kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

domingo, agosto 15, 2010

Fe en la Fe mal

Mal Roz

Femal

Anturios y su espádice ke pensabamos de niños era su flor…y le llamabamos anturia por eso…

También teníamos una planta de ruda frente a la casa, y atrás una de guayaba…y pomelos muchos pomelos…Y en el patio vecino, plantas de aguacate y mandarina japonés y brasilero, donde de niño -temiendo al yacyyateré- me tajeé la mano que se me kedó abierta como un libro una vez y la pantorrilla marcada en otra ocasión -aún se ve el enorme costurón allí en la pierna derecha hoy- al cruzar travieso su alambrado de púas ke hacía de divisoria.

Secured she kuré filosofamos, bilingúes burlones, mucho después del estado provisorio y pasajero ke es la infancia en un mundo de adultos ke buskan el éxito a toda costa y aun en tierra firme.

Los algoritmos del freno de mi vida breaking y la agorafobia galopante (agorafobia, de fobia a la calle, al hoy, al aki y ahora, desplazada del griego “ágora” al portugués “agora”) me lanzaban a esos recuerdos muy poco cuerdos a mi edad post-juvenil ya sin miel.

Valdría un vals salir de puntillas o brincando de ellos, de su encierro denso de hiedra tropical, pero la calle está copada por los neutrinos de los gps. Sólo somos hoy señales en la triangulación de varios relojes atómicos marcando el tic tac de nuestro corazón de hoja de anthurium desde sus siniestros satélites…Alguna vez tuve el sueño intenso, al borde del sudor pesadillesko, en ke despertaba tras la explosión sorda y lejana en el traspatio de mi jardín de uno de esos dientes de león (planta con flor de la familia de las asteráceas, de áster, asteroides, astral, Zoroastro…) espaciales…Bicho sin esqueleto caído luciferinamente tras una batalla subversiva desde un tiempo futuro, post-diluviano, anacronismo total del terror.

Fe mal E, Mal E, Mal vavisco, ca Mal ote, fantas Mal, mal Adeto, a Mal gama, carca Mal, ta Mal, mal Aria, Guate Mal A, Mal Tés, ani Mal, mal Ena, Mal Ina, Mal raux, mal Thus, Mao (pronunciación defectuosa de “mal” en portugués ke debe ser en realidad “mau”), el mal antes de ser parte de la ética, es ya lenguaje o lengua, vive entre nuestras letras, reptando entre saliva y sonido…

El niño bajo el árbol búdico sueña el ciclamen de las estrellas contras las neuronas (no los números astronómicos ke pueden pagar los euros por sus sueños), el árbol ke crece a la medida de la mirada del niño ke sonríe bajo su sombra protectora, como su cable a (madre) tierra, bajo el fresco viento del paraíso, o bajo el aura de la pantalla tejida de la palma pindó, piro’y es su nombre bajo ella, piro’y celestial, esa sombra inmaterial que segrega sobre su niño que le dio sueño y agua.

Se le apareció la Virgen Sobreviviente indicándole el lugar de Sub-Chako donde podrá encontrar su Nyctemeron y dejó dios patria y familia y fue tras ella. Toda su juventud la buscó, en los burdeles, en el colegio y luego en la facultad, en el extranjero, en el cine y aun en la literatura histórica, detrás de los maquillajes de las esposas de sus amigos, en el brillo de las piernas morenas de sus amigas con novios, en las narraciones políglotas de la esquizas, histéricas, bipolares, psicóticas, etc., que poblaban la city, libres o encerradas, medicadas o desmedicadas, profesionales o candorosas historias que súbitamente mencionaban a su objeto del deseo: la idea de Virgen con hijo y sobreviviente remitiría a una especie de metodología levi-straussiana o amazónica de separar bienes y mujeres, las Virgenes solo copulaban con sus hermanos, por eso la etiqueta de virginidad aun se las colgaban del cuello, el pueblo, la masa damnata no las mancillaba jamás, un recurso bastante socorrido en circunstancias de amenaza del clan o gens, teniendo como único motivador la supervivencia de lo colectivo. Ningún interés de satisfacción personal o meramente sexual: imposible pensar en esos términos tan superficiales egoístas utilitarios ingleses neoliberales donde primaba siempre lo grupal, tribal. El punto más histérico de su búsqueda lo constituyó la fundación de la hermandad Pueblo de la Virgen: erigida dentro de un ángulo de las 14 hectáreas de pastizal erizado de palmas y pindos. Llegó a reunir un conjunto de 50 familias en 2 años, viviendo del tejido de las palmas de la ke se hacían sombreros, pantallas, palmas para la bendición paskual, etc. Una noite ke rezaban alrededor de la Virgen de Palmas irrumpió la policía estatal, apresó a todos los hermanos de la fe y violaron a sus mujeres haciendo bromas sobre su virginidad mentirosa…

La Virgen sobrevivió a todos estos vaivenes en su corazón y buen día volvió con todo golpeando su deseo adormilado de conocerla en la extraña epifanía de una Secta digital…la Secta de Pindó Kuñakaraí entró definitivamente en su vida sedienta de esa mujer sin asideros, de fluidez perpetua, de fuga sin fin.

Mi Virgen me rehuye siempre, mi Virgen zafa y salta por sobre mis anhelos de verla y ser penetrado por sus iluminaciones cerúleas, mi Virgen sobrevive a mis acometidas de confirmarla al lado de pecho, o acurrucada al costado de mi costilla tantas veces machucada, mi Virgen es muda e omnisciente, viaja o habita en ovni –objeto de valor no imaginable-, mi Virgen me susurra ke nunca quiso aprovecharse de mis ingenuidades, de mi fe de pueblerino enloquecido, pero si supiera tocar piano le dedicaría Qué pasa todas las noites sin luna en mi corazón afectado de fe inapagable, mi Virgen cuida la gen de su gente ymaiteguaré, procedente de los tiempos virginales, mi Virgen sabe ke siempre corto pra ella un buqué de anturios aunque no venga hoy…Mi Virgen vendrá mañana, seguro.

No hay comentarios.: