kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

viernes, junio 26, 2009

El general cita a Duchamp?

La hora de la empanada: todos los albañiles salen a la vereda. La mayoría las acompaña con pancito y Coca de litro en botella de vidrio, porque el sabor es distinto a la que viene en botella de plástico. Las mujeres parecen botellas de Coca, canta El General, un tipo con voz de retardado rodeado de mujeres, en su videoclip, y seguro que también en la vida real, dado el caso que haya sabido administrar la plata recaudada con sus antiguos éxitos, lo cual parece improbable si lo juzgamos meramente por la voz; no importa, el asunto es que al escucharla querés morirte o arrojarle una botella de Coca Cola en la cabeza. La de vidrio, claro, aunque si tiene que ser de plástico al menos que esté llena. A los albañiles no les hace ninguna falta que le canten que las mujeres parecen botellas de Coca, lo saben, ni tampoco que con las de antes, de vidrio, después de beberlas queda mejor sabor de boca que con las de ahora, de plástico; mujeres de vidrio y de plástico, esto es. De todos modos, los albañiles piropean a todas
.
"La hora de la empanada", de Abraparagua, nicolàs granada, felicita cartonera, asunción, 2009

Pensando en este texto, se me ocurrió ke el cuerpo d
Coca Cola, de botella de vidrio
d Coca Cola de El general cuadra
perfectamente con Duchamp, con su
el Gran Vidrio, ke se supone es una yiyi, cuerona o no, por màs borrosa o
difusa vegete en la superficie hialina de la obra del franchute ajedrezista
ademàs del centenario misterio del color opaco de la bebida gaseosa
imperialista sobre el escenario tan esplendoroso de la pub planetaria
la dota de la zandunga y el zangoloteo silueteante d euna mocorrocotuda yiyi creole o tropika-clubiense!

1 comentario:

e. r. dijo...

Entonces podría decirse que la coca-cola empezó con aires duchampianos (ergo algo de escultura y el resto pose) y derivó luego al arte plástico?