kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

domingo, febrero 14, 2010

EL PORO'UÑOL ES LA LENGUA DEL FUTURO DE LA POESÍA

El poro’unhol es la lengua del futuro de la poesía paraguaya By Kuruney
revista La Migra, Baires marzo 2010
Después del trasiego pantagruéliko de jugo loco las lenguas se trabaron en una batalla de dimensiones apoteósikas y el resultado de siglos de lucha sigilosa y agazapada fue el poro’unhol de las poesías mais limadas y piradas de la actual poesía parawayensisis: Pou, Diegues, Bogado. Sus fuentes verídicas son JMorales y Jorge K., el uno poeta adscrito breve y tímidamente al Ortiz Guerrero y el otro es el autor del último libro etiketado por una fatwa policial paraguaya (stronista): Paloma blanca, paloma negra. Hijos setentistas de la fraternidad con touch zurdo y seres vulnerabilizados por kerer seguir caminos non sanctos de la poesía aislacionista. El tercer autor disparador del poro’unhol es Giménez Caballero, diplomático falangista exiliado a tierras del ñaupa llamado Paraguay en las décadas del 50 y 60. Trajo un lenguaje de la euforia nunca conocido en estas tierras (fuera del ardor bolche-revolucionario), libertad lingüística no compatible con los casticismos peninsulares, maestro de los neologismos, del lapsus linguae entronizado en verbo milagroso recién horneado por el estro sub-tropikal… El poro’unhol no solo mixtura fluidos sanguíneos sino la amable corriente de las lenguas en su devenir habla, fala, castillos de fonemas, reflejo verbal del pueblo luego. Es una bolsa de gatos donde el español da las disposiciones pero el guaraní las desobedece bellamente y el portugués sucumbe a sus cercanías como doble infiel…Incluso el omnipresente inglés asoma su larga nariz dólar-homosexual a veces, ese imperialismo econo-libidinal ke nos deja impotentes y estériles. Súbitamente revela su esencia, su nuce atomístico: es un contrabando de fonemas, una salivación mau, una rumia falaz y hablante x sobre los puentes de la burocracia y los pasaportes de la mentira política. Bichos-lenguas ke se deslizan sin prótesis ni gramática institucionales, sin reales ni peniques, apenas solos de lengua sobre el tamboril de la palabra amaneciente del chamán karaíva y su vuelo de yaguareté hacia la alucinación del Yvy marane’ÿ… Pou escribe un poro’unhol donde las intertextualidades se alimentan de voces callejeras del Abasto o de la jerga dialectal ñembyense hasta estirarse a un inglés de letras de rock y sus voces salidas de una mente de alien. Diegues pirutea entre Sosandrãde y Bueno, saltando la frontera seca de Punta Porá, esa city brasilera con su lengua oficial sin embargo se yergue con su bello nombre jopará (Punta está en español y Porä en guaraní ke es bello).Un coketeo con la línea poesías 3 fronteiras ke el último Kanese, el ke va desde Venenos a Pelar la banana, formó virtualmente en un blog yamado precisamente p3f junto a Marcelo Silva y su Chamame (novela delirante en portunhol con guaranises). Bogado sokava el guaraní de su posición polítikamente correcta de lengua violentada, conkistada, ninguneada, arrinconada x el español mais sub-continetal y oficialesko, harto de esa pose ya no avá de lengua-víctima ke gusta demasiado curtir y de la cual vegeta y vive succionando las canonjías estatales una cohorte genuflexa. Perevierte un zumo ácido ke fagocita lcon ademán so'ó los solecismos naif, los barbarismos de los de a pie, y las metátesis de una boka deskiciada x la esquizofrenia de la realidad diglósika del día a día parawayensis. Y el juego de espejos de hacerle pito catalán a su primo o medio hermano el portuñol selbagem de Diegues. Música y errores, errancias del fronterizo entre un país y otro, metidas de pata del poeta volador (ser sin patas aptas) en una lengua oficial pra no caer en el otro, ricocheteos de un código a otro, un código plantea una pregunta pero otro lo responde caricatureska pero poétikamente. La poesía se disfraza de cumbia para entrar bíblika en las estradas del amor a la lengua, esa pija dela boka innata porovokadora… Cosmos de cómo es la red de voces de múltiple procedencia, claro el resultado no es como el clasicismo donde la idealidad destruye la realité, las pijas de los fisikones penetrados de amor dóriko tienen pilines en vez de zocotrokos…En el poro'unhol la pija es una ofensa de carne enrevesada de venas azules hinchadas de semen-sangre explosivas… El poro’unhol creció entre el post-jugo lokismo y la hornada de yiyis como Marta Mondrian, una MA con moxila al hombro. Su conducto principal fue allí en la cartoneras parawayensis surgidas desde setiembre del 2007 hasta hoy. Yiyi Jambo, Felicita, Mamacha, etc. El inédito x décadas, Pou, sakó su gostosa y tesuda ópera prima en Yiyi Jambo: Hamburguesa de Moñái. En su siguiente livro de aliento libre de de-generaciones aparecido en Santa Muerte cartonera (Mx, diciembre 2008), EL Quinielero patafísiko, uno de sus poemas da la clase de sus intereses:
Chura chura chura (el churero en sidecar) chura chura chura/ mondongo criptonita/ aleja chongos de capa y bombachita/ rompe azuza pubis perö/ viagrampa tétricos tembó puro output/ librillo amoratado turbará ese kangy furtivo/ que atenaza tu carnaza/ chinchulín pálido helicoidal/ chinchulin que encebolla/ la mansedumbre de tanto pasto muerto/ kü mátare sin responsos ni retórica/ mugidos de Spandau o de Riga/ ipokué misterioso - senderos perdidos/ hígado prometeico/ riñones desenfrenados/ chura chura chura/ perevy si te falta algo/ (un coturno, un desabillé, el na'ápe en tu punto G)/ y curarte esa fisura/ sana sana con pikana/ korazó tuyakué/ tripagorda selbagem/ bofe sin grisallas/ cuajo para el bienamado/ futuro kezito (do you like posición candado?)/ neike neike toro bola/ vade retro vare'á sempiterno/ koa hína ñande bezoar/ los 4 estómagos kele'é/ las metáforas jatebú/ las estrofas tembonë/ el ADN añarevikuá/ de la poesía del jopará/
El Pombero tamaguxi y Mantra karapé son los últimos libros, perepepetrados x el ñembyense. Diegues trajo un guaraní hurgado y cazado en los diario Popular y Crónica (sus biblias del lenguaje) y otro erudito y enciclopédiko, el del Ayvu Rapyta, cocteleados kon la angostura, específico infaliubeu, del oportuno portunhol fronterizo a la AsunZion del 2007 cuando presentó por la indie Jakembó editores su Rocío:
EL VERANO 2007 LLEGA SALBAJEMENTE Y ROCIO ES LA REYNA DE LAS KOLAS PARAGUASHAS KONTRA EL KANGYLON Las Yiyis de Pilsen,/ en polleritas jeans desbotadas,/ cabellos negros luminosos,/ son hermosísimas Hadas/ de la Fauna del Amor Paraguayensis,/ pero Rocío es la que mais Impakta./ La Vicerreina del Paraguay y las Yiyis/ que se empaparom com Crema de torta italiana/ en Punta del Este, son muy bellas y muy ousadas,/ pero Rocío es la que mais ti Chapa./ 700 millones en el pozo./ che rembo remoi Milionario di berdadi/ Nim Miss Tanga nim Miss Tonga./ Yiyi del Néctar de Yégua./ Cumbia Kachonda./ Karen festeja sus 15 anos/ en colorinche Noche Kaliente./ Todas las Chicas que muebem las Kolitas son muy hermosas./ Pero Rocío es la Mais perturbadora./ En Katuetê desfilam hermosas quinceañeras./ Es lindo encontrárle a uma amiga perdida./ El Verano Paraguasho puede ser la Sukursal del Inferno./ Pero Rocío es la rima Tetas y Miel con Queso./ El Inbentor del Amor Amor le Inbentou a Rocío y las Paraguashas./ Brócolis y Tomate ajudam a combater Males de próstata./ Hacen la Elección de la eterna Kola matadora del Verano 2007./ Rocío, obviamente, vence el konkursetti./ El Sucesso es una Droga pesada y peligrosa./ Cruzam el Paraguay unas Bolas Voladoras./ Todas las Yiyis, mismo las feas, tienen sus Bellezas./ Pero Rocío tiene la Kola yasiyatereízadamente Perfecta./
Cristino Bogado al frente de Felicita cartonera desde 2008 ha publikado como editor a medio mundo: Marta Mondrian, Giselle Caputo, Mónica Britos, Ever Román, Carlos Bazzano, Mónica Kreibhom, Oscar Fariña, Marcelo Silvaconcha, Pou, Diegues, Kanese, Morales, Damián Cabrera (ke práctika la variente “portunhol xiru” desde su Minga Guasú natal)... Tanto en su blog www.kurupi.blogspot.com como en ediciones cartoneras de Perú (Sarita), Kurepilandia (Ñasaindy, Cartonerita Solar, Textos de cartón), Uruguay-paraguay (Caracoles y Kurupis) o en indies como la no-editorial Milena Caserola (Amor karaíva, febrero 2010, buenos aires) ha seguido tirOteando su escritura-caínbalista sin pudores ni escrúpulos introyectantes. El siguiente texto sirve de presentazione estético-existencial al mismo tiempo ke la de su particú lenguaje menor: Bogado portátil para torpes y principiantes Me declaro en contra de 3 enemigos bien claros. El Estado (anarkismo) El capitalismo (anticapitalista) La civilización (curtir apenas desnudos entre los yuyales y chirkaty cual dorados de avatí Catherine y Heathclift sub-tropikales, salvajes hasta los bajos!) Mientras, voy tirando, sin tierra ni techo, como los pieles-maká de la vida negada reprimida, forcluida, quid pro quotizada, anacolutizada, desbakuninizada, forzada, pax neoliberalizada. Me niego a colavorar con el Estado (trabajar en ANDE que roba la luz de la Itaipú titánikamentre del hígado prometeiko de todo parawayensis pynandí), con el capitalismo (no ke no empuñe el trabajo pero no vendo mi sacrosanto y metafísico tiempo libre, ese tekó kuaá con horas para el entaninado y el Kentucky mau de l’amour mortal de las yiyis), con la civilización (ñembo summun estado pinacular y supremo de la racionalidad humana, prefiero literaturizar su puesta en práctika grotesca cotidiana aburrida, delirar por sobre sus irrealidades estatizadas en la vigilia repititiva, automatizada, posfordista, japirolizada, uf!, catacresizar la piedra de tu vida desgranándose en los ojos de mi reloj de arena vital). Mientras, no tengo ni encontraré en ellos mi lugar, nevermore, vivo descentrado, excéntricamente, arrojado en la derelicción periaxial del mundo fantasmal. El lenguaje, la poesía, la escritura, la literatura, la catacresis, el arte, su superación o no cumplimiento, su casi/arte, su post-poesía, siempre intentando matar con su letra levitante sobre la alfombra mágika parsi de ese trapo en tropa trópika y sub-tropikal: catacresis: o por ejemplo, ke una frase irónika, sangrienta, al límite del cinismo dandy i parrésiko, que exceda y exacerbe las relaciones y urbanidades de la pax neoliberal, de again ñembo amistad o policía social: eso y nada más. Parodiar la “literatura” oficial: ese hablar ideologizado de los zombies llamados ciudadanos parawayensisis. La palabra debe penetrar como un falo o dildo, omokyry’i haguá pe nde py’á mirï, el lenguaje trata siempre de envolver a su yiyi de turno y cabecera, falar sin interés y pathos de conkista es nada, periodismo, filosofía española, etc. No tengo amigos sólo deseo coger el mayor número posible de yiyis entaturo’oizantes antes de reventar, colgando de la cuerda de un tetrástiko poe-post-apokaliptiko-maya. Si hay un riko, cheto o burguesito on the road culíes delante de mí, ke espere con certeza el escupitajo verbal que mi apunkada vara de karaíva arlekinesko otorga espontáneamente (el falo del peludo kurupí silvano, el nombre de mi estúpido padre!), de todos modos si se salva de mi “propaganda con hechos”, no podrá escabullirse por mucho tiempo de este testamento-koan de corte filosamente schopenhaueriano-bernahardiano que todo poeta-mendigo donará a la masa damnata que vegeta y prolifera en su patria y aledaños de nombres repugnantes. Títulos, investiduras, roskas, constituciones, instituciones, cargos, sinecuras, niñerías caprichosas, sentimentalismos patriótico-morales-generacionales-sexuales, chau che, no son nada para mí. No me comprometo con nada, no kiero nada, excepto, mallarmeanamente retro, a esa yiyi, Beatriz post-prístina, la Nada. Entre vivir y morir (infinitivos infinitamente tristes) elijo siempre, ucrónikamente, esa tercera vía imposible: no haber nacido. Mi pistola o mi bomba es mi palabra, no ñe’ë yboty, nada DE NAIVETES DE GANCHERAS, SINO BOMBA-ÑE’ëS TENGO PARA los entelevisados, entelenovelados por el kulo, esos amantes del excremento, coprofílikos hasta la heces de su secta, los excavadores de kakas, los entarkinados adultos-niños no de Crumb ni de Freud sino de Bob esponja!! Mi yboty jamás brochará, mi pene carcajea salivante como un caballo loko de la tarde sexual, ¡avanti abatí! Última-primeras palabras enjoparaizadas de la historia de la no-poesía del bloggerío puniversal….en esta hora de pikitos sonzosonoras en su desembotellamiento lingüístico. Nokiados por la ceguera del logos cotidiano doblemente digital, el polvo infalible del Olvido tarda en llegar en cubrirnos. Nuestro problema es el Olvido, no la plata ni el maldito PARNÉ AL FINAL, no sabemos Olvidar, no somos generosos en dar Olvidos, deberíamos de aprender aunque sea en el umbral del alzheimer, olvidarnos que prestamos plata y ke el banko nos matará o confiskará la kasa-vida, olvidarnos a la esposa, hermana, amante, hija incluso: cogérnoslas sin pietas ni piri, hasta que las coyunturas se reacomoden en sus crujidos, olvidarnos los pantalones en la lavandería o sobre la cama de la amante y así peatonizaremos al salvaje novo makaurbanizaado con su yiyilandia abierto, osado oasis anti Las Vegas, en un recoveko, un alegre beko a la Nada: oasis de risas y cum shots asfixiada de sojales y paramilitares Columbo-norteamerikanos. Pero tranki, nosotros sobreviviremos con la nutritiva harina semita de nuestros panes aflautados en su desmigajante musickalidad arrinconada amortiguada, amor aguado mas no mortal y espantosa pantomímika, pantisocrátika AsunZion del poder iróniko ja’e chupe. Merece mencionarse, antes de acabar este petit esbozo de la fluidifikació del poro’unhol, ke ya ha encontrado figuras empátikas en el “portunhol xiru” de Cabrera en el este de Py y en Satori Márquez en Uy (como se ve muy bien en la novela-chat a dos manos llevada a cabo por Hotmail con Bogado y dio el impagable Caraco putea coreanos al ritmo de FM Pesimismo (2009).
AsunZion 14 febrero 2010
Notas: a- Introducción a Años de Jugo Loco. Última Poesía parawayensis (1996-2997) La poesía paraguaya ha sido producida en el aislamiento, editada en libros en su mayor parte ya fuera de catálogo cuando no permanece inédita. La poesía paraguaya del período de tiempo que ha intentado abarcar esta pequeña muestra continúa siendo clandestina. Durante su vida los poetas no son o no han llegado a ser conocidos, y ni hablar de reconocimientos. A pocos se les ha entrevistado; apenas alguna reseña en un periódico para los más suertudos. Paraguay no considera parte de su orgullo nacional a sus poetas. Rara vez una calle lleva el nombre de un poeta salvo las excepciones de los poetas populares, más conocidos cuando se les ha puesto a sus versos alguna melodía en ritmo de guarania, polka kyre’y, jahe'ó, etc. «No hay lugar para un poeta en la sociedad paraguaya», declaró Xorge Kanese. Aislamiento y desdén olímpico es su horizonte cotidiano. Cualquier antología de poesía paraguaya —tan breve como esta— no puede jactarse de ser una muestra objetiva o democrática de lo que se está escribiendo en el país ahora. Solo, apenas, una selección, acogotada, limitada al número de sus páginas (se han privilegiado, onda gato por liebre, los textos inéditos, mantenidos así por falta de guita, editoriales interesadas, apoyo monetario, etc., pero ya hartamente leídos, mostrados, circulados, grabados incluso), algunos poemas (sobre todo) de poetas que el editor, admira. Dime qué lector eres y te diré de qué poemas hablamos. Antologías hay tantas como lectores. No hay ambición de representatividad o definitividad (a pesar del título), pero esta selección tiene coherencia. Sigue ciertas líneas: incluye a poetas llegados de fuera del país, a poetas post-kanesianos, inéditos (boutade contra las antologías canónicas). Es un boceto de una obra mayor, apurada y adelgazada por los imperativos crematísticos. No intenta formar un grupo generacional o de tendencias pero los poetas seleccionados se conocen, se han leído, acaso de repente hasta se respetan, han tomado jugo loco juntos al menos una vez en la década. La aspiración es mínima. La década (1996-2007), falsa, idiosincrática, subjetivizada, cortada de los últimos años del siglo XX y los primeros del XXI, trae a la memoria —desde Lito (Morales) a Lía (Colombino) y Mónica (Britos), desde Malurinvé a este libro— el intento de golpe del general Oviedo, los sucesos trágicos de Marzo 99, mezcla el fin del boom (ilusorio) consumista y la agitación política, los secuestros, el cine paraguayo trepando por vez primera a Cannes. Morales sale de su silencio y edita dos libros guardados por más de 10 años por Jakembó y adelanta su libro pos-Morales con sus Diglosas, Casco, además de encerrar al Niño en una TV pública poemas, Álvarez es editada fuera del país (Buenos Baires, Lima y México) . Montesino después de organizar dos «Poetas en la Bahía» toma distancia en su retiro de Villarrica pero sin olvidar la escritura. El blog de Álvarez sufre deserciones al final del año (http://kurupi.blogspot.com), Colombino y Casco se mueven en el ambiente más arty de Asunción, Montesino práctico del ambiente mesopotámico, extra-Paraguay, se vuelve de tierra adentro, Morales sigue aislado pero ya pública, Álvarez es redescubierta fuera del país como paraguaya. No aparecen nuevas revistas literarias de la importancia de El augur y de Cabichuí 2. No figuran en el Diccionario de Méndez-Faith, Montesino (en la 1ª edición), Álvarez, Colombino y Casco (ni en la 2ª edición). Lecturas en Bar Espacio Sajonia (Álvarez) -de donde procede Méndez, y fueron transdefenestrados Viveros y Britos-, De la esquina (Casco y Montesino), Morales no lee ni se fotografía. No hay tribalismo como en otros países, esa balcanización por grupos étnicos, lingüísticos, preferencias sexuales o psicodélicas, situación geográfica, política… Esta “última” anantología de poesía paraguaya de fin de siècle so’o y resakeado despertar del siglo XXI, va desde Malurinvé (1996), año del intento de golpe oviedista, que nos fisuró con jugo loco los años cerveceros de Wasmosy, de las quiebras de bancos, hasta las Diglosias, entre otros inéditos como Virgen Mosca, Cordero, Lupa, Pombero Tamaguxi, Temworeí, etc. Enfatiza poemas como Mirlo literario (2001), hit memorable que insinúa ideas de chamanismo y sus espíritus ornitomorfos. Pero El mirlo es aún todo un canto de la patria por aquello que Paraguay ha jugado en el imaginario internacional siempre con los pájaros (Pájaro Chovy, Pájaro Campana, Che pykasumí). El mirlo de Casco pasa a sumar y desfigurar al mismo tiempo esa imaginería nativista del Paraguay, acribillándola de ironía y carcajadas. La Lupa de Colombino refracta las esquirlas de esquizofrenia que flotan sobre Asunción, Diglosias erige una poesía sinfónica que no reniega de lo narrativo ni de las crónicas, Montesino hipnotiza con su maraca al Cordero que como Agnus Dei ya tenía una vida paralela en el folklore, Álvarez se desborda forzando las márgenes, como si quisiera obliterar los blancos con balas… Canese que publica desde los 70 no sólo ajusta el tuneado de su nombre (Kanese), luego neonado por la dictadura, sino que factura su mejor libro en 40 años de escritura: Temworeí. Gana un discípulo, que se declara así impúdicamente, toda una petición de principio poétiko-anarquista: Edgar Pou. Para éste, aunque como dice Panero, la escritura del cuerpo, el gesto ahogado en el aire cotidiano, era un viejo oficio ya, cuando se desplazó al fin a la escritura de poemas-mail, poemas-msn de textos. Fariña, afincado estratégicamente en la villa 1-11-14, Bajo Flores, un Cucurto más hardcore (ese falso paraguayo sin máquina), hace de doble agente de la poesía, como un Maxwell Max sanpedrano, con su zapatófono guaraní, bucheando sobre migración, cola de zapatero, todo la taturo’ó porteño. Méndez es el más prolífico del grupo sajón o yakaretesco. Una especie de Moncho Azuaga de comienzos del 2000. Incansable pasta para la paranoia de la urbe asuncena. Britos, las palabras no son para ella más que la continuidad de los teclados pero por otros medios, una hermanita de Sacher-Masoch y Mary Shelley subtropical. Viveros revisita tópicos borgianos, endecasílabos amatorios, o pasa por la bombilla cientificista o folklórika, haikus. El resto es temboreí… Cristino Bogado Asunción, 7 de noviembre 2007 b- Así reza el encabezado del blog kurupi: kurupí, último bicho pilingüe y velvet-maká-urbanizado ke hala y fala en este blog su secreción linguístika, ese poro'unhol (portugués 10 % español 70 %; guaraní pikante 20 %) sería en el fondo definible como un san culottismo poétiko, grito a calzón kitado, pene erectismo full time, una falange anarko-para-militar de la letra, una alucinazione paranokia-krítika del das kapital yankee, y su mayo del 68 un tsunami-yiyismo sin bombacha pra xuxu, un baile de san vito tevinandí paguasu!!! c- Douglas Diegues, uno de los fundadores junto a su broder, el denominado Domador de Yakarés, dice que, al alero de Yiyi Jambo (versión paraguaya de Eloísa Cartonera) y otras editoriales independientes, han publicado más de diez obras en portuñol selvagem. Cita autores y libros. Entre otros: Caballeros solitarios rumbo al sol poniente, de Xixo Sá; Cada vez que ella dize x, del Capo Ronaldo Bressane; Pombero tamaguxi, del poeta Edgar Pou, Transportunhol borracho, de Joca Terron; Dandy maká, de Cristino Bogado; Sonetos soretos, de Marcelo Silva, correntino, único argentino que ha publicado en portuñol selvagem. d-Prólogo Tamaguxi Edgar Pou es un poeta que habla la lengua rarófila de los hongos de los pastos y playas de Areguá, la lengua de los abaporo'ús de Ñembylândia, la yopará lunfardezco y enkurupizado de guaranise el idioma-indioma de Rana Verde, el inglish del Mercado 4, el aváñe'ë de los Pomberos Tamaguxis, la lengua carnicera de los Aô-Aô, la jerga de los Kúrus que andam como cucarachas sonâmbulas, el guaranhol de los Paradisos Artificiales de Don Fernando de la Mora. Edgar Pou es vida nueva en la selva de la literatura paraguayensis. Hablar blablablás sobre su poesia neste momento em que sale de la tumba de las nadas el Pombero Tamaguxi seria traicionarle. Non vale la pena. Lo que vale la pena es leer lo que dice el Pombero Tamaguxi. Sus mentiras cortantes como navaja de caballo loko. Sus verdades mentirosas que non te deixam en bola. Douglas Diegues City Morena, febrero 2008. e- http://felicitacartoneranhembyense.blogspot.com/