kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

domingo, agosto 09, 2009

Matando x un sueño I

El Crown Hotel, propiedad de la secta del Reverendo Moon, acogía esa noite asuncena a los fánatikos de Lito Pessolani, poeta ke presentaba su último libro Mentiras de la realidad y verdades del reality. Firmaba las dedicatorias con su bolígrafo en forma de jeringa, típiko toke de todo junkie teóriko. Los periodistas de Crónica y Popular se codeaban con los piratas en la mesa de bufets, mientras los concurrentes intelectualeté discutían si fue Bonpland, espía de los franchutes corsos, ke si por vía Brasil introdujo el cáñamo indico -ke depois derivaría en la versión americana de la soma sagrada en cannavis sativa- a la actual city donde la metamorfosis de sus efectos vuelve a sus consumidores en canes-aves!!, si fue el mulato doctor Francia, supremo argelado del paraguay, kien contrató al gabacho para tal faena matutera, proto-contrabando hormiga, sakoleiro primigenio de las fronteiras luso-españolas, si pedro Juan cavallero, la city humosa, merece tal denominación, como homenaje póstumo al all verdadero prócer de la patria, suicidado no por la sociedad sino por los humos robespierianos del héroe roabastiano, si la empanada era tan rika xke era de ñato arrollado en Acceso Sur y lanzado a las carnicerías clandé erigidas en sus cunetas bajo arquitecturas altamente huidizas confeccionadas con hule hü y takuaritas cha’e del yuyal mais ralo de la vecindad… Rubén Velásquez apuró la última copa justo cuando Las palmeras agitaba el piso de mármol puro bola con su mega hit “Bombón asesino”, pues su celu ya lo convocaba para el backstage del reality de la TV parawayensis “Matando x un sueño” y su birome en forma de ojiva nuclear, típiko rasgo de todo asesino en masas teóriko, cagaba tinta sobre el ejemplar de La conspiración de los ginecólogos, ke siempre portaba en su mochila al hombre montado en su Kenton adiós-gracias-ainda-no choke-ni-morí-por-pura-suerte: le anunciaban ke el reality por únika vez en sus 3 temporadas de ultra-sadismo imitado de MTV & People & arts kuera había vuelto real su sueño machaconamente prometido de ¡matar! Por primera vez, también, realmente Rubén sería el primero en llegar a la escena del crimen (no fue así ni cuando a velocidad meteórika llegó a la muerte de Cachito, ni cuando supersonifikado por toneladas de adrenalina se plantó en el lugar del atentando de Argaña, ni aun cuando casi se ectoplasmizó sobre la cabeza de la sombra del asesino del director del Fondec), pero hoy, nadie ni nada estropearía su prioridad como periodista, pues el lugar del crimen se había trasladado junto a él –como dicen ke le pasa al goleador de raza, la pelota imantada por su electricidad de ídolo de su pie derecho-, era el propio hotel de la iglesia universal, propiamente una de sus 50 habitaciones de 5 estrellas…

2 comentarios:

Lito dijo...

nderakóóóre... qué pio lo que tengo que ver yo ahí
por lo demás: es el comienzo de un cuento, o .. ?
espero que siga

Edgar Pou, ratá pypore dijo...

momento momento misterlito nerefirmaiti cheve¡¡¡