kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

jueves, junio 24, 2010

La escena cultural paraguaya, carta de Vicky Torres para Cuadernos Hispanoamericanos

La escena cultural paraguaya,

un panorama después de la tormenta

Vicky Torres

Hablar de la escena cultural paraguaya es hablar, más que de un conjunto coherente de elementos que interactúan entre sí, de una serie de asteroides o balsas de náufrago que, ocasionalmente, salen de su aislamiento recíproco para transmitirse algunas novedades urgentes. Es hablar de un mundo de cenáculos, cofradías y francotiradores. La observación de que Paraguay es «un país de mafias» no nos pertenece. Sin embargo, la rescatamos por parecernos sumamente acertada, aun cuando, tal vez, fuera conveniente ser más piadoso y hablar, simplemente, de «roscas» o «argollas». La larga noche stronista dejó como consecuencia una cultura del amiguismo y el clientelismo, donde el criterio «son buenos muchachos, de los nuestros», tal como en la célebre película de Scorsese, prima sobre cualquier consideración de justicia literaria, artística o intelectual -y es notable cómo esta conducta se reproduce a todos los niveles, aun en los más alejados de la esfera del poder, como los círculos contraculturales o de defensa de las minorías. Del mismo modo, esta dictadura, que fue sumamente desconfiada frente a los intelectuales -aun cuando, como todo régimen despótico, tuvo sus «eminencias» y sus «laureados» dentro de la legión de sus cómplices y lambiscones- dejó como herencia, también, un páramo de mediocridad educativa y académica al grado tal que, muchas veces, los estudiantes universitarios se ven obligados a perder tiempo repasando conocimientos que, teóricamente, debieron haber adquirido en la instrucción primaria.

Este primer párrafo parece sumamente pesimista y, sin embargo, es innegable que no niega la existencia de talento y de actividad en la tierra de Augusto Roa Bastos, Gabriel Casaccia, Agustín Barrios -uno de los más grandes compositores de guitarra clásica de todos los tiempos- y Rafael Barrett (español de nacimiento aunque paraguayo por adopción). Nuestra crítica no pretende que no existan talentos sino que desaprueba ciertas pautas en las que incluso esos talentos incurren con mayor o menor frecuencia (¡y, precisamente, por ser talentos deberían negarlas!).

La existencia, a principios de la última década del pasado siglo, de la revista El augur mediterráneo, demostró que una revista cultural era un emprendimiento relativamente viable en el medio paraguayo. Animada por el poeta argentino Jorge Montesino, fue un emprendimiento solitario pero valioso. Años más tarde la experiencia sería repetida en Los cronopios, por un pequeño grupo de jóvenes que circulaban alrededor de la facultad de filosofía de la Universidad Nacional de Asunción (en adelante, la UNA), de algunas escuelas de arte y, sobre todo, de cierto local nocturno de carácter «alternativo» que quedaba en el barrio Sajonia de la capital. Este mismo grupo dejaría atrás esta revista -que llegó a alcanzar un nivel bastante regular en sus contenidos, tanto gráficos como literarios- para concentrarse en un boletín semanal titulado El yacaré. Realmente, el mismo era poco más que un cronograma de actividades y sólo lo mencionamos por haber sido promovido por el mismo cenáculo, próximo también al Club de Literatura de la Facultad de Filosofía de la UNA -de hecho, muchos pertenecían al mismo-y al Partido Humanista. Este grupo también realizó ediciones. Entre sus miembros más activos mencionamos a Miguel Méndez y Alex Lanas. En la actualidad, este círculo se encuentra bastante inactivo pero es de esperarse que, más temprano que tarde, vuelva a dar señales de vida.

Como habrán notado, el anterior grupo tiene un carácter «informal y juvenil» y lo cultiva deliberadamente. En un ámbito más «académico y respetable» nos encontramos con el círculo congregado alrededor del Museo del barro. Éste es mucho más que un mero local-privado, por cierto, aunque con apoyo estatal.:.... con una muy buena colección de cerámica nativa y precolombina. Se trata de un auténtico centro cultural donde se realizan exposiciones, cursos, etc. Está animado por un grupo de figuras vinculadas, principal aunque no exclusivamente, a las artes plásticas: Carlos Colombino, arquitecto, artista plástico y escritor; Tocio escobar, crítico de arte; Ricardo Migliorisi, artista plástico y Osvaldo Salema, todas figuras con una vasta y reconocida trayectoria dentro y fuera del país. Como un desprendimiento juvenil (¿retoño rebelde?) de este mismo sector del movimiento cultural asunceno se puede mencionar al grupo congregado alrededor de las Ediciones de la ura -ura es cierta especie de mariposón suramericano que parasita desagradablemente al ganado- y de la revista Wild -que no es una revista cultural, propiamente hablando. Estas ediciones, que cuentan con varias plaquetas de joven literatura en su haber y que han organizado, también, talleres literarios, se hallan animadas por Lía Colombino y Fredi Casco.

La ONG Orbis Tertius, presidida hasta hace poco por quien esto escribe, realizó, desde el año 2000 al 2006, una serie de actividades con el objetivo, precisamente, de favorecer la comunicación entre diversos grupos y lograr una escena cultural más amplia, democrática y «ventilada». El tiempo dirá si este objetivo fue logrado o si, por lo menos, se dieron los primeros pasos en este sentido. Entre estas actividades, destacaron por su regularidad el Café filosófico -presidido por Montserrat Álvarez- y las Charlas de café -presididas por Félix Álvarez, variantes ambas de la idea de hacer charlas informales y ligeras, abiertas a todos, sobre temas serios y profundos generalmente reservados a unos pocos. Durante todos esos años se trataron temas de los más diversos, tanto de filosofía o literatura como de ciencias humanas o actualidad, contándose con la participación de invitados de primer nivel, tanto paraguayos como extranjeros. Otras actividades fueron Ars Nova -exposiciones y conciertos de artistas jóvenes; Pre-textos -interacciones entre artistas plásticos y escritores; la Feria de escritores -que contó, también con la presencia de numerosos escritores extranjeros- y Vino, chipa y poesía, ciclo de recitales poéticos con el apoyo de las embajadas acreditadas en Asunción. conciertos de artistas ,jóvenes; Pre-textos -interacciones entre artistas plásticos y escritores; la Feria de escritores -que contó, también, con la presencia de numerosos escritores extranjeros- y Vino, chipa y poesía, ciclo de recitales poéticos con el apoyo de las embajadas acreditadas en Asunción.

Fiel compañera de Orbis Tertius en estas dos últimas actividades fue la Editorial Arandurä. La misma, presidida por Cayetano Quatrochi, ha publicado libros de muchos escritores paraguayo s o residentes en Paraguay como Luís Hernáez, Renée Ferrer, Jacobo Rauskin, Susy Delgado, Montserrat Álvarez, Félix Álvarez y las inevitables e injustas omisiones a las que nos conduce cualquier enumeración.

En el ámbito editorial, tampoco está de más destacar la actividad que viene realizando el diario Abc Color recientemente, al reeditar las obras del injustamente desconocido fuera del Paraguay Gabriel Casaccia (La babosa, Los exiliados, Los herederos). La Editorial Jakembó, presidida por Cristino Bogado, ha publicado, también, poemarios, narrativa y ensayos, sólo por mencionar algunos autores, del propio Bogado, de Javier Viveros y Francisco Franco (sí, se llama así este joven ensayista), así como textos colectivos como Pensar en Latinoamérica, colección de las ponencias del Primer Congreso Latinoamericano de Filosofía Política y Crítica de la Cultura, realizado en Asunción en el 2006.

La distancia y el tiempo ejercen un inevitable influjo y es más que probable que, a la hora de escribir estas líneas, esté olvidando algo. Debo mencionar, también, los concursos literarios como el auspiciado por el Club Centenario y el Premio Juan S. Netto -patrocinado por la familia Netto, Editorial Arandurä y Escritoras Paraguayas Asociadas. Tampoco hay que olvidar la importancia de los centros culturales. Hemos mencionado ya al Museo del barro pero sería injusto omitir al Centro Cultural Manzana de la Ribera, dependiente de la municipalidad, el Centro Cultural El cabildo, estatal, el Centro Cultural Paraguayo Americano, dependiente de la Embajada de los Estados Unidos de América, la Alianza France o el Centro Cultural Juan de Salazar, de la Agencia Española de Cooperación Internacional. Todos ellos no son simples locales sino puntos de encuentro alrededor de los que se tejen amistades, contactos y alianzas, así como, también, enemistades y rivalidades.

En el ámbito de la investigación en ciencias sociales, es muy poco lo que hay para apreciar. Es notable que un país tan singular desde el punto de vista etnológico como el Paraguay, un país donde la cultura indígena, empezando por el idioma guaraní, ha sobrevivido con una población mayoritariamente no indígena, no cuente con la carrera de antropología cultural salvo en la modalidad a distancia, llevada a cabo mediante convenio con la Universidad Salesiana del Ecuador por el Centro Paraguayo de Ciencias Sociales presidido por el padre José Zanardini. Algunas investigaciones en ámbitos similares han sido realizadas por Ticio Escobar y apoyadas por el grupo del Museo del barro.

El oneroso y difícil ámbito de la música clásica cuenta, desde hace algunos años, con un gesto mecenístico singular y que no se ha repetido: El de la Universidad del Norte -privada- a través de su Departamento de Extensión Cultural. El mismo ha habilitado una orquesta, una compañía de ballet y una compañía de ópera, completas todas y remuneradas. La ópera representó, entre el año anterior y el que corre, entre otras obras, Aída, de Verdi; El rapto en el serrallo, de Mozart y la zarzuela paraguaya María Pacurí. Actualmente prepara Tanhauser, de Wagner.

En áreas injustamente consideradas menores, como la música moderna o los comics, podemos mencionar el Festival de Jazz organizado anualmente por el Centro Cultural Paraguayo Ame¬ricano; el concurso de rock Pilsen Rack, patrocinado por Cerve¬cería Paraguaya y el festival de comics Chake! (palabra que, en guaraní, significa «cuidado»), organizado por la empresa Goiriz Imagen y compañía en cooperación con diversas instituciones.

Es necesario señalar, por último, que aquí estamos haciendo un repaso de la actividad en Asunción y que, tal como reza un viejo dicho, «Paraguay no termina en Calle Última».

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Analisis mediocre, incompleto y abiertamente parcialista de la realidad cultural paraguaya. Darle a Orbis Tertius la misma cantidad de espacio que a otros proyectos ya es de mal gusto.

kurubeta dijo...

todos los anal Isis son parcialistas...
Cuadernso Hispanoamericansos es mediocre pio entonces?
Anónimo es solo una carta en una revista donde nunka se fala nada de Py, donde solo somos escoria y polvo tercermundista y sudaka, y obviamnete la autora recordara m{as su itinerario personal antes ke la de otros, pero ese es el punto, desde el yo memorar una "escenas"...

Ulschmidt dijo...

A mi no me parece mediocre el análisis. Eso sí, lo de la siesta stronista ya lo leí largo y tendido, en algún momento hay que enterrarlo

Kuñá Takuá dijo...

Sencillamente no es un análisis. Una introducción que asume que hay roscas para finalmente incluir a las mismas en un inventario glorioso de una parte parcialísima del mundillo cultural asunceno,y además etiquetarlo como genérico de lo paraguayo... sumamente soberbio, ghetto-centrista.

Anónimo dijo...

No he dicho que Cuadernos Hispanoamericanos sea mediocre, es mediocre el analisis de la susodicha crítica. Además, incompleto y desfasado en el tiempo ya.
Pero por otra parte, que nunca se hable de Paraguay no es argumento para que se diga cualquier cosa de Paraguay.

kurubeta dijo...

Ano Nimo, escucha y aprende logika elemental:
1-texto emdiocre
2-cuadernos hispanoamericanos pubvlika texto mediocre
3-conclusion CH e suna revista medicore



Si Toso escobar u osvaldo sal del averno escribiera sobre lo cultural en py para la revista MEDIOCRE DE ch CREO Le DEDIKARÌA EL 90 & DE SU DISCURSO A LAS MAÑAS Y LOs AnOS YA idos y desfasados de Artes del Ano y a las aventuras en el barro!!!











adjetivar es fàcil, pensdar es la cuestiòn, usdar la cabeza peluda de homosaspiens...jajajaj

yo creo ke el texto se salva con la sola acuñaciòn maravillosa de ke la ura es un mariposòn paràSito!!!
es de una belleza y exactitud de moledoras....

pd. a todo esto porkè te presto atenciòn si un ano Sin nombre como vos seguro ni sikiera es parcialista? chau, zape!!!

Anónimo dijo...

administrador homo-fóbico (homosexualidad reprimida diria herr Sigmund), tu lógica primaria y sentido de la belleza decepcionan, terriblemente... en sintesis, que "bloc" de mierda, aprendan a ser marginales,como los ficticios "real visceralistas" karajo. Hasta nunca, zopenkos!

e. r. dijo...

Yo todavía no leí el análisis pero los comentarios pegan...

montse álvarez dijo...

anónimo, analizar es definir y revelar las cualidades de los elementos de una realidad descomponiéndola para ello mentalmente en dichos elementos que la integran, y la autora de la carta la titula "panorama", no "análisis". darle el mismo espacio a orbis tertius es lo único que, precisamente, el gusto reclama por parte de quien la presidió: darle más sería ridículo, y darle menos, transparentemente hipócrita. los juicios de valor se limitan y aun se omiten también por cuestión de gusto, quedando el testimonio en mera descripción como cortés tributo a la imparcialidad. no se pretende más que eso. tus criterios no se aplican al tipo de texto al que intestas aplicarlos. toma un café y unos suplementos de vitamina B si es pasajero; si lleva ya mucho tiempo tu estado, trata de buscar sal yodada en el supermercado, y si es de nacimiento, mis afectuosos pésames.
so bestia.

montse álvarez dijo...

la definición de la ura está en una posición, en efecto, delicadamente ambigua dentro de la carta, y la ironía tiene la belleza de todo acierto apenas sugerido. si el kuru en su (¿aleatorio?) despiste suele errar (y, a veces, paradójicamente, acertar) tecleando letras imprevisibles, no cabe sino bostezar asintiendo a tu obvia crítica; pero, en cambio, deberías aprender de él a leer, anónimo.

y, eso sí, excelente tu final, con su "hasta nunca". ¡puf! risas y aplausos de gozo, torpe acémila.

Anónimo dijo...

Cha, tu vieja me llamó antiacadémico y poco serio? nderana... por suerte después terminé una carrera e hice un postgrado...

No entendí sí para la Vicky es una virtut o un defecto hacerle la agende cultural a esta ciudad.... Abrazos Fraternos igual... =P

montse álvarez dijo...

¡eu, hola! ¿así te llamó, pió? decíle que no se haga la pedante. pero, ¿estás seguro de que dijo eso mismo? aunque, y con esto pareceré hija rebelde -o sea, lo que soy-, para mí eso sería un elogio. nada vomita mediocres e imbéciles en tanta cantidad como las universidades. lo sé demasiado bien, con b de bostezo.