kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

viernes, julio 18, 2008

"4 yiyis" (yiyi yambo) se presenta domingo en Hotel del Lago

Prólogo para 4 YIYIS (YIYI Yambo)
Kómo pudo una yiyi tan grande entrar por unos ojos tan pequeños como la poesía

Paraway tiene poesía. Tiene mujeres, por ende, tiene erotismo. Un erotismo preñado de palabras que cabalgan picos de extrema furia lingüístika. Montes donde chorrea la lava multiorgásmika del día a día, la alegría de los instintos tan tie’y, tan indio maká en sus colores y la tersura de sus vestidos, tan tan sus teklas sobre el cuerpo propiciatorio del amor a la poesía. Esta poesía erótika parawayensis de yiyis de la más variopinta eroto-filosofía, insufladas desde bocas de lápiz labiales fluo, se bifurka por los caminos galaktiko-poétikos de una Carla Fabri (ella fabrika espacios atiborrados de niebla y tatachiná donde germinan semillas-palabras, capullos-vokablos que el megáfono del pueblo cantará mitopoyétikamente –anulados sus consonantes, enfatizando las vokales hasta el too much oriental casi chino casi cageano), por los ajedrezadas sendas amatorias de Maure Ayala (su Avalon pisa una tierra de nadie en coloración dualístika, de ajedrez medieval, allí valen las artes de la corte trovadoreska, los envites del caballo loko cruzando diagonalmente zurdo el mundo de su tablero ilimitado), o por la onano-meditación de Monika Kreibhom (ella trae reminiscencias pop, escamotea al tantra el retrato de un galán franchute para levitar cual fémina tarkovskiana sobre el vaivén de la poesía y su mareas blancas soberbias) o aun más en las amonestaciones humorerótikas de la Gisele Kaputt (su poesía se aplika a la reestructuración de la realité a partir de petits acomodamientos de pedazos humorístikos en un mosaiko patafísiko, realidad vuelta patas arriba pero no como desenlace de un proceso deconstructivo sino desde el propio abordaje poétiko mismo que lo sotiene). Las generaciones rotan pero el furor afro agro de Afrodita es lo permanente. Las yiyis giran, cual derviches de la palabra, al ritmo de la músika íntima que guía a los versos a la casa del misticismo de lo hic et nunc. El lector no necesitará en este trance de preservativos para acoplarse al juego de estas yiyis de cabellera de fuego, akä yboty pytä tatácha, al ir y venir penelopiano del swing de la poesía de los menstruos purgando los monstruos de la vigilia, sacerdotisas tanto de la escritura como de ese fuego de la vida que cuidan entre sus piernas desde que el mundo se desprendió de la nada con una primigenia rima sexual: el lechoso big bang.

Cristino Bogado
Poeta y editor parawayensis

foto: una de las 4 yiyis (Gisele Kaput) publikadas por Yiyi Yambo

4 comentarios:

e. r. dijo...

parece que le mordieron la boca antes de la foto. por qué pio tan sugestivos?
salutes

kurubeta dijo...

ES EL FUEGO D ELA VIE NOMAS, EVER CHE DUKI, NO SEAS ASÍ CON LA YIYI, por fumar mucho i kemarse siempre tambien puede ser!

e. r. dijo...

jajaja

Cristina Chain dijo...

hay un poemita de Millan de seudónimos de la muerte que dice:

La muchacha del Herpes

Cuando te conocí tenías
un herpes en los labios
Pocos habrían osado
besar tu boca,
pero yo adiviné
que tras los labios heridos
había una brasa dulce.
-No lo hagas, advertiste.
ojalá te hubiese escuchado.