kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

lunes, junio 08, 2009

YUBIA NEGRA DE tIMO

Mariscos, no más
El día de la lluvia negra, el Gordo Kaxike y su mejor amigo de Niemby, Edgar Pou, fueron a cenar mariscos por el Bajo. Frente a la Aduana, donde un boliche requetecaro, se sentaron en las mesitas de la vereda. Unos chetos apestantes! Para el Gord Kaxike y su amigo niembiense - los dos lucían unos trajes de franela de primera – fue una noche de festejos. Edgar acabó de ganar un concurso extraliterario con un cuento sobre la explotación de ninios gitanos en el primer mundo (un realismo social crudo salpicado por una dosis infaltable pouyensi de humor negro... Miren lectorcitos, acá ya entre lo “negro”...). El Gordo Kaxike que ni sabía deletrear su propio nombre lo acompaniaba en la dicha en la quiniela del barri. “Pou”, me dijeron, dijo el Kaxique por telefono cuando lo llamaba, que te ganaste un puto premio. Tenemos que festejar, Pou!” “Pará, dijo Pou, estoy en el diario, sacando unos desnudos a la reina del carnaval de Gualeguaychú, después te llamo ...” Pou el eterno lúser que ahora se dedicaba a sacar fotos para ABC Color, el diario más mentiroso del mundo, el diario de la capital de la ficción, unas fotos que nunca salían a la luz por el tierno enfoque estalinista de Pou, Pou-Che-Tung. Pero esa, es otra historia ... A las tres horas, el infaltable de Pou le tocó la puerte al Kaxique. Mejor dicho le tocó el cerro. Porque el Gordo Kaxike vivía en una cueva artificial dentro de la cumbre del cerro lambarenio. El lugar más alto de Asunción hasta hace unos días en Disputa entre el municipio de Lamabré y la capital paraguayensi... Los diputados del congreso nacional acaban de votar por la capitalidad del cerro de Lambaré. Pero eso también, es otra historia ... “Kaxique, bajás?”, gritó Pou desde abajo. “Bajo”, respondió el Gordo. “Pucha”, dijo el Kaxique, ni bien bajado la montania, las dos cientos escaleras de talladas en el suelo rocos, sacandose un cigarillo de tabaco nego (otra vez lo “negro, lectorcitos!”) de la caja de Pou. Esos pucho paraguayensis se apagan al toque ...!” “Hay que tenerles carinio”, dijo Pou, respirando y exasperando ritimicamente con los labios bien tiernos alrededor del tronco del canalón tabaqueril... “Dale, vamos, Pou”, dijo el Kaxique, “no te vuelvas pedagojico ... Y fueron volando hacía la parada de taxis pintado de colores Coca-Cola ... Y como los dos no tenían mucho dinero en el bolsillo, optaron por la falsa estada, de secuestrar un taxi, el famoso número de mirá loco, te tomo como réhen, y vos, tenés que hacer todo lo que te digo, sino te mató tu cliente ... O sea: Edgar entró al primer taxi de la fila. “Me llevás a al puerto de Asunción?”, preguntó amablemente. “Claro, Senior, como no”, respondió bien paradito el tachero. Y cuando el taxi se encaminaba, cuando doblaba por la ruta, el Acceso Sur, parando en un semaforo, el Gordo Kaxike entra saltando con una ametralleta, unas maderas recortadas que parece ametralleda y le apunta a la garganta de Pou gritandole al tachero: “Loco, no mirés, no parés, acelerá nomás, al centro, idiotetti, al centro, sino lo mató. YA!” Y así iban. A toda velocidad. A trescientos kilometros por hora. Saltando Semaforos. Burlandose de Patrulleros. Y Edgar, un buen actor, no paraba de temblar, de suplicar: No me mate, no me mate, please!!!” Finalmente llegaron, quiero decir llegamos, porque la verdad el que habla se siente no tan lejos del Gordo Kaxike, y ahora que estamos hablando entre nosotros, digo más intimadamente, puede revelarles, que soy el GORDO Kaxike, y que extranho mi tropa, los Tres Pistoleros Alegres, Dagobert Diegues, Cristino Advogado y el mismísimo Pou... Bueno nada, retruco, y reestablezco la perpectiva narrativa... Pou temblaba como si de verdad lo iba al muere, el gordo no paraba de proliferar insultos, Guaraní de Quarta!, Rolinga Turulato! Negrone de Guraniá! Ricacho del Riachuelo! Pernil de Putanesco! “Llegamos”, dijo casi entre los dientes el tachero. “Llegamos, donde, pedófilo”, gritó el Kaxique. “Al puerto”, insistía el driver. “80.000 Guaraníes” murmuraba. “Exacto”, contestó el Gordo Kaxique, “damelas en monedas de 10.000!” apuntando por unos segundos con la falsa ametralleta al conductor... “... y... acá tenés” El Gordo Kaxique empujaba a Pou a recibir los billetes con la ametralleta con la otra mano abría la puerta del carro. “A ese GUACHO, me lo llevo de REHÉN. VOS andate nomás a la policía. YO PIDO 59.999 Millones de Dolares y un avión intercontinental hasta las cuatro de la tarde en el aeropuerto de Asunción. Si no me lo como a éste crudo!!!” El driver acceraba dejando a Pou y al Kaxique en la puerta de la marisquera del puerto. Los dos no paraban de reírse. Y bueno, se dieron vuelta y se sentaron en las mesitas que el trompa sacaba a la vereda. “Quiero comerme un caldo de piranha”, dijo Pou. “Prefiero un suburí grillé”, dijo el Kaxike. “Mozo”, gritó Pou. “Trae-nos de todo! Caldo de Piranha, Surubí, Ensalada y Arroz... Unas Ipanemas de entrada, ya! Cerveza. Pilsen a granel!” Mientras traían tres butellkas de Pilsen en un balde lleno de cubitos de hielo, el cielo se empezó a cubrir de un estertor opaco. Pero ni Pou ni el Kaxike se dieron cuenta. Seguían como si nada con la charla. Pou: “Kaxique, uma coisa, porque te llaman Kaxique?” “No sé Pou, será por la misma razón que te llaman Pou.” “No, Pou, me llamó mi viejo. El resto de la gente me llama Edgar!” “Y bueno, yo no tengo vieja, soy huerfano. Por eso me llaman el Gordo Kaxike de Lambaré....” Y así seguían platicando... Mientras unos nubarrones bien preniada se lanzaron a... a... a... dar una vuelta por el cielo asuceno, bien engrupidas esas nubecitas, cada vez más voladeras, cadas vez más cargadas de un espesor negruzco... “Che, Kaxike, pero verrrdad, vos no te llamás Kaxike... Qué es tu nombre real?”, insistía Pou... “Me llaman El Marisquero Enredao, cachai?, en Chile. Y El Gaucho Galfarro, bolú, en Argentina. Y El Brasiguayo, né, en Brasil. Y Yerba Mala, en Boliva, kurepa ...”, bromeaba el Kaxike... El mozo traía los platos unos ceviches de Surubí, palitos de pulpo, Ipanemas rellenas, maíz cancha, Sopa Paraguaya, Ensalada Enchillada, Ají Molinero, Menudencias, Minutas, Mondongo, Soja transgénica ... En el mismo segundo, en que Edgar Pou abrió la boca como un lagarto, preparandose para tragar la primera cucharada de Marisco, el Kaxique por el rabillo del ojo percibió como la primera gota negra se precipitaba del cielo. Paraguay un país sin salida al mar, y el Gordo Kaxique y Pou morfando marisco... Qué decadente! Que brasileiro! Que europeo, mal!!! Los dos únidos por unos instantes en el placer. Con los mejillones vivas flotando sobre sus lenguas, arremtiendo vanamente contra el paladar, pensando en unas chicas francesas, ninfas, que habían conocido la semana pasada en Le Club... La primera gota, bien grasosa y brea cayó sobre el ojo izquierdo de Pou. La segunda no esperaba mucho entrando por la boca abierta del Kaxique que en ese mismo instante se preparaba para ingerir un langostino pelado ... Insecto marítimo que alcanzó el record de escupidos ... ya que las gotas negras sabían a peste, a colera, a la gripe porcina, provocando en el Kaxique un eructo que estremecía todo su cuerpo lanzando al langostino a una órbita interestelar ... Más y más gotas caía. Era el infierno. El fin del mundo. El gordo Kaxique y Pou no tenía tiempo para encorvarse y entrar al boliche. Estaban lleno de olio, de grasa, de negrura llorada por el cielo. El día de la lluvía negra, ni Pou ni el Kaxique volvieron con ropa limpia a casa. Fue un día de derrota, que tuvieron que adimitir muy para abajo, ante los comunes insultos de sus mujeres, que ése día sí se habían ensuciado bastantes ...

DE LA ANTOLOGÍA DE yIYI jAMBO kE HACÍAS VOS CUANDO ASUNCIÓN SE CUBRIÓ DE YUBIA NEGRA?, vv.aa, TEXTO DE Timo Berger

1 comentario:

Cristina Chain dijo...

no publiques----- EL FACE MATA LOS CELOS ESO ES BUENO.EL PAKETITO VA CON EL NOMBRE BORRADO. LA QUE ME CONTO DEL NOVIAZGO ESTA DESPECHADA Y PÉRDONANDO JEVY. JEDY- YO NO POS LESO. TU EN PERSONA YO EN PERSONA. IRE A BAIRES EL 15 A VER A MI NOVI@.
TE AMO Y BUENO SI PUBLICAS TU PIERDES MI NENE FAVORITO,.
ABRE EL FACE DE NUEVO EN 3 AÑOS MAS O EN 7 PA LA CRISIS
TE MANDO NOMBRE DE KARTONERA EN KRISIS. PA QUE LO TILDES DE DIGNA. TE AMO.
CHAIN
PAKETE VA EN CAMINO
LLEGA VIERNES
NO ABRIR SI NO ERES TU NO HAY NADA EN DUDA.
SOLO BUENA ONDA
NO TE ASUSTES upa!!Y PUCHA LAS EXPLICACIONES NO VALEN TODA LA BELLEZA
YO SOY BELLA TENGO 40 Y RESISTO
MIENTRAS MAS TIEMPO PASA MAS BELLO EL CORAZON Y WEAS ASI
YA?
YA?

pd: YO AL MENOS ESTABA GASTANDO EL CUERO