue ungido como embajador especial por Stroessner en 1983. Gramont fue detenido en Estados Unidos en 1991 y luego extraditado al Paraguay. Pero este país no lo reconoció como cónsul, ni siquiera como paraguayo. Procesado en Suiza en estafas que superan 100 millones de dólares, Gramont fue entregado a las autoridades ginebrinas el 21 de diciembre de 1998. En noviembre pasado salió en libertad condicional. Sigue en Ginebra, sin documentos ni permiso para moverse, sin haber podido acreditar identidad alguna, menos como un rufián de dos continentes que como un marciano llovido sobre la Tierra, en espera de que el juez Laurent Kasper-Ansermet pueda ejecutar la investigación, hasta ahora escamoteada por la Corte Suprema paraguaya.

No hay comentarios.: