kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

miércoles, enero 07, 2009

Fragmentos de "Historias de Babel" (novedad cartonera)

de contrarios documentos y diferentes lecturas y versiones y reversiones de Lo Mismo e iguales referencias y deducciones de Lo Distinto, según doctrina explicitada oportunamente off paper en arduas horas de lección y de exercicio en profusas bibliotecas y amplias libertades confiscadas, y cuya visión implacable de Su Omnisciente Señoría significamos por la cortada cabeza del ave susodicha enarbolada en la punta del estandarte de nuestra compañía de Honestos Lansquenetes a Soldada, tal bauprés intimidatorio de viril membradura en posición de ataque, pea he'u!, y con cuyos-del-ave-mencionada parpados rojos, iris blanco, pupila azul abstractamente estilizados y diseñados adornamos nuestros morriones signíferos, tal San Miguel celeste, y los restos de cuya ave mencionada o cuervo jefe enterrados fueron en sepelio en señalada parcela de la casa fuerte supradicha que en los días primeros de su historia fue patio de armas y hogaño patio de reclusos y trastienda de cocinas (y habitat natural de alimañas varias de holganza y deleite en la confusión de escombros y podredumbre de instituciones oratorias), siendo como es que ninguno puede aventurarse más allá sin previa nihil obstat, conste, visto bueno y OK del jefe de guardia, un guiño cómplice, easáatu, el cual plorante ritual de entierro y enarenamiento ejecutoriado fue de acuerdo en todo a las fórmulas rituales de encantamiento obrantes en el sanctasantorum corazón del Código de Procedimientos atendiendo a los escolios y excepciones e indulgencias según addenda de los Santos Padres y apéndice guía de los Protohombres y Dynastas Ancestrales, y cuyas invocaciones mántricas y cantilenas de loor entonado hemos en orden cerrado y primorosa formación de hombres de armas henchidos de fervor y mala caña lugareña genitrix de grandísimo ka'u pelele, oré royapó upéixa según la grafía por entonces en uso en los ambientes seudointelectuales frecuentados por el autor, hoy desplazada por otra decididamente más objetiva y pluralista, poderoso vasodilatador mas un tanto apeligrante al hígado y anexas tripas, las cuales a continuación copiadas invocaciones y cantilenas obren de fascinio contra nefastuosidad de la rueda de la fortuna y sean propicio frontispicio preambular a la nuestra justa jornada de cacería de la verdad, que es bicho esquivo plumoso frágil de malas vueltas, periplo de campaña hacia el defoliado esclarecimiento de los hechos o facta ad voluntatem calami coniuncta: en entonación unciosa de coro de magistrados, oidores, comisarios, filósofos del lenguaje, que aquí venimos a purificar, guardias alados, ángeles de la guardia y demás jerarquía de salisúbsulos, sonad trombones y cornetines, corni de caccia y bombardinos, la corneta itenonde, la media trompa itapykue: ave oh ave de la justicia de los cielos desciende a estos terrenos descubiertos vírgenes confiscados vendidos violados arrendados, sé propicia a su deslinde y amojonamiento, a su repartija de dominaciones, a su fajamiento en fronteras seguras y controlables, a su parcelamiento en capítulos pulcros y ordenados, separa la carroña agusanada del hueso duradero que la sostiene, la fructuosa semilla occipital y el hipotálamo de piedra no se confunden con el tejido putrescente, no con la fangosa orilla el hito fronterizo de inmarcesible mineral, ídem separa a confuçao de som do sentido significado, executa la acción que te redime e condennanos ao silencio, oh ave de la justicia de los cielos, ave oh pájaro, exit chorus, de lo cual doy fe yo poderhabiente de Su Magnifica Señoría, oh mi máximo señor, Sire, Vuesamercé, mein Herr, mi Papuchón, Papurri, sometiendo a la ordalía y dictamen de Venidera Historia materia de juzgamiento y reflexión y reflejo los hechos y desechos, carroñas varias que venimos a copiar y transcribir tal y como se desprende de la relación de diligencias y pareceres folio doscientos veinte según número obtenido por manipulación de datos y barajas de importación legales y otros similares instrumentos delegados auxiliares del Supremo Orden y Absoluta Voluntad de Misser, que el empiezo de la narración es la instancia que más sofoco y desasossiego ao spiritu provoca por dificulidade intrínseca de por sí de embelesar de entrada nomás al que escucha o en su defecto lee, que llegados a este paraje de la Frontera (llamado ansí por ser limite de los indios Guaranís de aquella tierra y término de las otras naciones) les pareció (a quienes Azara no menciona por conveniente tacitud, recurso del estilo y escudo (paraguas por si acaso)) que hera (sic)bien y servicio de su Majestad fazer las paces con esta generación de carios que hasta aquí no se avía topado otra ninguna e ansí este testigo hizo e fundó una casa de madera en esta dicha ciudad como nos consta por inspección ocular del lugar y sus vecindades vide croquis del anexo primero con objeción solicitada y pregunta de la contraparte, pues que ambos lados de la moneda nuestra objetividad acaricia, de dónde en el mundo encuentra sujeto tal que haya visto o percibido tales cosas, que como aquí pareciera tratarse como del ojo y su campo visual, que ni comienzo tiene ni término y funda un puro mirar desde su Aquí, no obstante in embargo al ojo que observa y ve no es a su vez ni Visto ni observado, y entonces dónde el tal, ahora que es alta noche y más alta en la latitud de donde partimos, dónde quien recuerde cuál latitud donde fundada casa permanezca sino en la mera crónica, que conste pues tal digresión que mella ninguna en las meritorias obras hace del tal hombre de armas cuales son las dichas fundaciones de plaza y de comentarista y todo en nombre y dedicatoria de Su llustrísima Merced (que la tal casa fuerte cobijara a la sombra de su fecunda paterna lanza por treintenario decurso), y aunque copia prestamos y oídos hacemos de estas valiosas informaciones, constancia dejamos de no ser posiblemente estas las que procuramos y asentar en Registros conviene, y según artes numéricas y declamatórias obrantes en libro, canto y estrofa de números respectivamente generados por triple jugada de perinola (o en su defecto, dados legales y cubilete habilitado con sello municipal y precinta de la Gobernatura), convocado es el siguiente testigo de entre los fieles de fecho y asignada es su declaración, que paso consecuentemente a leer y trasladar con dificultad do diversa lingua a la presente prosa actuaria juris-prudente, neutra de por sí, incolora en sus humores, grado cero según maese Roland si no unos treinta y cinco en la escala Gay Lussac, potente y peligrosa como máquina de guerra, precisa invencible inoxidable automática como máquina de Turing, hermoso autómata, filosa como espada de justicia de ángeles de ilustraciones de libros de profecías de Santos de antes de nosotros, overapa haimbégui, y asentamos que manifiesta el susodicho informante lenguaraz que la cuya Majestad aquella en aquel entonces nuestra concedióle como armas a la nobilísima Nóbel ciudadela un escudo sobre azul en cuatro paneles vacíos dividido con derecho sus habitantes primigenios dividido con derecho sus habitantes primigenios aboriginados de representar en tales espacios, atendiendo a las normas, reglamentaciones y ordenamientos del arte vigentes, cualesquiera bestias, árboles, santos, figuras y objetos en general propios de la heráldica y blasonería que más pluguiesen y así la tal graciosa libertad concedídales empleáronle de común y demótico acuerdo y consenso en la elecci6n para el primer panel de un lince que de piel rnaculada era coberto, ligiero e presto mucho, y campeando en el segundo espacio, un grande león, alta la testa y con raivosa fame, y una loba dominante en el terzo espacio, tanto assim malvada y corrupta que son rnuchos los animales subsidiarios con que se ayunta y más serán ancora, hasta que el can vendrá que la hará morir con dolor grande por toda villa persiguiéndola por todo valle loma paraje compañía repartición cabildo cuartel iglesia hasta devolvelle al infierno de cuyos libros proviniere, todas las cuales imágenes son de perversión de mente y lengua, que aqui venimos a depurar y ensalzar, en procurando mencionar lo indecible, y la cuarta porción circular del su escudo aun vacante luce en nuestros días en temerosa espera de quien osare sobrepujar a tales fieras, o en espera(nza] de quien tanta iniquidad para siempre destierre enterrándola más allá de la Frontera mencionada (delimitando desde adentro lo impensable, lo indecible, según doctrina en uso de analistas del lenguaje, que aquí venimos a adornar) con la expresa mención aclaratoria oh Ilustrísima Señoría de ser tales símbolos y conjeturas e interpolaciones mera materia de especulación poética, que viene del latín speculum: espejo de metal pulido en el libre ejercicio de la juglaría y demás artes de ficción y encantamiento, arro bamiento y delectación permitidas por Vuestra Merced para distracción de los simples de espíritu tal soldadesca ociosa ínterin su reabastecimiento, curación y desbichamiento y purga de elementos desleales y/o dudosos (una rápida resolución, un prestisimo filo) a diferencia de la probada veracidad irrefutablemente fundada en las declaraciones objetivas e inobjetable transcripción de documentos in-equívocos que nos ocupa humildemente en la investigación de la Verdad, sí, con mayúsculas, incondicionalmente cierta previamente definida y en ocasión de duda, por limitación del intelecto, convenientemente decidible (vide anexo de tablas veritativas) ya que estando lo verdadero igualmente repartido es natural colegir que por muestreo aleatorio (perinola de marfil con taraceas de ámbar y carey confiscada en el arqueo de la estancia de Misia Zavala, mi tía bisabuela, artificio artesanal para juego social en supletivo ocio de señoronas en domingo a la tarde, con respetables maridos tras jóvenes sirvientas y mozos de cuadra), con así recolectos materiales mosaico esplendente de lo abscóndito y maravilloso armaremos para revelación de las gentes y dulce obnubilación de sus inteligencias oh Nobilísima Excelencia, mi líder, papichunchun, ay na mi rey!, en joconda obsolescencia arrinconando a ilustres preclaros pro(to)hombres de ánimo irreducto mas tan pesadas verdades, tan abstrusos decires y poco airosa acción, que no corresponden con la historia que venimos a enmendar y refundar de nuevo y por siempre, aunque agradecemos al testigo su ponencia e invitámosle a pasar al salón y al refrigerio, corre por nuestra cuenta su hartazgo y su deleite, subsecuentemente por otras cantidades numerales y cantámenes vocales convocamos al siguiente depositario de las verdades de nuestra historia que venimos a consolidar y embrillecer, aunque yo más bien entiendo consuelidar y embrollecer, el cual menciona que tal como se desprende de la correspondencia colecta de los Oficiales Reales según indicación de la ruleta en uso, a ver a ver, este fajo de folios por ejemplo, no, mejor este volumen en cuarto menor, pergamino de piel de cerdo con abuso de mordiente por ignorancia del oficio, que más grueso y rico en experiencias luce, y entre dos testimonios que tu atención solicitan hás de elegir al más vistoso y prometedor de nuevos ángulos desde los cuales medir y calibrar la oculta historia subyacente, tal que fue Dios nuestro Señor servido de nos descubrir el salitre que es el principal material de la pólvora que es lo que más nuestra necesidad demandaba, nada de preciosas piedras ni dorado deslumbrar metálico, y más adelante: pólvora fina y en cantidad, escopetas y vallestas (sic), protocentro del tráfico de armas, cargueros a la madrugada abriendo sus panzas llenas de armamento y suntuaria, diez por ciento a la indisoluble amicitia del vista de aduanas por no jodernos con el cuarenta y cinco por ciento legal, de cuya copia fiel doy fe y certifico que el mencionado segundo adelantado declara que es esta una generación a la que todas las otras tienen gran temor de modo que el tal capitán fecho otros delitos (así en el texto que transcribo, aún esta por comprobarse delictuosidad mencionada y hay quien duda de tales testimonios y desinfectar se propone la Vera Relación de Hechos de semejantes extravíos de razón histórica, no sea que por descuido de hombres de acción los hombres de letras las acciones de los prohombres malamente o fielmente relaten, y memoriadas sean las acciones por sucesivas generaciones como ejemplo contrario de lo que debieran ser y no contrariamente fueron: delitos mayormente con estos súdictos (sic) de vuestra majestad, pero notamos que el anterior paréntesis abierto debía parearse con el cierre y no abrir ni ensanchar el sentido con dos puntos, los cuales súdictos que son los yndios naturales que sin culpa, y aplícase aquí la suprainserta nota bene, mutatis mutandi: delictuosidad por culpa, ha muerto este mal nacido mas de dos o tres mil personas de muertes crueles sacándoles los ojos y las tripas por las vedixas, cortándoles las cabezas, haciendo los quartos cortándoles las manos y brazos, cortándoles las narrises (sic) y las orejas y colgándoles y sumergiéndoles y arrojándoles desde aviones habilitados al efecto solamente porque le oviesen miedo, el subrayado es mío, oh mi señor, vale que os compadezcáis del nuestro hermoso texto, no permitáis que tal justicia aunque extremosamente justa se enuncie y divulgue en términos de descompostura, comedimiento en imagen descriptiva es virtud y solaz de entendimiento culto, si no de gusto requintado el huir de fruslerías detalladamente expuestas, que posteridad es ávida de bello decir y sonsonetes altivos, mi señor, Su ilustración, Nuestro Líder, mas no cuidéis del nuestro estilo del bien decir más allá de su esfera propia y singular y reino sensorio y jurisdicción preeminente, que aunque hay merecimiento y virtud y temperancia y artificio en remplazar armas y actos de armas por artes y actos letrados y literarios mucho más le hay en conservar y promover y estudiar y ejercer los actos verdaderos y reales de magnífica violencia y aguerrida decisión en contra y en persona de enemigo y rival y sospechoso, arte aqueste de reservada expansión y enseñanza a electos aprendices de confianza, tus muchachotes de seguridad y operaciones especiales, y de difícil ejercicio en todo tiempo, curiosos siempre presentes que después retuercen el texto a su maniera, periodistas nuestros enemigos naturales- ávidos de noticias escandalosas (sic), amenazas de otra justicia mba’embo, lloriqueante y blandengue, avidez de idiotas útiles por leer la entrelínea de por qué intimidación y territio verbalis y castigo corporal y un poco de dureza ejercitada y a veces tortura con todas las letras, sí, y qué, entendimientos que ya no comprender han las justas reglas de la dura porfía contra todo lo que se nos oponga, todo lo cual antecedentemente comentado empresto de los Comentarios supradichos que no nos merecen absoluta confianza por nuestro axioma fundacional de no dudar de aquello que resultare irrelevante en la relación de verdad y correlación de verdaderos hechos así sean oralmente declarados o habidos por empréstito de los Comentaristas dichos de la Conquista y repartición, la cual confianza sin embargo su autor no nos merece en modo ninguno en tanto persona distinguible de su autoría, que obra es diferenciable de persona obrante y acción no se equivale con sujeto que ejecuta, según novísimas tendencias en el pensar y discurrir filosóficos que aunque no del todo estatuidas en nuestro juicio y entendimiento se nos parecen razonables, y así podemos seguir amando tu nombre y tu persona, oh mi desterrado, oh tu desenterrado ancestro, en perfeccionando alguna de vuestras arrrebatadas acciones y pasiones, que siendo éstas las así declaradas y leídas por el testigo, a quien gracias damos, no son de modo alguno las que por encargo del Futuro Ser Nacional a su Pasado Histórico adscribir convenga, do modo pues que, en continuación de nuestro clarividente oficio, de ojos vendados y leve mareo por diez vueltas en torno a mí mismo, gallito ciego, ay na que me caigo!, salí si que de mi camino, bruto, zancadillas no, carájpija, así no vale, en subsiguiente montículo de folios nos precipitamos que apilados escrutamos despojados de vendas e intereses malintencionados, objetividad total, y oídos atentos emprestamos a pequeño coro bien afinado de pyragüés descontentos con la paga, intemporal enfermedad del Presupuesto, los cuales nunciantes denunciatorio motete entonan et a nos nos sorpreenden en la su declaración desinteresada y yaguareo casual de testigos hábiles en testificar y assí sabemos y firmamos que estando el mencionado segundo adelantado con su gente en la Cananea (punto geográfico ultraconfinio cuyas coordenadas exactas ignoramos lo cual no quita biznaga de verdad ni agrega quilate de falsía sino deja todo como estaba de donde síguese que sobra y así a nuestra prudente intención de exornar nuestra verdad conviene), aunque el experto en geopolítica nos informa ser la Cananea entonces la que ahora es Maldonado, pues debiendo colocarse una señal que determinase la línea divisoria con la Corona de Portugal, ordenó se clavara una piedra (sic), grabando en ella su propio escudo en vez de las reales armas (las tuyas, mi rey, las tuyas) como correspondía el cuyo escudo ostenta un león mornado en evidente y flagrante ignorancia de las leyes y normas de la heráldica la cuya cola se enrosca displiscientemente en torno a un asta descaradamente florecida en una extraña flor como cabeza de ave de rapiña, bizarra imaginación que reemplaza la establecida y familiar conveniencia del así llamado gorro phrygio, que el experto en arqueoliteratura nos aclara provenir de phrygio que significa tejedor, aseveración testimonial de cuya veracidad y peso político me hago en un todo responsable y por su fiel copia y comentario y por ante mi y por ante quien sea, toheja tou, ish, certifico también ser verdadera la noticia que en las Palmas, punta geográfico solo en crónicas y relatos existente según lo reconoce nuestro especialista en geomancia, donde se apoderó a mano armada de un galeón que estaba en su puerto y por fuerza lo llevó hasta la isla de Santiago donde apoderóse de las mercaderías que estaban en otra nave fondeada en dicho puerto, supuesto comercio de estraperlo tan popular entonces y casi bien visto si rentable y decentemente llevado, pero detalle es este que no redime fea acción de contradecir convenios amigables entre potencias sureñas y legislación conjunta por incentivar común progreso, asalto y robo a mano armada, asociación ilícita para delinquir, abuso de autoridad, insubordinación y amotinamiento y nangana cuantas otras más faltas graves, de las que informádasme a mis orejas por susurro delator yo certifico obrar a mi vista, yo mismo luego vi, ego ipse oculis meis vidi, asegún Petronio, de donde se concluye claramente que en Vos confío por completo, in ampulla pendere, en Vos deposito mi voluntad y a mi mismo de ésta me cerceno a condición amable de que persona mía considerada sea virtuoso quadruplátor (para mi peculio y gozo el veinticinco por ciento de lo denunciado, mi señor, después de pasar por la rapiña de los gendarmes fronterizos que a nuestro ñembyahyi vergüenza, vuecencia mí, e ansina les va en su provecho sisando en un año fiscal lo nosotros en tres trincamos), y de los cuales y de cuyos relatos todos se desprende, tal y como Su Serenísima Señoría ha de concordar conmigo, notoria evidencia de mal carácter, pocas pulgas, arrogancia, mbarete, acción de tomar Tu Nombre en vana acción de auctoridad en propio beneficio, pero especialmente notamos deshonestidad, que más que juego de palabras, siendo el susodicho vástago de la abundante familia degli Onesti, careada ya oportunamente en anteriormente mencionada y transcripta historiografía, en alusión a la temprana interpolación del texto del Bocaccio, el cual, aunque con cierto ingenio inserto en el torrente textual, costuras con el restante universo no puede ocultar del todo aunque ignoramos pertinencia de su inclusión en la presente recensión de hechos referidos a esta latitud y longitud determinadas pero la aceptamos como figura rhetorical referida por vía de metáfora a locales gentes y fablas de nación y pensamiento enraizado en ésta, y así es dolorosa verdad la que te expongo en tus altas orejas mismísimas, oh Sire, susurros son éstos de justa trampa y justiciera delación contra quien perverso no te ama, no te aprecia, no te escolta en tu misión universal de exaltarnos según el lema consabido de aquel omnisapiente pensador bermellón y terrígeno y arquetípico: ningún paracologuayorado pobre, en obvia referencia a la doctrina muy extendida en aquél entonces de considerar súbditos paraguayos con todos los derechos solo a los afiliados al partido gobernante, doctrina, sino teorizada y fundamentada como debería corresponder caso de pretender ser tomada en serio, no obstante muy en práctica en toda época en la provincia, no solamente durante los gobiernos de aquel partido en especial, que así nos instruyen los analistas y escoliastas de la posthistoria, y quien pre-tende fundar su propia ciudadela en campos de justicia ya catastrada esto es, la justicia del que puede torcerla a gusto), de cultivar presume su propia ley de fuerza y reacción por fuera del cálido capullo amniótico y la cúpula (re-solemne y maternal

http://felicitacartoneranhembyense.blogspot.com/2009/01/historias-de-babel-joaqun-morales.html

1 comentario:

Tam! dijo...

Tschá... Como para invitar a un mate al autor de esta prosa... - O para aprender guaraný -que no guaranga-.

Saludos,

Tam!