kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

jueves, abril 17, 2008

No country for eternal yiyis

Un país con cineastas obsesivos con el género
Seré breve: la peli de los hermanos judíos es simple basura yankee. La verdá duele pero es imposible taparla. El laurel impide la piedad con estos chicos hasta esta peli muy queridos por la mirada kurupiniana. Un país no para débiles tiene dos defectos enormes. Primer defecto: No tiene yiyis. La otra noite tomando birra con una amiga tan kurepa ke solo lee autores argentinos me tiraba nombres y yo le decía mi parecer. Cuando llegó a Fogwill dije: El problema de Fogwill es ke su mejor libro es Los pichiciegos. Pero Los pichiciegos no tiene yiyis. Me hace acordar mi terrible infancia televisiva, cuando asunción contaba con sólo un canal de TV, que era la estatal, stronista hasta los tuétanos. Los miércoles era para suicidarse. Pasaban Combate, puro tipos con rifles….nada de yiyis para fantasear la línea de la vida erótica sobre la ingle hipersensible de la pubertad. Con los hermanos Coen pasa lo mismo. Hay una base subyacente, estructural, vertebral, esquelética, misógina u homo. Repasemos sus dos puntos altos. De paseo con la muerte es la larga vía crucis de un personaje -típico del género noir- por culpa de una yiyi, turra sacada de una opus de Jim Thompson, pizpireta y traidora pero bella, Gabriel Byrne, de ganchuda nariz semita, apunkado toda la peli por culpa de una yiyi ni sikiera por la plata o el idealismo abstracto del bien. Pero la actriz no era linda. Problema de casting o de sensibilidad hacia la belleza femenina. En Barton Fink ya ni siquiera vemos el cuerpo de una yiyi. Turturro vive asfixiado en un hotel y sueña con escapar de su infierno a través de un cuadro playero con yiyi tomando sol (igual ke en la novela sabatiana El túnel). Y Fargo con Frances Mac Dermott la cosa queda en plan mujer embarazada más vivilla ke los policías rurales, pero claro, una policía debido a su uniforme casi es despojada de su diferencia sexual por no recargar el desprecio diciendo ke siempre elige mujeres feas adrede como si fuera una chica Almodóvar, famosas por lucir caras o perfiles cubistas. En resumen, por qué mostrar solo el lado malo de la vida, la violencia, sin aportar su contraparte positiva, las yiyis. Pesimismo o complacencia homo con el mundo viril de los hombres. Hay géneros clásicamente homos: westerns (salvo el spaghetti), bélicas, carcelarias, etc. El noir oscila entre la misoginia y el homosexualismo. Siempre salen las pistolas no de las braguetas pero cerca de ellas, son exhibidas entre hombres como atributos de dominación y sadismo. El amor al género es otro defecto concomitante al primero (Mort Cinder del malogrado Oesterheld y del Breccia padre corren la misma corriente. Un condenado a reencarnar cíclicamente, un Holandés Errante del tiempo, un Cazador Gracchus en quadriños, cruzando eones de violencia sin una pequeña compensación de vislumbrar la cariátide una yiyi). Hagamos señores cineastas grandes pelis de guerra con violaciones y ultrajes en masa de yiyis. Cortemos cabezas viriles por conseguir la concha coubertina de la vida, el tatú ro’ó de la poesía vital. Quebremos la ortodoxia genérica. Segundo defecto. Esa fantasía infantil u oligofrénica yankee de hallar un montón de guita y empezar la vida de nuevo. Es tan deprimente esa reiteración yankee en este par de judíos. Dónde quedó su differance ahaverusante! Su originalidad mosaica! Xavier Velasco tomó ese sub tema en una novela mexicana ke le valió un premio multimillonario. Hace poco pesqué de madrugada, haciendo zapping por TV cable, en una de Gus Van Sant. No recuerdo el nombre de la peli del autor de “My Private Idaho”. Me quedé mirándola por ke me copó eso de la yiyi cajera ke en vez de ir a depositar 400 mil dólares decide escapase con ese monto todo para demostrarle a su novio indeciso ke ella puede tener la firmeza y el atrevimiento casi delictual para tomar una determinación. Pero Van Sant se volvió Stendhal. Como aquel en La Cartuja de Parma, que llenó de novelas su novela, el yankee llenó de tres pelis su peli. La segunda historia empieza cuando entramos directamente en la Psicosis de Hitchcock. La rubia paranoica termina hospedándose en un alejado motel. Claro el chico es voyeur y después d masturbarse la mata como no en la ducha. Y la tercera peli dentro de la peli de Gust es cuando la rubia antes de ducharse decide colocar la guita dentro de un periódico, haciendo pasar lo oculto como lo visible al mejor estilo de Edgar Allan Poe en La carta robada: la gente solo ve lo nuevo, lo ke esta todos los dias no se ve más. Queda invalidada por la existencia rutinaria. Claro, yo fanático de yiyis, cuando la rubia flaca y de pelo corto termina ensangrentada y sin vida en la bañera salteé inmediatamente a otro canal. La Cartuja de Parma cinematográfica, me dije, paso, muy complicado para curtirla agora. Véanla ustedes y díganme de lo ke me perdí. Vulgar basura yankee es la última y oscarizada peli de los hermanos Coen. Obediencia tout court al género, filosofía estructural misógina-homo (de hecho cuando Josh Brolin termina muerto es porke pierde su autocontrol y se descuida por culpa de una yiyi ke lo levanta al borde de una piscina invitándolo a beberse juntos unas birras en lata), falta de yiyis fuertes o bellas, seguras en la vida y en el amor (la yiyi de Brolin es presentada como siempre en los Coen como capesinita insegura, tontozuela, con acento rural, sureño o hillbilly, ni sikiera bella o turgente). La inverosimilitud de Bardem curándose la herida en la pierna tan eficientemente como si fuera del equipo de médicos de Chicago Hope dirigidos por Clooney!!! Esa figura vagamente simbólica de Barden es patética. Nunca queda claro si representa a un Justiciero no Cha Cha Cha, de vestido negro, jugando al azar con sus moneditas dualistas. Ñembo Muerte negra neomedieval al estilo Bergman sub-pop judaizante!! Es tan kitsch que dan ganas de llorar. Tommy Lee Curtis hace un papel tan gris y pobre ke uno se pregunta cómo aceptó interpretar a un viejo policía más cerca de la muerte ke de la vida. Filosofando sobre la dureza de la vida americana en el final. Algo que un niño de pecho chupándose su chupete gastado por el bulímico Edipo ya sabe!!! Lo digno de comentar es lo paratextual. La copia pirata de alta calidad técnica ke compré de una yiyi vendedora ambulante mientras me tomaba un par de cafés cortados en la panadería La palmera, el café más barato de asunción. Y donde rescato esos Philips Morris argentinos con tabaco cubano de la empresa Particulares s.a. Toda una genia de las ventas. Ve ke soy pequeño burgues acostumbrado al consumo de bienes culturales, -libros sobre mi mesa-, aire de intelectual decadente, resakeado de cogidas madrugadensis con yiyis vampírikas, me ofrece su producto como una cariátide sedente. No gracias, señorita, no tengo tiempo, me espera la lavandera, tengo ke retirar mi ropa d invierno, salir corriendo, seguir mi laburo de revisión final de la revista, etc. Ni corta ni perezosa me va colocando ordenadamente en preciosos pilotes de 10 dvd piratas cada uno sobre mi mesa…Pillo la de los Coen en medio de una selva de basura yankee y pago. También le doy una ojeada a un lo mejor del reggeton y a una antología de cachaca pirú para regalo de cumple de una yiyi.

7 comentarios:

luc dijo...

La escena de Bardem matando al pajarito del puente y la del policía y su cuñado cuando dice: —Mientras intentas recuperar lo que se te ha perdido en la vida, sin darte cuenta de que se te están escapando cosas, para no seguir perdiendo cosas, le pones un torniquete al pasado.
(según doblaje, claro...), pagan toda la película.

kurubeta dijo...

Luc, qerida pero para ké matar pajaritos kien le dio el monopolio de decidir sobre la vida del otro al ñato este falso Justiciero No jamàs en la puta vida Cha Cha Cha (es una song de Mutantes: justiciero xa xa xa)

Pedro Paso dijo...

Conozcan a Pedro Paso

ema dijo...

"Falta de yiyis fuertes o bellas". ¿Y por qué la conjunción "o"? ¿Y por qué tiene que haber mujeres bellas? ¿Bellas según quiénes? ¿Cómo se define belleza en una mujer/en las mujeres? La actriz escocesa que hace de texana es bastante fuerte como bien lo demuestra en su (único y último) encuentro con Antón (y, encima, para mí, nada fea). Salvo mujeres decididamente fálicas como Margaret Thatcher, la violencia tiene, en general, rostro masculino, quizá por eso no hay tantas mujeres en el filme. Claro, también está ahí la madre de la "texana", vieja y medio loca, pero esa no cuenta como tal (como mujer) aunque lo sea.
Un saludo, Kurubeta.
e.

kurubeta dijo...

Ema, qerida, si leiste bien deskuartizè no solo la peli sino desenmaskarè la misogina-homosexualismo subyacente al corpus de los Coen.
Tambien, si lees entre lineas, veràs ke la peli no vale la pena de ser comentada, si uno es parrésikamente sincero y no jode con el divague acadèmiko tan frecuente en la crìtika argentina. Eso a mì no me interesa.
Qe la violencia es bàsikamente masculina, te va a costar sostener mucho tiempo eso: ejemplos al pasar, cinematogràfiko: Norman Bates es títere en manos de una madre castradora.Creo ke la masculinidad de la violencia es una cantinela feminista ke no se sostiene ni en un asilo de oligofrènikos.La violencia es compartida no cosa exclusiva de lo masculina ni femenina. Hay colaboracionismo siempre y eso aprendemos por ejemplo leyendo "Las benèvolas", último premio Gouncourt, es una màquina de una larga secuencia la violencia y alli participan màs ke un equipo de futbol.
Bellezas o fuertes.
Me referìa que por ejemplo en almodovar, famoso cineasta homo, las mujeres tienen caras cubistas, para mì caricaturiza a las yiyis o él como no gusta de mujer, así realmente las ve, no yo, claro.
La belleza no tiene ke fastidiarte y hacerte parar sobre las puntas de los pies; es obvia y "natural", todos sabemos kè es la belleza, hay un canon màs o menos establecido. Me refiero a ese canòn, pero no sòlo a ese canòn. Que haya chicas ke no gusten del canon, me parece bien, o son lesbianas o excluidas de ese canon. Perfecto. Pero cuando me refiero a belleza lo ke kiero indikar es ke no hay celebraciòn de juventud, vitalidad, talento y belleza de yiyis en este tipo de pelis. Las mujeres son o son mostradas siempre como dèbiles o turbias como insinuan los hermanos en la tan mentada escena final ke para mì no signifika nada desde el momento ke el guión es una tontería lleno de chiches para boludo yankee curtir.
Tacher?
Ke pinta ella akà, yo no soy neoliberal, así ke no me calienta, che.Cuando introduje el argumento anti-akadèmiko de ke la peli no tiene yiyis era para no entrar en el juego tradicional de darle a las sutilezas a algo ke no vale la pena. Es una pèrdida de tiempo.Lo de Murena a Victoria Ocampso: "dejate de boludear con tu Lawrence de Arabia y ke tal si le bajamos Sarmiento". Para mì no es cine. Si algùn mèrito tiene estarà en otra parte; las virtudes tècnikas del iluminador, de la scrip girl, del electricista, de los makillajes, de la fotografia, etc. Pero el todo, lo ñembo arty de la peli es un fracaso.

ema dijo...

"Creo ke la masculinidad de la violencia es una cantinela feminista ke no se sostiene ni en un asilo de oligofrènikos". Lo de asilo de oligofrénikos es violencia simbólica, Kurubeta. Dije: "en general" la violencia tiene rostro masculino. No sostuve que no haya violencia en la mujer, pero son muchos menos los ejemplos. Y esto no es feminismo barato o de "oligofrénikos" como lo llamás vos. Conste que no adhiero al feminismo vulgar porque me parece una pelotudez. A quién le fastidia la "belleza"? Ciertamente a mí no. Y no leo lo turbio en el personaje de la texana, pero eso puede ser porque no leo entrelíneas.
Saludos.

Fabian Espinosa dijo...

a mi me pasan dos cosas... y no con la peli precisamente... no puedo leer mas de 10 reglones con tu fondo negro, y tus letras rojas...

y a veces me pierdo con tu lengua dulce y peluda...

de repente si le cambias el fondo... capaz tu lengua se me hace legible... o degustable al menos
saludos...