kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

martes, agosto 26, 2008

Poesía en la vereda de Borrachos y Yiyis II

Ever psikodelizado lee su Falsete bernhardiano
Foto 3: primer plano, sentados: Patricia Duarte cruza las piernas, Pao Nuovo y Charles da Ponte atenttis; segundo plano, Ever Román y Giselle Kaputt; parados, tercer plano desplegándose hacia un falsa perspectiva: Daniel y Didí, y, por último, sentadas casi en lo oscuro: Lea y Gabriela Schwartzman y la madre, Gloria Muñoz (ese noche, más temprano, Mauricio Schwrtzman fue homenajeado en la casa Humanista).
Ana Strahm y Maggie Torres ganan la vereda del café Literario

1 comentario:

Dama Satán dijo...

Duglitas, no te piches, va con onda, pero por todos los dioses del Olimpia, digo del Olimpo, el yelmo de Plutón, la fragua de Vulcano (a propósito de Vulcano: Digresión interparentética. Pese al respeto general por cosas como la disciplina laboral, el “orgullo profesional”, la “realización ídem”, etc., Vulcano, el único dios que trabaja, justo es, llamativamente, un cojo cornudo. Hallazgo que aquí no tiene nada que ver con nada en absoluto y que con descararada incoherencia meto ahora en este comment nomás porque me copó.). Decía que no te piches, Duglas, pero por qué tenés que ser tan PUERCO. Suerte que usaste el sánscrito, idioma hiper-mega-JIGA-snob en cuya total y absoluta ignorancia espero morir dichosa, porque como mínimo estarías hablando de cosas miasmáticas, gangrenadas, viscosas, espesas, mojadas y con grumos, cual sugerías mediante nauseabundas vaguedades de connotaciones repulsivas como “líquidos íntimos” (¡PUAJ!). No sólo son guarradas, es que ya las traes en la manga, como un “as” (-queroso). Si no, por qué te pones a alabar a los gritos el esperma siendo OBVIO que las feministas NUNCA fallan y que alguna pisaría el palito antes o después o sí o sí (aunque, dicho sea de pso, P. D. no tiene la culpa, porque al final ella cómo iba a saber) dando pie a tu malvado plan de revolver con mucilaginosos amasijos coprolálicos el inocente estómago ajeno. Al menos el mío. De paso, los tópicos sexuales puestos por ti en pringosas, purulentas metáforas tan apetecibles como engrudo rancio, me están haciendo pensar cada vez más seriamente en retirarme del mundo y renunciar a Satán, sus pompas y sus obras, recluirme en un convento y consagrar para siempre en adelante mi castidad a Cristo per in sécula seculórum, habiéndome elevado por sobre las tentaciones de la carne gracias nada más y nada menos que a la edificante evidencia de que ké-as-ko-K-ra-jo. Escucharte me decide a no dejar que ponga su zarpa sobre mí bípedo alguno sin previamente hervirlo en lavandina, y, aún así, mejor que no la ponga ni aunque esté bien hervido. Si como resultado de tu inconsciente pero eficaz proselitismo veo la luz y termino hecha un clon de Teresa de Ávila, de repente al final hasta me canonizan, con lo cual vos podrías terminar condecorado por Ratzinger-Z. Oh destino incierto de las criaturas: Dios escribe en reglones torcidos, y el camino del Cielo está empedrado de malas intenciones. In manus tuas, Dómine. Fiat tua voluntas nunc et semper. Ad majorem Dei gloriam. Hacéte ver el mate Duglas plis. Amén. Ite misa est. Dóminus técum. Chauché. So long Marianne.