kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

sábado, mayo 15, 2010

Lista de Yiyis de Zeus según el pastor-poeta Hesiodo

Zeus, el rey de los dioses, tomó por mujer primeramente

a Metis, la persona más sabia entre las deidades

y los mortales hombres; la cual iba a parir a Atenea, la

diosa de los brillantes ojos, cuando aquél, engañándola

con astucia por medio de seductoras palabras, la intro­dujo

en su vientre, como se lo aconsejaban la Tierra y el

estelífero Cielo. Así se lo indicaron para que no fuese

desposeído de la dignidad real por ningún otro de los sempiternos dioses, pues el hado había dispuesto que de Metis nacieran hijos muy inteligentes: primero, la virgen

Tritogenia, la de los brillantes ojos, tan poderosa y sabia como su padre; y después, un niño de corazón soberbio que llegaría a ser el rey de los dioses y de los hombres. Pero antes de que esto ocurriese, Zeus introdujo en su vientre a Metis para que le diera el conocimiento del bien y del mal.

Tuvo luego por esposa a la espléndida Temis: ésta

parió a las Horas, a Eunomía, a Dice y a la floreciente

Irene, que protegen los trabajos de los mortales; y a las

Parcas - Cloto, Láquesis y Atrapas, - grandemente

hon­radas por el próvido Zeus, las cuales dan a los hombres

los bienes de que éstos disfrutan o los males que padecen.

Eurínome, la hija del Oceáno, la de apetecible

belleza, hubo de él las tres Gracias, de hermosas mejillas _

Aglaya, Eufrosine y la amable Talía, - cuyos párpados

causaban desfalleciente amor, y cuyo mirar aparecía

dulce debajo de las cejas.

También entró en el lecho de la criadera Démeter y

la diosa parió a Perséfone, la de los níveos brazos, que

fue robada de junto a su madre por Hades, a quien el

próvido Zeus se la concedió luego.

Amó más tarde a Mnemosine, la de hermosa cabellera:

y de tal deidad proceden las nueve Musas, de doradas

mitras, a quienes placen los festines y el deleitoso canto

Leto, habiéndose unido con Zeus, que lleva la égida

fue madre de Apolo y de Artemis, la que se goza en tirar

flechas: la más amable prole entre todos los celestes

dioses.

Su última esposa ha sido la floreciente Hera: del

amoroso consorcio de esta deidad con el rey de los dioses

y de los hombres nacieron Hebe. Ares e Ilitia.

Además. Zeus hizo salir de su propia cabeza a la ojilúcida

Tritogenia, diosa potente, tumultuaria, que guía

a los ejércitos, indómita, veneranda, la cual se huelga

con los bélicos clamores. los combates y las batallas: y

Hera. irritada contra su esposo y rivalizando con él, dio

a luz, sin haberse juntado con nadie, al ínclito Hefesto

1 comentario:

Sex Shop dijo...

Muy buenoooo!!!!!!