kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

domingo, enero 10, 2010

El Corazón de los Ponder: Eudora Welty

Mi tío Daniel es un tío cualquiera, como el suyo, suponiendo que tenga usted alguno, sólo que cojea de un pie. Le encanta la gente, y no sabe contenerse. Si oye nuestras voces, bajará por esa escalera, tanto si está lista la cena como si no lo está. Cuando le vea a usted sentado en el vestíbulo del Beulah, se instalará en el otro extremo del sofá y después se le irá acercando para ver si tiene usted algo que decir en defensa propia; y lo más probable es que luego le dé un abrazo e intente regalarle alguna cosa. No le servirá a usted de nada hacerse el escrupuloso. Porque no le permitirá que lo rechace. Lo máximo que podría ocurrir es que mañana se hubiese olvidado de lo que le había regalado hoy, y volviera a regalárselo. Tiene el carácter más adorable del mundo. Ese gran Stetson que está ahí, en la percha que hay justo encima de su cabeza, es el suyo. ¿Ha visto qué talla tan grande?
Cosas que, así, de repente, recuerdo que haya regalado: una docena de jamones, un magnífico traje con chaleco y todo, una ternera Hereford, dos viajes a Memphis, una pareja de palomas, un precioso pony Shetland (adora a los niños), una incubadora, una cabra que era una bendición, un macho cabrío que era un mal bicho, una cisterna de ciprés, un prado de trébol blanco, dos ruedas de hierro y unas cuantas gallinas ponedoras (estaban juntas), pastos para vacas en tiempo de sequía (sus primaveras son eternas), innumerables huevos frescos, una camioneta ... , e incluso su parcela del cementerio, pero no se la aceptaron. Y no cuento lo de esta semana. Hace años que es el preferido de todo el mundo.
El abuelo Ponder (ahora ya está en su tumba) hubiera podido despertar cualquier día metido en uno de esos aprietos de los que no hay modo de salirse, pero era todo un carácter. Y además, Edna Earle, solía decirme yo a mí misma, aun suponiendo que ocurriese lo peor, Abuelo es rico.
Cada vez; que veía aparecer el Studebaker de Abuelo por ahí delante, viniendo del campo, y luego a él subiendo por el camino, con tío Daniel a su lado, y la barba temblándole bajo el mentón, qué magnífica barba la suya, gritaba hacia la cocina:
- ¡Ada, empieza a prepararle a Mr. Sam un té bien frío y cargado!
Abuelo era un hombre de la vieja escuela, y esperaba que la gente estuviera a la altura de las circunstancias: todo el mundo en general, y tío Daniel y yo en particular. A mí también me criaron Abuela y él.

No hay comentarios.: