kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

sábado, diciembre 12, 2009

Viajando en grupo: Henry Green

Novela inglesa sobre ricos, años 30, el libro está fechado 1931-1938 como supuestos años de redacción, editada en inglés como Party Going en 1939, el autor figura con el libro Loving entre las 100 mejores novelas en lengua inglesa desde 1926 hasta hoy, asegún Times...
La expectativa fue mayor, la buské desde ke salió en Baires en 2005, tropecé con ella en 2007 creo y la hallé en oferta hace unas semanas...
Pero el esfuerzo de leerla en los atajos de las obligaciones monetarias -de madrugadas, semizombie e insomne eterno- dejó algunas cositas para consignar aká:
1- se trataría de un Hui clos, a la inglesa, pues la niebla corta la posibilidad del viaje en tren, de cruzar el charkito y recalar en Calais, que explika el titulo de ir de fiesta...
2-En cuanto a) imposibilidad de viajar y moverse remite claro al clásico de Bloy (Los cautivos de Longjumeau...), b) imposibilidad de hacer algo a Buñuel, como por ejemplo, en Discreto encanto de la burguesía, el grupo nunca puede hacer real su deseo inercial de un acto tan anodino para gente fashion como es cenar), c) de kedar varados en un lugar (también Buñuel, en El ángel exterminador, todo el tiempo real de la peli sucede en una mansión mexicana, pues una especie de conjuro o sortilegio masón rodeó de un aura-prisión a la casa e hizo imposible su salida a toda persona encerrada en su interior como la entrada de otros del exterior. Pero se nota ke el interés de Buñuel es llevar a sus personajes no a situaciones límites digamos existencialistas sino empujar la comunidad humana al borde de la animalidad, como sucede en su admirado El señor de las moscas, hacer probar el bocado de los límites tan frágiles de la humanidad a sus expectadores, creo, más ke a sus personajes).
Henry Green comparte con Evelyn Waugh su ambiente temático, la clase alta, pero no queda muy claro si todo el sentido de su libro se agotaría en una sátira de esa clase social inglesa tan propensa al atake sarkástiko y la parodia.
Keda una borra lacunar que empujaría hacia lecturas más simbólicas o míticas.
Pero hay ke decir una cosa: todo el enviroment de suspense, de demora artificial y aun arbitraria, ke salta por sobre las convenciones del libro realista, acribillando de licencias su trama, etc, me da la impresión ke se kae si hacemos una prueba y lo ambientamos a comienzos del siglo XXI...El cyber-mundo actual manda al tacho muchos de los trucos de suspense y ñembo misterio absurdo y hasta onirismos kafkianos ke son parte del gadget estratégiko para sostener su libro el autor por 180 páginas, mandan al rincón de lo ultrapasado. Un ejemplo: la separación entre amos y criados, estos kedan abajo, entre la multitud y los señores, kejándose del pésimo hotel ke los guarece y acoge, calentitos con sus tragos y tés, los ven desde arriba y los necesitan...Con el celular y los chat, todo ese tramo del libro ya no funciona, es inadecuado a un mundo ultra comunicado...
Hay partes muy cómicas, ke uno los lee, en cambio, hoy justamente como parodias de Toni Negri, por ejemplo aká:
-Vamos, Julia -dijo Alex-, no estás en Marsella ni en Singapur. sabes ke la multitud inglesa es la más educada del mundo. Estarás muy bien akí.
(las negritas son del bloggerman)
Da la sensación a veces de tener sino un posicionamiento político sobre los ricos, al menos una ironía constante, los mantiene a raya, no los desprecia, pues les dedika 180 pp. pero los toma con cuidado, el mundo les pertenece y al final hacen lo ke kieren y la makinaria gira para ellos sino por ellos...así ke hay ke estudiarlos y someterlos a pruebas de abismo cómico...
Angela, Julia, Evelyna, Claire y Amabel son las chicas dispuestas para la cena sexual del bello y rikísimo Max, el inconstante. Y los criados, Thomas, Edwards, Miss Fellowes, la niñera ke enferma en el hotel mientras esperan ke baje la niebla para poder partir, funcionan como seres ke pasan su existencia sufriendo por culpa de los amos, no solo sus veleidades sino también sus yetas, aun sus culpas mayores, digamos, existenciales.
Cansa como siempre en este tipo de novelas, por más raras ke pretendan aparecer, la multitud de Miss y Mrs. y Mr. tales...
Es una epojé fastidiosa en la jornada de vida de trajin suntuario cotidiano de un grupo inglés y para los otros, la masa-escenografía, ke canta canciones galesas -obscenas y violentas- pidiendo ke vuelva el tren, es una forma de vida delegada pero tampoco auténtica pues no ha servido para disparar o motivar ningún tipo de cambio en su vida, apenas no cenar a hora esa noche-día.
Se lee rápido, en dos o tres días, el diálogo es preponderante, capta el maldito espíritu inglés, solo nos interesa ver el final y si esto hoy en día seguirá o no...
pd: la foto incluye eskaneado de tapita de birra negra Erlinger...
(lo que tomaba el día ke terminé su lectura, al parecer)

1 comentario:

Lisarda dijo...

Un placer babélico leerlo, don Cristino...acá estoy con Marcelo Silvakov olhando seu blog
un abrazo ,
Ignacio