kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

sábado, abril 19, 2008

Preparativos de viaje I

Preparativos para viaje I (a la city de Baires para catar yiyis)

La excusa: dos libros de mi autoría ke supuestamente serán publicados por la indie akähatä editorial Suri Porfiado bajo el tendotá el profe de la Uva y poeta salteño-vasko-kurepí Aldazabal. La idea es darle abundante al mete-saka antes de los tiempos invernales, esa noite pesadilleada por Ballard.

Soy un indio parawuayensis por dentro, in nuce; mi frontispicio es un estigma caucásico-peninsular lamentablemente. Mi pija se encabrita y vuela cual saeta mojada de kurare (el King Ink Indio-Maká) hacia los praderas de la Bienaventuranza florecidas de enyiyizantes retoños kurepíes. Vislumbro ya una ilusión de yiyis kurepas embrionadas, hadas en embrión, en los pompones de dientes de león polinizando el mundo…
Como no se krean que un bárbaro en Kurepilandia no se acomoda a los ritos –aunque sean bastante onerosos, rompebolas y aburridos- prometo metérselo solo (primeramente) a yiyis parawuayensis en exilio económiko de las llamadas villas (donde sonará tu miserere, miser post-medieval).
Respetaré, júrolo con una mano en el corazón y la otra sobre todos las números de Paturuzú que nunca leí, no acosar, manosear, mosconear, mariposear, fastidiar, mamanganear, mbarigüizar a las aladas chicas ( aunke super enyiyizantes en sus xavantes virtuales sobre la cúpula de la web) del blog colectivo: Hidulya (que al pisar y besar papístikamente ensoyadas tierras kurepas perguntaré ké koños significa), ni a Vero (la verdá la kiero), ni a Ema (no sé más de ella), ni a Ayd (ay dice mi corazón de grafito) ni a Laviga (la imagino con ligas) ni a Luc (ké suertudo ke me firme su libro), que no serán tratadas como merecen, es decir, como afiligranados y lujosos objetos sexuales.
Descartado también el target infanto-juvenil. Las púberes (úniko caso de sexo con púberes –que ellas me violen al pasar distraído y freakie frente a su cole religioso o estatal o municipal, y yo esté sin mi K45 de plástico que tira chorritos de agua de colonia!) complican la vida jurídica y civil de más de un artista que se precie. Achtung, chera’ato!
Cantantes de bluff serán respetadas a no ser que la misturen con cumbia colombiana circa años 50 y 60.
Como el tren-ave-bala es mera fata morgana de ex gobiernos presuntamente primer mundistas aunque eso sí claramente neoliberales…tomaré la vía más poétika. Como Karaívas posmos pasmados por la realité, que antaño batallaban la Tierra sin mal (el Yvy Marane’y), en una caminata colectiva suicida , karaíva posmo akä yboty, on the road al trotecito onda Forrest Gump, hasta la Buenos Aires, tierra de exiliados económico-cultural-pólipo-polítikos de más de dos generaciones de paraguayitos.
El libro se presentará gua’ú en junio del corriente acaso, trotando todo el santo día llegaré en 15 o 20 días a lo más a Baires, quemaré los 1.800 kilómetros de distancia entre la imaginaria línea sagital entre Asu-Baires. (a dos paketes de Kentucky, a cinco aristókratas etiketa negra, a dos porros por día, a cinco años luz de la locura).
Mi bagaje de vago tendrá sus trajes en una mochila al hombro, cargada de celulares y penndrives con mp3's para soportar los tramos de paisaje vacíos o desiertos de sojales, paraguas brasilero con punta aguzada a lo Jekill en caso que se presente funcará de arma defensiva. Drogas en el pelo apenas o en la sangre. Laptop para conectarse wireless desde Posadas, Corrientes, Paso de los Libres, Alvear, Resistencia, Santo Tomé, Concordia, Rosario, Córdoba, Baires… (Pareceré con mis crónicas levantadas in situ un peregrino medieval con estos nombres…me gusta el nombre árabe rompiendo el molde cristianizante: Córdoba, vestida de cordobanes que corcovean en mi bragueta corsarios de amor a babor de tu adobada y acordonada concha…)
En Baires acaso, onda Mistery Train, me citaré de antemano en un love hotel con mi amada y lejana turka, seremos dos forasteros cogiendo una noche apenas en el rendevous de a penikes de una city desconocida ayer nomás.
Después del amor, no logrará convencerme que me case con ella -por enésima vez dirè no- y vaya a pelear por las tierras de su herencia familiar con los israelíes invasores pro-yankees hijo de putas güevones!!
Una tienda de camping o teepee de gutapercha, pequeño e impermeable, desdoblado de los fondos de la mochila (en realidad una vieja y estropeada moto mochila de la última y fracasada campaña “fumiguemos a nuestros enemigos microskópiscos el moskito egipcio trasmisor de la fiebre amarilla y el poco culí dengue”) será instalada en algún parke o en la acera del depa de Ángel, el compatriota parawayensis natural de Barrio Obrero, aunque él sea más bien arty. Llevaré de regalo libros-dildo y muñekas inflables de famosos como regalo-broma a los cuates, dukis y amigos virtuales varios que vegetan en la city platense sin plata en las faltriqueras. No me sakaré una fotito en la fachada de los Borges. Visitaré a un conocido por día: Lunes a Mila, Martes a Verónica Viola, miércoles a Cucurto y Zunilda, jueves a Fat y Silva, Viernes a Ángel y Leti, sábado a Merlina, domingo al gurkha guaraní y a su yiyi andrógina, lunes again al Bogado kurepi y su mina poeta (incluso me doy cuenta ke el tiempo es nada para tantas visitas: Una variante popular será lunes de mañana a Oliverio -qué se sabe es un madrugador empedernido- a la siesta siguiendo ese mismo día al jakaretero Ever, a la tardecita tirando a noite a Marina que le debo libros!!, roun' midnight hours en el Telonoius donde es accionista no vienés sino porteño al malhumorado e insobornable Bardamú…) y así hasta la noche mil…
Buskaré en la guía telefónica a los descendientes de Ana Díaz y me fotografiaré con ellos en plan Espía mayor da Poëshía Parawuayensis en la city fundada por su tatatarabuela Ana, acaso ella sea una yiyi y como membymembyré huela a origen y futuro.
Contaminaré el aire enrarecido ya de la city con mi jerigonza parawuayensis, feliz de saltar sobre los pobres que solo falan correctamente obediente a la gramática y la ortografía y a la real akademia española-argentina del estado controleitor.
No me reuniré con los de Sade, prudentemente alegaré cuestiones de índole personal, angustias de inmigrante o turista (sexual) en the wast land.
Leeré tres poemas, uno en guaraní, otro en español y el tercero y último en jopará parawuayensis futurista proto-post-avangardista corriendo detrás de la galaxia post-artístika del trasero de la Ava Gardner kurepa del momento.
Claro, como Woyssek, haré una ingente tarea por el futuro de la ciencia y de la humanidad gratrirola, una hercúlea labor antropológica (yiyisexopológika más bien sería lo correcto), de recopilación etnográfica, sobre las conchas kurepas o argentinas.
Si hay Yiyis kurepas dibujadas con el grafito antigravitacional y engrassado de psicodélicas gracias de las yiyis a lo Milo Manara, o son pelotudizadas, futbolizadas, fontanarrosistas, desyiyizantemente sin hechizos físico-kímiko-espirituales. Si llevan las ropas con la elegancia de las yiyis más elegantes del mundo: las senegalesas y las indias makás de Calle Palma (verdaderas cariátides de carne y hueso enveladas en sus telas estampadas con el color urukú, guembepí y ñandypá de su bolsas étnicas de caraguatá baratísimas!!!), Asunción, capital mundial de las Indias-Yiyis más fashioned-gratirolas del globo planetarium.
Si al alcanzar el orgasmo chorrean leche nectárika de yiyis enlukecidas de placer, guairáizadas de lujuria entrepiernístika, pantifikadas por el Pan sub tropical -ese kurupí Indiana Jones ke con su yoni parawuayensis siempre expectante abre veranos makás en el más frío frígido invierno femenil- hecho estropajo sus panties de pálido tonos pasteles.
Un parawuayensis huarango (debo el término a La Biga) y bárbaro en la kurepilandia civilizadamente pos-sarmientista –sin indios ni paturuzitos pero con cabecitas y gronchos- fetiche favorito de los Pato Fú!!!
Buskaré, antes de volver a Asu, más allá de Puerto Pueyrredón, según el croquis garabateado por la yiyi Noemí Klein neomarxianamente, a una tía-prima a quien he mencionado en algún poema. Pues en realidad fui criado por ella y su madre hace 30 y tantos años, mi madre hoy muerta entonces convalecía como toda su vida en algún hospital, y yo tuve esa kaída y la herida en mi frente allí donde los indios de la India de krishna marcan el tercer ojo, oh pobre cristino!!!
Si la muni de Baires -por lo de más me la imagino llenda de bares sin vairos claro sino pletòrika de yiyis con aires de flor del campo "ve, cortame con tu filo, soy la flor del día..."- me deja haré un aty guasú pyhareveté guivé, un asadito en la vereda de Ángel sobre la calle (¿Viel Temperley?) a mis cuates compinches comanches de Kurepilandia.
Un asadito de mister taylores con vino en cartón.
Ojo, como conozco Sampa, y ni si Baires tiene menos de la mitad de la población de la city de Oswald de Andrade, igual me iré rápido.
Es un lugar para acampar no para vivir. Mucha gente laburando todo el tiempo, sé de esa disciplina urbano-kapitalista, yo paso.
Touch & go, search & destroy, esos son los eslóganes que portaré en la banderilla de mi estandarte piel roja. Cuando termine de regalar libros (anti-kozerianamente antisemita gesto del poeta, dar y no vender, porke el poeta es komo dice el mago mbayá Mayakovski devuelve al pueblo lo que éste le ha dado previamente, y no como ese puto Octavio Paz ke kiere erigir al poeta en un pedota, en una clase separada especial aristócrata-demiúrgica ke ordena con su don (pedo) lo que la exhuberancia del humus del pueblo no puede o no comprende, hijo de mil, ké engreimiento!!!) me iré, como las balas perdidas o rolling stones del mundo. Mbae’e ejapota. Tranki. Curtir, coger e irse. A la deriva del flujo espacio-temporal como el monte de Venus y el tatú ro’ó del mañana batiendo incandescente sobre mi frente, kribiendo mau allí en el semáforo del amor, el einstein de los Violadores o el abasto de Prodan (ke nombre de calmante para la gripe tenías, che!!!) y seguir la gran cogida del mundo, yes debe ser.

Continuará…

6 comentarios:

Laviga dijo...

Shei Warangou Kurupi, y a kuenta de ke la disqri mina acción?

kurubeta dijo...

Che, Paula, preguntaremos a coro que es hidulya, ok? Un abrazom para vos

Rain dijo...

Kurupí fulgurante, qué travesía tan hiperbólika.

Sus ks son justas y necesarias.
Sus explayadas imágenes del amor kuru gratifican al que lee...
El punto afilado de su líbido siempre desbordante le revela una vez más en esas fronteras de la existencia rítmica (mire cómo me ha removido su post, como si recibiera disparos concéntricos, purita belleza tránfuga).

:)Grandes salutes.

kurubeta dijo...

rain, qerida, en realidad es pura ficción hasta agora...Y hay ke tomarlo desde el lado kafkiano, dirài incluso màs exactamente desde la de Leon Bloy (ese cuento fàntàstiko ke se llama , a ver, ayudame, "Los cautivos de Longjumeau" (los datos completos son los siguientes, para kien le interese: León Bloy. CUENTOS DESCORTESES. Bs As 1978. Ediciones Librería la Ciudad / F.M. Ricci. Selección y prólogo de Jorge Luis Borges. 1º edición. Tomo segundo de la Biblioteca de Babel. rústica, 110 pags. Ejemplar numerado, en muy buen estado.

La tisana - El viejo de la casa - La religión del señor Pleur - Los cautivos de Longjumeau - Una idsea mediocre - Terrible castigo de un dentista - ¡ Todo lo que quieras! - La última hornada - Una mártir - La catarata de dinero - Nadie es perfecto - El más hermoso hallazgo de Caín)
La imposibilidad de salir d euna aldea, ke Buñuel le dió vueltas tambie´n bastante, con la imposibilidad de salir de una casa (El angel extermiandor) o la de hacer las cosas màs banales comoc enar (El diskreto encanto d ela burguesía)...Un saludete para vos, espero hacer otra crónika para cuando vaya a Lima (Averigúe ke en col se tarda dos días enteros!!!, un novelón aburrido y plomizo...)

Vero dijo...

Kuru, ya te imagino trotando por la ruta, ¡ja! ¿Que sos el cautivo de Asunción, decís? Espero que no, espero verte. Besos.

Plaza Aydesa dijo...

me parece que tendremos que armar con la prima la tríadadetren para que no pierdas tiempo. allá en la locomotora va kurupí.
benvenuto.
todos al obelisco!