kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

domingo, abril 19, 2009

otro fragmento de ASUNCIÓN T mata

La Venus de mantenimiento de Ever Román

Antes de comenzar a ensimismarme, era una persona relativamente servicial. En la oficina caían a mi cargo la organización de cumpleaños, rifas, memorándums para todo tipo de diligencias. Incluso organizaba actividades completamente ajenas a la Municipalidad pero sin las cuáles la calidad de vida de los empleados públicos sería simple resta. En las oficinas de la Municipalidad de mi ciudad éramos muchísimos empleados. Una cantidad que no paraba de crecer y crecer. Aún ahora, que yo no estoy más allí, puedo asegurar que sigue creciendo la cantidad de empleados. Probablemente, siga creciendo durante siglos, hasta que, un día, como suele suceder en este tipo de casos, la oficina ya no haga falta y los empleados sean simplemente despedidos. O puede incluso que los empleados pierdan el interés en ir a trabajar, interés que por otra parte no tienen, y las oficinas queden poco a poco despobladas. Esta posibilidad es remota e impensable, pues nada gusta más a los habitantes de mi ciudad que cobrar un sueldo sin hacer nada. Y el objetivo principal de todos es, en el fondo, pertenecer a la casta privilegiada de empleados públicos, de la cual una vez, durante más de diez años, yo formé parte. Por viejas fotografías en blanco y negro que se exhiben en un museo, se ve la Municipalidad cuando se cosntituyó por primera vez.