kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

domingo, julio 11, 2010

3 fragmentos de PINDÓ KUÑAKARAÍ

Ci Oran No Valis!

Las cintas del canal filosófico durante el régimen anterior, post-stronista, tierra sin malista, pro-Pindo Kuñakaraí, antes del diluvio -ese mitológiko ypuru (agua ke devora), eran estudiadas al detalle por el gobierno neo-stronista en buska de los cerebros (del perfil de sus cerebros rebeldes y klandés) ke podrían estar desde la clandestinidad dirigiendo mensajes de rebelión y profecías de nuevos mundos:

El doctor summa cum lauden Tutela era el guardiám del discurso cosmopolita, en boga hace 30 años en París, provinciano desparasitado en la city da luz atómica y desurbanizado y desbarnizado en la provincia gigante kué de las Indias guaranitikas como bastión inclaudicable a los canales de cable edukativos del gobierno autoctonista.

En cambio, el mero licenciado Ñamandu, maestro oral, medio zen, medio cínico, siempre estaba apostado en las posiciones más inverosímiles, allí donde se le esperaría a cualkiera nunca asumía ese casillero obvio sino ke se masokizaba defendiendo causas aparentemente bizantinas, incorrectas, antediluvianas (pero no el diluvio producido por las luchas encarnizadas entre los gemelos), cavernícola (no platónico), ke no satisfacían el gusto de los intelectuales del momento. En una cinta aparecía en su ya clásica divagación sobre las sexualidades pre-apokalipsis maya:

“Plural heterosexual pues tiene sexo vaginal y anal Mientras Homo solo anal Es Monotonotemátiko”.

También el reberendo Paí Luci Belo, luciferino con sus gesticulacion ke constantemente revelaba y abanikaba signumcrucis y digitaciones masónicas, dedos donde convivían y conmorían bendiciones y maldiciones al mismo tiempo, solo cambiaba su expresión fascio-digital dependiendo del interlocutor de turno.

El grupo de los caraítas guaraníes seguía con el licenciado Militon To Jr.:

“Solo el filósofo debe opinar sobre filosofia, el resto debe callar”.

Como si considerara humanos –esas criaturas penetradas del misterio de la vida y la existencia en tan infinitesimal recoveco de la eternidad y por ende heideggerianamente interpelados ab initium para responderlas o al menos morir en el intento, ya sea extra catedra (en la calle o en los libros) o ex catedra- solo a los filosofos, o a los expertos en filosofía, pero en su caso este dogma agremiante más ke aristocratizante, a’y y agrio, funcionaba como un mecanismo de defensa provinciano, acaso por kerer desmarkarse de la “cáfila de escribidores y grafómanos no filosóficos o buskadores de la verdad…” que andabna metiendo su ramplona doxa en todas los foros y simposium habidos y por haber. Ejercía con eso una defensa de un gremio antaño débil y no reconocido en su importancia socio-económica, y aun como autoridad educativa ejemplar. Era medio discípulo o en todo caso perteneció al kreis del doctor Tutela, vivía “filosofando” en todas las cátedras ke puediera levantar y así llegar a fin de mes y zafar de las premuras de la cotidianidad no filosófika.…No era fiel al perfil del filósofo clásico: Platón, Kant , Schopenhauer, Nietzsche, habían sido solteros acérrimos…El, sin embargo, poco filosófikamnete se había casado joven y era ya padre de dos hijos antes de los cuarenta…Con el viraje gubernamental, la espuma de los días lo catapultó abruptamente sobre un plató más potable y personalmente motivador: cada viernes dirigía –o co-dirigía cual eminencia gris a veces otras como lider de trabajos de discusión y lecturas- un simposium multidisciplinar bastante multitudinario con buen ambiente laboral pero carente de toda ética relacionada con el gremio del pensador. En realidad más bien adquiría visos de esas clases para la confimación de la época de su juventud, sí eran verdaderas clases de confirmación posmodernas. Uno asistía a ellas para decir siempre sí sí a todo y sin llegar nunca ni por asomo a cuestionar el todo –ideal del hombre de reflexión, dejar todo en suspenso epojísitico la realidad hasta nuevo aviso del buceador filosofico-, verdadera quintaesencia de trabajo del auténtico pensar. En realidad fue comprado a bajo costo para dar la fachada de grupo sólido bien integrado y de pluralidad (era apenas un número en una reunion eliotina) ke necesitan los verdaderos cerebros de tal tinglado. Un ejemplo era suficiente: el libro de cabecera, el material de trabajo básico, la biblia ke servía de motivador reflexivo de la confirmación posmo, la formaban los libros del anterior dirtector del simposio y hoy ocupante de un alto cargo ministerial ke buskaba gente saludable y blanda ke lo suplantara, pero privilegiando la fidelidad a su persona e imagen pública, la legitimación burda y a toda costa de su “corpus escritural”, la tímida pero desesperada buskeda de discipulos ke lo señalarían como iniciador de una estirpe de pensadores connnacionales de fuste y enjundia continental y el comienzo auroral del la wissenchaft parawayensis…Era una especie de cátedra cepilladora del jefe pontificial, el hilo filosofiko ke habría y debería empezar por él asegún una historiografía aun no escrita –no faltaba kien la pagara precisamente- pero ya pensada y maquinada maquiavelika y mentalmente por más de uno del círculo mágiko del poder, ese gay saber añorado x tantos desde hace tanto tiempo…

Mitre-López-Dante

Y pensar ke el florentino plagió la idea a un árabe y se hizo adalid inmediatamente del cristianismo como después en la versión de Mitre éste llegaría a convertir el poema en infierno de tiranos. Dante metió boca abajo de cuatro con los brazos atados o no en total bola en poses humillantes patéticas y viles a todos sus enemigos politicos con su prodigio de invenzione infernal y la traición de la versión de Mitre trocaría esos enemigos del florentino x enemigos del prócer sudamerikano. Entre estos, el más rarófilo, es el considerado en la époka kurepa el Bin Laden sudaka, el tirano de los tiranos, el malo x antonomasia, esa masa de rumores ke carcomen y al mismo tiempo consolidan la fama infame de los hombres: era el Mariskal.

El Mariskal tuvo el privilegio de ser incluido en una de las glorias creativas de la humanidad, es cierto, le tocó uno de sus departamentos menos habitables y confortables, el infierno, pero es de entre los territorios disponibles en el mundo dantesco el más conmovedor a decir de genios incontestables como Schopenhauer…

Mitre lo tuvo entre ceja y ceja hasta la versión final de su traducción, no lo soportaba ni un minuto circulando fantasMalmente x el mundo civilizado con su petisidad cumbiambera, su karapetismo satiriásiko, su lujuria retakona, debía solventarse el ajuste moral de la historia reciente con la pluma señera de uno de sus observadores y testigos más nobles y objetivos. Todo poema es una politika de la mentira inocente hasta ke un traductor lo llegue a mondar de su pelicula candorosa.

El mariskal y su algarabía guaraní, su arbitrariedad de mburuvichá intocable, su solipsismo impenetrable, su codicia impresentable, su silvestrismo hirsuto, todo estaba pintado en la divina traición del señor Mitre.

Mitropoulos se atuvo a su bolsillo aunke el libro salió tan gordo como el de Petete.

¡Oh! ¡qué gran maravilla en sus despojos,

Cuanle le vi tres caras en la testa!

Una delante, de colores rojos,

Y otras dos, ayuntadas con aquesta,

Que desde el medio de cada ancha espalda

Ser eunían en lo alto de la cresta.

La diestra era entre blanca y enttre gualda,

Y la izquierda, cual son tales y cuales

Los que del Nilo nacen a su falda.

Llevan las tres dos alas colosales,

Cual do tamaño pájaro en el vuelo.

¡Jamás el viento infló velas iguales!

Eran sin plumas, mas tenían pelo:

¡Murciélago infernal!, ¡ con que aventaba

Tres vientos varios de perenne hielo,

Con que el Cocito todo congelaba!

Por seis ojos y seis mejillas llora,

Y mezcla el llanto a sanguinosa baba.

En cada boca un pecador devora,

Con sus colmillos, de espadilla aguisa:

De un alma es cada boca torcedora.

La del frente algo menos martiriza,

Pero su garra, cual de acero dura,

La piel hace pedazos triza a triza.

Aquel que sufre la mayor tortura

Dijo el maestro “es Judas iscariote,

Cabeza adentro y piernas en soltura.

De esos cabeza abajo, en otro lote,

El que pende del negro befo es Bruto,

Que sufre sin que el albio queja brote.

El otro es Casio, fuerte como enjuto,

Mas ya la noche viene y es la hora

De la aprtida, en la mansión de luto.

Me abracé a mi sombra protectora,

Y al tentar Lucifer un nuevo vuelo,

Piso el lomo con planta provisora:

Y en seguida, pisando pelo y pelo,

De vello en vello descendiendo fuimjos,

Entre la helada costra y denso pelo.

Cuando el anca del monstruoso descendimos,

En donde el muslo a compartirse empieza,

En angustia, mi guía y yo nos vimos;

Él puso el pie do estaba su cabeza,

Y del pelo se asió, cual si volviera

Una vez más al antro más aprisa.

“¡Guarda!”, me dijo, “¡que no hay más escalera!”,

Como hombre que perdiese ya el aliento,

“¡Partir conviene de mansión tan fiera!”

Por peñasco horadado en su cimiento,

Salió, y al deponerme al otro lado,

Me dio la explicación del movimiento.

Oje oheá pe tipo (homen Ajeado), enYaguarse el perro!

Esa city kaigue obtusa bárbara machista Atenas ante la profecías milenaristas…

Si en el plano demagógiko, superficial, muchedumbresko y popular-mediátiko Francia fue el modelo de héroe stronista y el Mariskal el modelo opuesto y nativista, el actual sistema -por regla básika de tres- neo-estronista originado por mentes aliens de colo’os -no precisamente colosos de la ideología- exiliados en Kurepilandia, reivindikaban a figuras recogidas por porteños en una calma chicha previo a todo coup d’etat, y fraguaron un rabioso y torpe anti-Mariskalismo vía las obras de Mitre, su rival durante la Guerra de la Triple Alianza.

Neu Ra Zténiko

Cuarentena de la esposa parturienta es llenada con visitas hipócritas al burdel con la excusa infantil de hombre en realidad ke ya no puede jsutificar tan urgencia sexual porke las hormonas adolescentes hace muchso años se le han disipado. El señor Neu Ra Zténiko ya tenía más de 30 hace rato! Era nomás putañero innato! Pero también era un espía multiburdeles (aunke su ilusión era ser cosmopolita, o espía internacional), colocar su oído todo terreno allí donde el EPPT o el OPSS podrían susurrar líneas de acción, dejar mensajes en los traseros de las putas más to’olas, llenar de enormes ceros sus culos endemoniados (esta suposición se debía a ke se sabía ke el o los descendientes innominados -y perdidos según el sistema de banco de datos de la policia politica- de Pindó Kuñakaraí (la gran xamana casi poliándrica sobreviviente con un embarazo monumental en la punta de un pindó con su medio hermano), deberían ser tan sexuales como la madre, practicar la poligamia reservada a los xamanes ancestrales, descifrar la diacronía del discurso oral de las pupilas, si el presente era siempre negativo y el pasado y el futuro unicamente positivos en sus usos de tiempos verbales ver allí influjo de rebelión e ideología de tierra sin malista, etc.

Neu Ra había nacido, vivido y vegetado y recibido palmadas en la nalga cada domingo paskual stronista y había merkado con ella desde edad tan teen como peajera y crackera…

Pero también había crecido bajo el techo ideológiko anterior, milenarista, indigenista (ke privilegiaba digamos la gens de origen indio, en especial la étnia predominante politicamente: la guaraní), pre-neo-estronista, con la vista bien alta y respetuosa en ese entonces al cantar el neo-himno patrio mirando la bandera tricolor y su emblemática retokada milimétricamente: en vez del león con gorro frigio fue instalado en su puesto tronal o silla curul el sapo o kururu en trance de extender su luenga lengua panakeitica contra la invasión de las plagas akurepadas (según la traditio guarani, Nimuendaju, Cadogan y su informante mbya Pablo Vera, Metreaux, el sapo prometeico había salvado bajo su lengua refractaria unos reskoldos del asado sado-antropofagiko primordial a ke fueron sometidos los gemelos y por ende era el héroe cultural par excellence de la patria) y el again helénico rama de olivo trocado por el más ajustado a los tiempos actuales: una rama sagrada de canabis sativa (que había bendecido el karaí Budha allá en la India vedántika mucho antes de los tiempos sublunares de Kiritó).

Gracias al neo sistema de alfabetización guarani con el cual había estirado su cuerpo post-estronista a las alturas de la pubertad nativista, sabía distinguir sin mayores líos la diferencia fonética y semántica entre palabras tan cercanas y paranomásikas: úra, uré, urú y harú! O entre ñembo-aí, ñembuasaví, ñembo-acambyjái y ñemby!

Cuando los neoestronistas desbankaron a los rosicranistas (uno de lo movimientos internos ke apoyaron al régimen nativistas ke sucumbió a la avanzada y coup d’etat kurepa-kolo’ó y de donde emergió su intelecto corps) robó todo lo que fuera de valor en un radio de acción de 1 metros cuadrados…aprovechando el caos y la desesperación general. Igual tuvo ke amoldarse a viejos ritos estronistas palingenesiados por su estadia en Kurepilandia con aderezos porteños: las orgías y bakAnales entre la vieja guardia exiliada y los efebos postulantes a cargos directivos de relevo de esa generación pederástika (De hecho muito después ya en las escalas altas y principales de la jerarquía neo-estronista-kurepa haría bromas sobre sus gustos cinematográfikos, diciendo maquiavélikamente: “Sólo veo por Nos”, y se refería con esa expresión tan anfibiológika a las peliculas pornos “interpretadas por nosotros”, los de la claque perrístika en sus acrobacias sexuales semANAles que eran totalmente filmadas y consideradas a posteriori on the rocks post-coital para dirimir destinos tan severos y graves para la vida futura del país…De allí no solo saldrán los futuros próceres sexuales teen más solicitados del pais sino el lider carismátiko que pugnaría por sinecuras y los negocios de la más negra procedencia.

Aunque había llegado a subir como la espuma por medios non sanctos aún su ambición era grande y sulfúrika: envidiaba hasta la muerte a ciertos privilegiados que sin mucho talento corporal habían llegado más lejos: por ejemplo Mo Uré, ese tentáCulo satelital u oído-avanzada de la diplomacia neo-estronista en Ouropa, que tenía la supuesta misión de trabar relaciones de importancia estratégika para su pueblo pero realmente funcionaba como doble agente vendiendo lo ke puediera del país a sus anfitriones ourocomunitarios…Sabía que su gran predicamento procedía de haber inaugurado oficialmente el turismo sexual de teens en AsunZión para tecnócratas-putos (un pleonasmo sin sentido). Venían cada mes y el pueblo los recibía como enviados del Papa lunar, se les exentaba de todo tributo oneroso acorde a su dignidad pontificial de plenipotenciarios ouropeistas oroperlados de perlas truxas sin cuento. Los mancebos de la tierra ke venían a husmear (sopesar y gozar) -como sabuesos del fútbol o profanadores de tumbas asalariados por cirujanos de alta peligrosidad- estaban amontonados en un verdadero campo de trabajo de mita’ís recogidos de la calle, atiborrados de crack y viagra transgénica (eran ciertamente hombres-cebo, man para la cama, pero hombres niños, entre 11 y 15 años). Los viejitos joycianamente limpios pero vampireskos en su blancura fofa y lujuriante a veces no aguantaban la potencia del coctel viagra-crack ke potenciaba a los mancebos y morían borrougsianamente o como hammster culis durante la experiencia de penetración nativa…El capanga-rufián atrabiliario era una especie de Nosferatu Guarani ke solo se desplazaba en nocturnales horas en ke chillaba el mbopí y el ñakurutu huido de los montes por la fiebre galopante de los sojales…Armaba el escenario de ejecución sexual del niño bajo el árbol sagrado de los neo-estronistas: el naranjo mitico de tortura y agonia de los enemigos del Karai Guasu. Durante muito tiempo fue un rubro ke llenó las arcas del estado pagando millonadas de dólares y ouros en concepto de trabajo sexual lícito. Oruropa seguía la vieja costumbre de morder colas, el ourobos solo se había reformulado escogiendo agora colas de niños ke habían crecido inhalando cola de zapatero y obtenido su bachiller callejero crackeando. Él fue muito tiempo monogallito de ceremonia tan rentable. Y aprendió su organismo a asimilar tan nazi experimento cocteliano para hacerse camino y nomenclatura fálika en las aquellarres de las altas esferas colo’o-kurepas.

El canal ideológico estatal estuvo un tiempo bajo sus órdenes, durante su periódo más crítico, robespieriano y revolucionario. Ablandaba a los artistas con talento pra ke se acomodaran a los nuevos tiempos, sabía promocionar a los oportunistas en puestos claves y de sucia labor. Aunque sus gustos nunca fueron cosmopolitas tuvo ke hacer de tripas corazón y morderse la boca cual oca atrapado en un juego desconocido cuando se oficializó el bombardeo indiscriminado de música porteña: tango, chamamé, y demás bosta conservadora. Barrió con todo con el jahe’ó electrónico, el caipira-rabel aportunholado, sin mencionar la rika y enciclopédika traidición cumbiera: Los Destellos y los Mirlos peruanos, Lisandro Meza y Calixto Ochoa colombianos, Linda Vera y Bronco mexikanos…

En su puesto de espía de burdeles (había otros cargos del mismo nivel: espía de parrilladas, espía de hospitales, espía de estadios de fútbol, espía de plazas públicas, espía de aeropuertos, espía de cateuras,, chacaritas, etc.) abusaba de las yiyis, no soportaba ke la yiyi más cuerona o las más apetecible sino hermosa no lo deseará (ya sea por el potencial tamaño de su pene o el aura de su personalidad, pensaba ke debería pensar, sentir y llegar a tales conjeturas aduladoras de su ego sempiternamente humillado la tal pobre y distraída hembra), se vengaba de ella en concreto y de todas las yiyis ke la habían despreciado a lo largo de su reconcomida existencia, como no las podía matar abusaba de ellas pensando ke la crueldad era un lujo (por su impunidad) de poderosos como Tiberio o Nerón (las llevaba al baño para un rápido sondeo y mientras bebía su birra estatal en latas le pedía un head rápido y espumoso, ke su semen chorreará con sadismo gonzo sobre su carita de niña engreida y puta le calentaba enormidades…)

La serie de frustraciones para alcanzar el tan anhelado cargo de espía o agente internacional, su envidia lila de los ke habían sido agraciados con tal honor (ke el veía como un ocio ribeteado de abundantes horas de turismo sexual cosmopolita) en especial ese Mboure pelotudo y buchón nato. Su furia crecía día a día, solo los ramalazos y oasis de sexo robado a las putas, yiyis de web cam, on line, etc. –depois de la consabida exhibition de su tarjeta oficial-, le calmaban aun su furia abisal, y el se sintió en las últimas y vivía con la obesión ke se mataría de tal modo ke urdió el plan de cortarse los dos brazos para vencer tan obsesiva e incontralable pulsión suicida…

Recordando viejos capítulos de Cuentos de la cripta, concibió la jugada perfecta para tal hazaña ke reprimiría de cuajo de su vida esos deseos suicidas:

Convidar a su peor enemigo a un juego de cartas, podría ser Mboure, y ke cada jugada perdida se debería pagar-honrar con la mutilación de una parte del cuerpo…

No hay comentarios.: