kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

lunes, octubre 19, 2009

La araña negra: Jeremías Gotthelf

Por la noche se dejaba caer sobre los rostros de los que dormían; de día podía encontrársela en el bosque aunque también podía perseguir a sus víctimas hasta los establos. Nadie podía evitarla porque estaba en todas partes y en ninguna, de nada servía vigilar y en el sueño tampoco se podía encontrar salvación. Si alguien pensaba estar más seguro al aire libre, en la copa de un árbol, de pronto sentía un estremecimiento de fuego recorrerle la espalda, patas como brasero posársele sobre la nuca y la presencia burlona de la araña en la espalda. No perdonaba ni al niño en la cuna ni al anciano en su lecho de muerte y nunca antes la muerte había sido un suplicio tan terrible. Pero mucho peor que la muerte y mucho más terrible era el miedo pánico que les causaba esa araña que reinaba por todas partes y que no se detenía en ninguna y que en el momento en que uno se consideraba más seguro surgía de pronto y clavaba en los ojos el fuego mortal de su mirada.
de La araña negra, Jeremías Gotthelf, Barcelona, editorial Astri, 2001, 89 p.

1 comentario:

carmensabes dijo...

Impactante relato, espectacular!