kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

lunes, junio 21, 2010

aut Ores sudakäs do kurepilandia ha yoruba y guarani-punk homenaJean a Wilson Bueno con libro "póstumo"

Me encanta Paraguay. Es pintoresco. Pierdo media hora para encontrar el telo. Las calles, o no tienen numeración, o mejor aún, la numeración se repite, a lo largo de distintas calles. Finalmente aparece, gracias a la ayuda de varias yiyis prostituyensis de concepción, que una vez que digo el nombre Edgar Pou, recuerdan la dirección o la zona del telo. Todas conservan algún recuerdo de él. Según parece el Pou era conserje del Sagaró, en turnos de doce horas diarias. Y cada día se llevaba dos yiyis distintas a algunos de los cuartitos. Dos yiyis diarias, a cinco días laborables por semana, por doce meses…saquen sus propias cuentas, pero eso da un estimado de cuatrocientas ochenta trabajadoras del placer Pou anuales. El islam permite tener la cantidad de esposas que uno desee, mientras se las satisfaga sexualmente a cada una, al menos, una vez por semana, sino, ellas pueden pedir el divorcio formal. Que se yo, no creo que sea el mismo caso.

En la habitación del telo ya me estaban esperando los tres pomberos escritores. Cristino Bogado, sin darme tiempo a dejar mi bolso, me pasa el diario “La nación” de ese mismo día. La nota central pertenece a la novia de un jugador de futbol de la albiroja, el equipo nacional de futbol paraguayo. Según el diario, mientras él juega en Sudafrica, ella festeja su cumpleaños perreando con famosos del ambiente paraguayo. Esa es la tapa, el artículo principal. Al lado de esa nota, en un apartado pequeño se lee: Descuartizan nena de trece años con un machete, se sospecha de un efectivo policial. Y debajo de esa nota, en un recuadro más pequeño aparece lo siguiente: Llegan dos escritores jóvenes a Asunción, pag.41. Abro en esa página. El artículo relata nuestra llegada al Paraguay, e incluso se narra, casi radiográficamente, la historia del telo y mi periplo por la cara mais prostituyensis del Paraguay. No entra en mi cabeza, como alguien puede sacar un artículo de forma tan rápida, y se lo digo a Bogado. El me quita el diario y me reponde que la realidad solo puede ser publicada por un diario sensacionalista, ahí la cuestión “chera´a”. Agarren sus cosas, dice de pronto Pou, salimos.

Diez de la mañana del otro día, nos despierta en la habitación del telo el Edgar Pou. Del susto que nos provoca su repentina aparición, comenzamos a atacarlo automáticamente con latas de cerveza vacias que hay tiradas alrededor de la pieza. Según nos cuenta el Pou, le llego una carta del escritor Brasilero Douglas Diegues, quien junto al Domador de Yacares, nos invita a viajar a Pedro Juan. Hacia allá vamos. A nuestro viaje se acoplan Musa y su amiga Brigitte. Una amiguita bastante normal, su unico fetiche es jalar caperuza esposada por policias, a los que les cambia esta experiencia por una buena tirada de goma.

Ya no cabe duda, esta finca se va a pique.

http://felicitacartoneranhembyense.blogspot.com/2010/06/rispah-wilson-buenoss.html

No hay comentarios.: