kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

martes, abril 22, 2008

Rostros mbyá, paï, ishir, ayoreo, enxet, chiriguano...

Rostro tapado con bolsa de caraguatá tìpico de los ritos ishir, del Chaco parawayensis. Una de las fotos en blanco y negro del fotógrfo suizo que abre exposición esta noite en la Manzana..
Este martes 22 de abril. a las 19.30 se habilitará la exposición de fotografías del suizo Patrick John Buffe, denominada LA TIERRA SIN MAL, en la Casa Castelví del Centro Cultural de la Ciudad (Ayolas 129). La muestra está organizada por la Embajada de Suiza y la Dirección General del Centro Cultural de la Ciudad de la Municipalidad de Asunción. Sobre la exposición

A través de la exposición La Tierra sin Mal, el fotógrafo suizo Patrick John Buffe, invita a recorrer los senderos de los diferentes pueblos indígenas del Paraguay. Durante seis años, estos senderos lo condujeron a convivir con los Mbya y los Paï Tavyterã de la parte oriental del país, donde viven todavía los Guaraní en búsqueda de la Tierra sin Mal, esa tierra prometida a la cual todos aspiran. A la Tierra sin Mal, universo de los dioses, siempre se opuso la tierra mala, es decir la sociedad donde viven los hombres. Desde la conquista hasta hoy, los Guaraní vieron extenderse la distancia que les separaba de su paraíso por la desaparición progresiva de la selva y la confiscación de sus tierras ancestrales. Patrick, también se acercó a los Chiriguanos, a los Chamakoko, a los Enxet y a los Ayoreo asentados en el inhóspito Chaco paraguayo, donde fueron evangelizados y despojados de sus tierras o sacados del monte por la fuerza. En seis capítulos, sus imágenes en blanco y negro evocan los problemas de pobreza y de marginación que enfrentan estas etnias, el desgaste del medio ambiente en el cual evolucionan, las dificultades de ubicarse en una sociedad que les niega el derecho a la diferencia y su voluntad de preservar su cultura y sus tradiciones. Tantos problemas que no son propios a los indígenas de la nación guaraní, sino comunes a la mayoría de los indígenas de América latina.

No hay comentarios.: