kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

jueves, enero 15, 2009

casi

un día interminablemente largo insoportable bad bad macumba!, como si un chancho se desangrara i no terminara de expirar nunka y uno fuera un personaje de Dostoievski transplantado al siglo veintiuno tercermundizado subtropikal con los zapatos de mendigo los ademanes hippiosos el aire de los grandes vagos de la constelación the big now el ceño fruncido arrugado por la sombra procelosa de una nuve más negra ke los frágiles nubarrones ke asedian i ñembo se ciernen amenazadores sobre Asu -sin terminar de desaguarse en un apokalipsis pluvial definitvo- las nubes del desafío post-bergmaniano de inventar excusas para vencer en pelea dialectika al Gran Enemigo: la Depre ke ataka a sus poor víctimasespecialmente al atardecer cuando ya todo se agolpa y aglomera sobre los nervios debilitados del bicho expiatorio del gran kapital neoliberal, excusas lógikas bien arguementadas para seguir la gran procesión hacia la muerte ke es la vida----
allí mojándose uno apenas con las rakítikas gotas de una anubarrada jornada ví esto ke casi logra hacer erigir levitar una paloma de risa manchada de nicotina de mi cara de culo:

http://www.cronica.com.py/noticias.php?not=23861

Casi -todo el mundo sabe- es el adverbio ke más odio de todo el arsenal lexicogràfiko de la lengua española. Casi fui a Baires casi logramos el apoyo de la secretaría de cultyra puahu casi cogimos esa tarde casi alcancé a recoger la MONEDA DE MIL en al vereda del britania casi entramos en la historia de los ñatos felices... Siempre ese casi difuso postergado apojétiko casi fuimos o casi seremos nunka el tajante fui soy o estuve.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

JAJAAA...
CASI me haces creer que lo que dices es tajante sin respuesta posible...pero:
El SOY inevitablemente se convertirá en FUI, que practicamente suena a CASI no FUI, porque SOY. CASI es la palabra mágica que hace que sigas intentando, el que FUE simplemente ya fue, el que ES cumplió y ya no será más. CASI es la palabra atrevida de intentos y reintentos. Que sería del hombre si simplemente lograra SER y no volviera a intentar SER lo que CASI no fue.

Cristina Chain dijo...

"Cioran, usted ha hablado frecuentemente del hastío. ¿Qué papel ha desempeñado en su vida el hastío, el tedio?

Puedo decirle que mi vida ha estado dominada por la experiencia del tedio. He conocido ese sentimiento desde mi infancia. No se trata de ese aburrimiento que puede combatirse por medio de diversiones, con la conversación o con los placeress, sino de un hastío, por decirlo así, fundamental y que consiste en esto: más o menos súbitamente en casa o de visita o ante el paisaje más bello, todo se vacía de contenido y de sentido. El vacío está en uno y fuera de uno. Todo el Universo queda aquejado de nulidad. Ya nada resulta interesante, nada merece
que se apegue uno a ello. El hastío es un vértigo, pero un vértigo tranquilo, monótono; es la revelación de la insignificancia universal, es la certidumbre llevada hasta el estupor o hasta la suprema clarividencia de que no se puede, de que no se debe hacer nada en este mundo ni en el otro, que no existe ningún mundo que pueda convenirnos y satisfacernos. A causa de esta experiencia -no constante sino recurrente, pues el hastío viene por acceso, pero dura mucho más que una fiebre- no he podido hacer nada serio en la vida. A decir verdad, he vivido intensamente pero sin poder integrarme en la existencia. Mi marginación no es accidental, sino esencial. Si Dios se aburriese, seguiría siendo Dios, pero un Dios marginal. Dejemos a Dios en paz. Desde siempre, mi sueño ha sido ser inútil e inutilizable. Pues bien, gracias al hastío he realizado ese sueño. Se impone una precisión: la experiencia que acabo de describir no es necesariamente deprimente, pues a veces se ve seguida de una exaltación que transforma el vacío en incendio, en un infierno deseable... "

http://cablemodem.fibertel.com.ar/derivas/derivas_literatura_cioran_cuatro.htm