kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

sábado, agosto 21, 2010

Los Filósofos de la caída: Satanteando Aterrisaer


Los filósofos de la caída, esos inactuales
(salterio de inválidos)
By
Satanteando AterriSaer
El concepto fundamental de la filosofía es-debería ser el de caída.
Toda la preocupación posmoderna x la seguridad depende de ella, por ejemplo.
Cioran considera una prístina y traumática caída: la caída en el tiempo, la asimilación de la muerte en la conciencia de las horas y el temblor cotidiano…Conciencia histórica y ontológika de ke Soy pariente de la muerte, como decía el capo de la poesía húngara moderna Endre Ady.
Heidegger imagina un diagrama del dasein donde éste ha construido a regañadientes un orden más o menos estable –su mundo de signos y sentidos-, en medio de un universo más maremágnum y maelstrom ke mansa galaxia constelada de protectores dioses estelares- en oscilación vertiginosa constante ke un día, mañana kizá, lo devorará!
Todo lo bello y atesorable de nuestra existencia no es más ke un punto inestable haciendo malabares con su miedo en el ojo de una tormenta cósmika nada cómika…Somos, si kieren, el mascarón de proa del ser…ke sabe ke declina y muere, que cae y sucumbe siempre al final.
No es comedia ni divina, es una absurda sitú…Un día un asteroide choca con esta bola de sentido y seudo estabilidad y se va toda la conciencia del pluriverso a la nada again!
La chute de Camus parece ke fue muy importante antaño y llegó a influir en la weltanschaung punk cuando en 1977 Mark E. Smith bautiza a su banda manchesteriana con el nombre de The Fall en un homenaje no tan lejano.
Otro pensador de la caída es el genial cineasta francés de origen ruso Jacques Tati ke alguna vez me sonsakó estas palabras de emoción y simpatía:
«El mundo es un tugurio de dos metros cuadrados, eso esplika ke todas las cosas se choquen y tiendan a la caída, al desequilibrio, vivimos apenas el sueño de las vacaciones del desorden, el ralentí de la verdad del desmoronamiento metafísiko, del descaspamiento de la cabeza de dios, la parálisis o el pudor de los átomos en su circunvolución irreversible, y el GUIONISTA y diseñador vintage es ES EL PERVERSO BAUDELAIRE, demonio QUE SE RÍE DE LAS COSAS Y PERSONAS, EN ESPECIAL CUANDO PIERDEN SU PERPENDICULARIDAD SOLEMNE Y ENCOPETADA…baila a la suavidad de su jazz naif el saltiteo de hilos konke le tironea cual títere el trickster Jacques..con su jazz...JAJAJAJA
BAILAMOS EL JAZZ DEL DESEKILIBRIO ETERNO DE MONSIEUR Hulot y su libro sin diálogos…
"Quel temps fait-il a París?", es el leitmotiv, jazz soft o lounge travieso by Alain Romans, ke tiempo hará en el falso país del orden y de la estabilidad racional? Aká, bajo los imanes de la entropía y el caos chokando sus bolas en una obra de arte perpetua de colisiones bellas, el noise de la música de la vida terrestre, playera, ke dice no a toda estatuaria y museo, a todo no pisar, reímos como Nathalie Pascaud de las pisadas paródicas de bailarinas de Hulot, meras piadas del dinamismo esencialmente tórpido ke nos agita y empuja a vivir, y susurramos estoikos insufribles: "¿ ke irá a volar o romper ahora….?"».
Baudelaire, que sustenta su noción de la risa sobre ella, usando como ejemplo al contemplador ke desde su seguridad teórika se burla del otro ke ha perdido su inestable estabilidad bípeda, acaso resbalando sobre una cáscara de banana o algo peor, sobre una obra de arte callejera canina! jajajaja
Los miedos transpiran en nuestra lengua como si fuéramos cánidos imposibilitados de sudar por los poros de todo el cuerpo de tanto pelo ke hemos criado e incubado para protegernos del choke contra la tierra dura e inmisericorde en una eventual y futura caída: caer en el olvido, caer en el pecado, caer en el error, caer en la locura, caer en el ridículo, caer en la delincuencia, etc., todas son expresiones ke nos colocan geográfikamente en un punto más o menos infinitesimal de belleza y orden humanos adheridos o colgados de otra entidad más caótica y anárquica, mucho mayor en extensión y envergadura, todos esos sustantivos que reunidos pegoteados formarían la cara-puzzle de lo ke suscita en mí el miedo a caer…
Incluso en situaciones más prosaicas como los negocios si uno mira bien ve ke esa sensación de estar en vilo aumenta exponencialmente: la bancarrota, es una palabra hermosa y terrible, implica ke ese objeto trivial y casi mezquino, la silla o banca ha quebrado sus patas sostenedoras de mi dignidad sedente y pontificia. Estar por el piso es ya ser pobre antes de caer en el vicio de la mendicidad o la bebida…
Cuando tenía dos años y era cuidado por unos parientes que habitaban el borde de un precipicio que daba al río tuve mi caída primigenia: aún se puede vislumbrar su efecto en la cicatriz ke me dejó en el lugar exacto ke los indios consideran está el tercer ojo, entre las cejas dos rayitas paralelas marcan esa aventura. Señal de los filósofos de la caída, esa escuela filosófika sin maestros ni ágoras ni jardines : a lo largo de los siglos sigue under y antiacadémika.
Dicen los ke saben ke las obras auténtikas se concretizan y coagulan alrededor de un punto llamado secreto de donde emanaría la saliva ke va modelando la película calcárea ke formará su ser. El secreto de mi saliva puedo contarlo sin temor a atorarme: ver a mi hijo volcarse de su pram y caer hacía atrás buskando hacer contacto con el piso de falso parqué de un departamento céntrico…
Todos los días la misma cantinela en la TV: la inseguridad actual de las calles asuncenas, que el robo, el secuestro, y el paladín de esa cruzada, el ministro del Interior aprovecha y basa su publicidad estatal x los 2 años de magníffico gobierno luguista para solventar ese mal, etc.
Pero ké pasaría si ya de niños en las escuelas estatales y privadas los libros oficiales empezaran enseñando ke lo primero es la caída, que siempre estamos a punto de caer, tocar tierra, rasparnos el cuerpo, sangrar la cabeza, perder un miembro, sufrir una mutilación o daño irreversible, ¿si les inculcaran de entrada la filosofía de la caída o de la inseguridad esencial de nuestra existencia?
Acaso viviríamos con casco y ropa de amianto eternamente salvo durante el sueño plácido, pero el tiempo de la cópula o aun el solitario de la ducha diaria aun serían inseguros, cuánta gente no tuvo un tropezón con el jabón y se rompió la crisma bajo la ducha hichtcockiana, o no recibió un pata(tus)tús en el culmen del orgasmo…
O de lo contrario salgamos sonrientes todos los días de la vida inquieta como un seboí preparados para confrontarla…
El miedo a pasear por la cornisa de los edificios, el miedo a volar, tomar ascensores, etc. no son más ke estados concomitantes o empáticos del miedo “originario” de caer. El clown despliega toda su flexibilidad física y ontológika cuando realiza su numerito de slapstick, durante la caída ke produce el bastonazo el público tiene una sensación de liberación, de gozo pero también de terror…Este filósofo mercenario de la caída kiere enseñar a la massa aterrorizada ke caer es gracioso, mostrar el lado sabio del caer, de ver el mundo desde la posición del ke ha mordido el polvo. NO es un sofista de la caída apenas un arribista de nuestra nada acechante.
La bestialización, estupidización, la proliferación de un vacío de sentido que frecuentan los libros de Lovecraft lo colocan a ser uno de los mayores filósofos de esta corriente no reconocida aún por las escolástikas actuales, posmodernas o no.
Por contrapartida u oposición de contrarios, caen para el lado enemigo y oficialesko todos los utopistas y reformistas de la historia, como impostores de la verdad, policías de la cheka de la falsa seguridad, ocultan -o intentan hacerlo al menos a los ojos de los incautos e ingenuos- la verdad cruda de los hechos imaginando paraísos imposibles y edulcorados donde nadie supuestamente resbalaría y perdería su apostura hierática y firme. No hay sikiera desplazamiento horizontal de la cuna a la tumba ni de Paraquaria a Paraguay en la diacronía ni en la biografía sino caída libre como Altazor en el poema huidobriano desde ab initium. Los átomos van cayendo y el imperdible punk ke es el ciclamen los engancha unos con otros de acuerdo a una simpatía desconocida o aun no explikada, y eso es todo. La música de las esferas pitagórika de repente es en clave musikal un kurundu-amortiguador usado por su secta. Lo mismo para el siglo de los átomos liberados por la fisión nuclear: el theremin funciona como acelerador de las imágenes de terror en las películas B medio cómicas de los 40-50, el Dr.Hoffman con ese nombre aparecía en programas de TV de los 50 programados para toda la familia asustando con la exhibición de su machine of god terribile…Máquina rusa en realidad que no tuvo la gloria del piano o aun la del saxofón increíblemente siendo más misteriosa y espectacular, ¿a ké conspiraciones ocultas de la historia se habrá debido? Un theremin de bolsillo dicen que lleva todo filósofo oculto de la secta mistérica de la filosofía de la caída. Será acaso porque durante el tiempo de su ejecución por una virtuosa como la muñeca del tiempo de la caída como Lydia Kavina –muñeka del tiempo, times doll manipulada como marioneta de manos feéricas por el espectro completo de las ondulaciones electromagnéticas- presenciamos la comparecencia in situ, en tiempo actual, de los oscilaciones hertzianas cayendo sobre el escenario, la chispa celestial de las ondas espaciales ectoplasmizándose velada y temblorosamente, radiando su sonrisa zumbante y agónica, perifoneando la angustia del vacío bajo sus pies, relatando el imperio del ab-grund sobre todo lo visto y conocido até agora en su peregrinación sonora …

No hay comentarios.: