kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

martes, abril 07, 2009

segunto texto para Asunción te mata!

Jamás te arrepentirás si chupas conmigo

Tres ñatos se citan para chupar en un local fashion, zona Carmelitas 4 x 4, viernes pyhare. L., ke es desconfiado y paranokiado por mensajes y yamadas constantes de su madre y algún amante, cae sin embargo puntual a la cita. E. et C., sogue hasta las heces, nunca plantan a un socio, aunke éste tenga ke correr con todos los gastos del gato de Lugo!

L. está de humor y solo pide birras de la verde Erín mientras los dukis van por la de litro sea cual sea: primero Tecate y un falso litro yamado Schneider, menos aguachenta ke la mexica, después ya nomás lo ke sea.

Los garzones son motejados desde tendencias culturales empátikas: L. les yama de Ganímedes y C. de Sakis. Estos sonríen sumisos al poder de la moneda guaraní –ese peso ficticio paraguayo de época jesuítica- alicaída con respecto al crítiko dólar y al ñembota del real -por lo menos en este enclítico cuento asunceno.

Es un viernes de sombrero soltero multitudinario y barullento. Se siente bien y seguro uno allí entre el griterío de oxigenadas yiyis alokadas ke repiten el jolgorio de Entertiment Television. Entre famosos de la TV local ke te codean de tantas i contenidas ansias de mear en los corredores ordinarios de los urinarios. Entre billeteras ke desenfundan su poder monetario cual actores pornos el volumen de sus braguetas de leñadores consumados e infalibles.

Los tres ñatos chupan sin cuartel las cervezas de la conmmonwealth de la fermentación. Chupan mientras E. cuenta el cuento ke escribirá sobre Asunción, la violenta. Mientras L. chupa, la sangre de los primeros 10 minutos de los noticiarios televisivos muestra una Asunción cruel y sangrienta, diez minutos engañosos hacen creer ke Asu es más violenta ke Nueva York, la city de las 2 torres decapitadas o la multicultural y forifa París, o ke la favelizante São Paulo o la cuarteada México!!!

Chupan Guinness de espeso jarabe ennegrecido y ambarinos sopas mexicas de Tecate o amarillos Sol(es) mexicanos, chupan mientras los televisivos noticiarios locales, asunceños, se olvidan de informar de los restantes 23:50 minutos de la vida de su city porãite…

Mientras los 3 ñatos chupan nosotros les agradecemos una vez más su preferencia, y les invitamos a compartir, ejem lo importante, una refrescante y espumosa pausa comercial: beba cerveza cuando su cuerpo está pesado beba Tecate!...

Lo mejor cuando no puede terminar un cuento, aféitese con la hoja de afeitar más suave y neurodinamizadora del mundo: use Bic, la amarilla ke corta tu pereza mental a un solo ras!....

Los 3 ñatos chupan y la cuenta crece exponencialmente. C. va al bathroom irlandés como un monje en un concierto pero se equivoca –ojo es mejor ke su hijo no vea esto porke nuestra TV es apenas educativa no pornográfika- se mete en el de las yiyis y cuando se ha dado cuenta de su metida de nariz una de culo impresionante y piel color crema de leche de dama de elche ya le ha succionado el zokotroko hasta la garganta –y ha usado los 3 agujeros del cuerpo amatorio de una yiyi y anhela como todo amante voraz el 4 agujero del amor ke el dios dejo incompleto en forma de ombligo- al fin C. en un estirón bastante brusco logra recuperar su asunto pero en la orbita de repliegue llega a salpicar todo el cristalero con su leche seminal y la loka se pone a lamerla cual bestia sedienta y otra yiyi en entrando al locus cupiditas celular en mano objetiviza su cámara digital en tal escena lengüeteante y tomorrow ya lo verá C. seguro en facebook!!

Cuando vuelve piensa ke jamás alzará una foto de Upa en tal antro de corruptela internetera…pichadísimo…

Chupan mientras C. defiende la ética de todo autentique bebedor: pagar aunke una lluvia negra arrase “a mi ciudad”. Pagar aunke para ello uno tenga ke robar, la étique es la etiqueta de su vida.

Mientras ustedes chupan sus cervezas –pues de eso se trata en realidad ñande cuentito, de una publicidad de cerveza- y el local fashioned se atiborra y acumula y amontona de yiyis una más cuerona y to’ola ke otra, … les sigo contando ke E. y C. ya habían hecho un precalentamiento de jugo loko cuando llegaron al local de la cita, sus cabezas venían zum zumbando de cumbias tie’y onda “a los perros le gusta tu señora”, “te gustó mi tereré”, “esa chica está tuneada”, etc., sus neuronas, vien abiertas aunke no latinoamericakanas sino lambareñas o ñembyenses apenas, aZAUMadas de fulgores noise y fucilazos cromáticos, aplastando las meras plantas pirumí de las calles céntricas y semicéntrikas hasta el lugar de peregrinación ultraprofana de ese día más báquiko ke venusino, pidiendo saldo a tutti plein, fastidiando la red hipersensible con atorrantadas solicitudes, sorteando a los pedos a los agentes celestes de la PUE, puaf, picaroantropus erectus forever, despotricando sin ton ni son cumbiambero solo por aumentar la circulación de la sangre.

C. dice ke es raro ke en siendo la Asunción tan violenta no haya acontecido un asalto todavía en estos locales y dejado cariacontecido a sus tertulianos etilizantes, y el garzón con el borrador de cuenta ke ya alcanzaba 180 mil guarakas, E. salió a dar una vuelta por la zona –dizque a hacer una llamada pero le bisbiseó al oído de C. ke daría un golpe para honrar las cuentas de los bebedores de la mesa, verdadera misa pascual de los elegidos a emborracharse con la sangre de los victimarios televisivos-, L. gastó su minuto de realidad sándwich entre dos eternas publicidades, divagando entorno a los caprichos de E. y su aspereza muito poko apostólica.

fragmento de Jamás te arrepentirás de chupar conmigo, texto de Tomasito "Fra Diavolo Guaí" Lazzaroni, para la antología Asunción (Te) mata

No hay comentarios.: