kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

sábado, octubre 10, 2009

Esbozo de prólogo de Casco a edición de Felicita cartonera: SCUM de Valery Solanas (manes blinden sus bolas!)

Esto apenas es un fragmento del borrador ke está elaborando el poeta y artista Fredi Casco ke se usará como introductio a la edición en poro'unhol parawayensis de ese obra de arte de la provocación dadaísta, la violencia bakuniana y la utopía postplatónica de una polis ideal gobernada por yiyis literalemnte castradoras de hombres-esclavos ke reducidos a su función de plumíferos sin falos todo su placer será desde entonces en ese temblor ke las aves glorifican en sus arrumacos cotidianos...SCUM o el manifiesto de las yiyis y su polis de castrados.
Si usted es del sexo fuerte, guarde, ke las niñas están furiosas!
scum anansi
scum [skm] n
(sobre agua, etc.) capa de suciedad
fig. escoria.
Lou Reed nunca perdonó a Valery Solanas el hecho de haber disparado a su amigo Andy Warhol así, tan vulgarmente a quemarropa, por decirlo de alguna manera.
En su disco homenaje a Warhol, Songs for Drella, Reed no se anda con vueltas para describir su odio hacia la miserable escoria social neoyorquina llamada Valery Solanas: I believe an eye for an eye is elemental / I believe that something's wrong if she's alive right now .
-yo creo que ojo por ojo es elemental / Yo creo que algo anda mal si ella sigue con vida-
Pero las cosas no son tan simples, al menos como las pinta Mr. Reed (ex Velvet Underground, ex gurú de la contracultura, ex anticristo de la canción social urbana), devenido con los años en héroe urbano, mito viviente de la pop culture y uno de los símbolos de la triunfante Nueva York como capital del siglo XX y XXI, si cabe.
Antes que nada, descubrimos que el disco (Songs for Drella) dedicado a su ex mentor no es otra cosa sino un bello y monumental mea culpa. En efecto, pocos saben que la tremenda mala conciencia de Reed es provocada, antes que nada, por la imperdonable necedad de haber abandonado a Andy cuando este más lo necesitaba, es decir, mientras se debatía entre la vida y la muerte en un siniestro hospital, en manos de los peores matasanos que el sistema de salud norteamericano le podía ofrecer.
Lo que finalmente mató la vida en Andy Warhol, convirtiéndolo por el resto de sus días en frágil zombie pop, no fue la furia radical de Solanas, sino justamente esa mezcla letal del vergonzoso “medicare” norteamericano con la indiferencia de ciertos amigos.
Por otra parte, ¿cómo puede olvidar uno de los más lúcidos poetas urbanos las circunstancias y el contexto social que llevaron a Valery Solanas a cometer tamaño acto de desesperación? Pues ella, mucho antes de topetarse con el glamoroso infiernillo warholiano, fue una de esas tantas heroínas anónimas cuya tragedia personal contribuyó a tejer la fascinante “leyenda negra” sobre Nueva York, como ciudad poblada de ángeles caídos y estrellas subterráneas de donde emergerían los nuevos símbolos de la cultura occidental.
Valery Solanas nació a mediados de los años treinta en una olvidable ciudad llamada Ventnor, Nueva Jersey. De niña fue abusada sexualmente por su padre y a la tierna edad de 15 abandonó su hogar, comenzando a vivir en las calles y dedicándose a la prostitución. No obstante, logró graduarse en la carrera de Psicología por la Universidad de Maryland, demostrando de esta manera una férrea fuerza de voluntad y suficiente capacidad intelectual como para intentar suerte en la exigente y competitiva escena artística neoyorquina. Pero la suerte le fue esquiva desde el principio.
Mediados de los años sesenta: mientras que en las principales capitales de Occidente el sueño de una verdadera revolución cultural florece -un sueño donde era posible derrotar de una vez por todas la nefasta sociedad patriarcal que había ocasionado tantas ignominias- Valery se instala en el ombligo del nuevo mundo, el Greenwich Village, e intenta sobrevivir por todos los medios que ya había sido forzada a utilizar desde adolescente.
Allí escribe un guión cinematográfico, Up your ass ("Mételo por el culo" o también Nderevikuape) que lleva a mostrar al Papa del Pop, Andy Warhol. Al principio, él se muestra muy interesado en el guión, pero al comprobar la inquietante obscenidad de las escenas descriptas, concluye que ni siquiera en el corazón del underground tendría cabida una visión tan extrema. La carpeta termina traspapelada en algún oscuro rincón de la Factory.
Pero, aquella tragedia también dejaría en la sombra uno de los escritos más virulentos de los tiempos modernos, el SCUM Manifesto (Society for Cutting Up Men). En él se propone nada menos que el exterminio de todos los seres humanos del sexo masculino de la faz de la Tierra, y argumenta largamente acerca de los inconvenientes de la cultura dominante y patriarcal.
Como Anansi, aquella temible diosa africana con forma de araña, Valery Solanas intentó poner los huevos de una nueva sociedad. Una que recuerda, sin embargo, a los matriarcados prehistóricos en los albores de la humanidad, aquellos cuya última representante habría sido Medea; y donde los hombres cumplían el triste rol de zánganos sacrificables.
Mundo fascinante y terrible al mismo tiempo. Pero, al menos podemos pensar que era un lugar donde lo sagrado tenía un significado infinitamente más rico, mucho más que la mera instrumentación política de lo sagrado emprendida posteriormente por las atroces “religiones del desierto”, que han convertido este mundo en un páramo cultural, en un valle de lágrimas.
Fredi Casco, octubre de 2009

2 comentarios:

Mag dijo...

aguante la niña inspiradora de Lorena Bobbit!

kurubeta dijo...

esa peli va de venganza contra un pedofílikoc ontumaz, de doble vida, claro, no hya ahi un planteamiento de resideño urbanistico y politiko-sexual de la polis o city...yes, la recuerdo, es askerosa...pero su virulencia acaso deba algo a la Valery...si..voy a googlear..cómo se llamaba la peli?