kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

martes, septiembre 21, 2010

Martim Cererê: Cassiano Ricardo

La gran dificultad de la versión de Martim Cererê no ha sido trasladarlo al castellano, pues que traduciendo desde hace años el portugués, esto me hubiera sido más o menos fácil; sino el vocabulario autóctono, y tupi-guaraní y afro-brasileiro de que está lleno, y no encontrar en los diccionarios de la lengua portuguesa, cuando los he tenido, sus equivalencias, teniendo que recurrir a las informaciones personales, no siempre exactas y muchas veces contradictorias o desconcertantes. Esto, cuando he estado en el Brasil, entre gente de habla portuguesa; mas, luego, al alejarme, llegado el momento de ajustar, pulir y acicalar la traducción, la dificultad ha sido enorme: sin un diccionario siquiera que consultar, sin tener a quién recurrir para interpretar idiotismos, giros, frases hechas, para los cuales los diccionarios, aunque los hubiera, tampoco sirven.

Libros hay que a la primera ojeada dan la impresión de que son fáciles de traducir por la semejanza que, en general, se descubre entre su lenguaje y aquel a que se los intenta trasladar, pero que a una lectura acuciosa y a una labor pulcra de traducción se resisten y dan un gran trabajo, antes insospechado. Este es el caso de Martim Cererê. Así no se sabe cómo se ha podido realizar esta obra, de cuyo resultado estoy maravillada, no porque crea en éxitos ni aciertos míos, sino por el esfuerzo tesonero de la voluntad. de cuyas faltas pido excusas al autor, porque siempre es desagradable encontrarse mal interpretado, y al público lector por dejarlo defraudado al ofrecerle un trabajo deficiente, cuando si hubiese sido hecho en mejores condiciones pudo haber resultado una obra perfecta. Todo hecho por intuición. Adivinando. Adivinando siempre. Con el riesgo de adivinar unas veces bien y otras ¡quién sabe cómo ...!

III

Martim Cererê es la poética y legendaria epopeya brasileña desde la época anterior al descubrimiento hasta el presente. De la hazaña de los bandeirantes, salidos de Sao Paulo en persecución de los piratas holandeses y franceses, y conquistadores, luego, del Oeste, salió la extensión del Brasil hacia dentro. Ellos, con sus hechos, contravinieron la Encíclica del papa Alejandro VI disponiendo que fuesen de España las tierras descubiertas trescientas leguas al Oeste de las islas de Cabo Verde, y de Portugal las que estuvieran al Este. Así, luchando contra aquella salvaje Naturaleza, combatiendo con piratas e indígenas, fundando predios y ciudades, cultivando la tierra y explotando las minas de oro, diamantes y esmeraldas, siempre hacia el Oeste; mas, a veces, contrariando el rumbo, según la dirección con que el viento agitaba sus banderas, que siempre iban delante de la invasión, desenrollaron en la tierra de América el plano y echaron los cimientos de la actual riqueza y poderío del estado de Sâo Paulo, cuyo es el poeta Cassiano Ricardo, autor del poema Martim Cererê y aunque éste abarca toda la evolución histórico-social del Brasil, hasta hoy puede afirmarse que el eje y nudo del mismo está en la conquista del Oeste, por lo que me ha parecido perentorio escribir estas breves frases sobre los bandeirantes.

IV

¿Quién es Martim Cererê? ¡Sacy Pererê! Sacy Pererê es lo que a continuación sigue: tipo mítico que la leyenda y la imaginación salvaje del indio, primero, y la del autóctono pueblo brasileño después, ha ido transformando. Multiplicando esas metamorfosis, hasta constituir diversas hechuras del tipo, de tal modo distintas, que ya no son reconocible s unas en otras. Sacy Pererê es ora duende, ora divinidad, ora genio del mal, diablo cojo, o de una sola pata y un solo ojo ... Una de estas transformaciones es Martim Cererê ... En cuanto a la concepción histórico moderna del tipo, oigamos lo que de él dice Plinio Salgada:

"Si fué el curumí (1) de las aldeas indígenas o el moleque (2) en las senzalas (3), debe ser también el italianillo de nuestras haciendas de café y el escotero de nuestras escogidas. Es el chico travieso. Y como tal, la propia imagen de la Patria. "

VI

En cuanto a la evolución fonética de la primera forma del nombre de Sacy Pererê, no se ha andado más remiso el poder de creación imaginativa o morfológica legendarias. Oigamos lo que al respecto dice Cassiano Ricardo, autor del libro que nos ocupa:

"Su nombre indígena era Sacy Pererê. La influencia lingüística africana lo transformó en Cererê. La modificación hecha por el blanco fué Matinta Pereira. Y no es de extrañar (dice Barbosa Rodriguez en su Poranduba Amazonense), que aun se venga a llamar Matinta Pereira da Silva. De ahí Martim Cererê. Es el Brasil niño a quien dedicó este libro de historias e imágenes."

Vemos que Gastón Figueiras, que ha vivido en la región de las leyendas americanas, lo da en Matinta Perêra, hechura a base de la modificación del blanco, Matinta, y de la primitiva forma indígena, Pererê, también evolucionada en Perêra.

1)

Curumí: Indiecito

2)

Moleque: Negrito

3)

Senzalas: chozas en las aldeas de negros

No hay comentarios.: