kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

martes, febrero 26, 2008

Fan fancy farria nacional de Mara Vacchetta, ensayista gua'í

Fanfarria nacional-

De Mara Vaccheta-Presentación de Libro 13 de marzo

Arenga con kara de culo colorado, peroración con ruido de pororó al fondo!

Plantel Perfomátiko:

Mariscal-moskito de campo abatido y voz de churero afóniko:

Kuru Bogado (con la nariz-fálika de Alexander The Large, embutido en una camiseta del club Libertad)

Teclados 3 fronteras: Denise (con camiseta de club Libertad)

Guitarra enchufada a Itaipú: Jorge (con camiseta de club Libertad)

Púber Tragafuegos: Lolita o Dolorcito de Ñemby

Abstract: farra fanfarria lafarrukeada nacional denunciada en libro didiaktiko-pedagógiko de alta escola sambenito tuke y demás artilugios discipulantes en el libro Fanfarria nacional, versión ilustrada del anterior best seller-i “Era felice y no lo sabía” de la psicokanailista y ensayista Mara Vaccheta.

Palabras-clave: farra lafaruka de contrabando jakaú lo perro pitos y flautas música de murga discurso borracho monólogo

Arenga I:

Muy pero muy buenas noches, compatriotas y correlís todos aun los acorralados por la marea roja, que tengan muy buenas noches en estas selvas de soja transgenérika ubérrima y chopetonas selvas y más selvas de soja travesti soja feminista soja gay selvas darvinianas donde la fiebre colorada sin remedio vive eternamente peleando con sus moskitos pynandí sayjú, pero haciendo la salvedad que con sus correspondientes motomochilas en banderola, contra toda clase de mbopís, mboís y kururús que antes vivían con la tan indigesta nutrición de estos vectores de plagas extranjerizantes más ke bíblicas, aunque algunos sospechen que son inkubadas acaso en las propias oficinas del ministerio de salud pública que es la que en el fondo causa la enfermedad de la misma manera y con esa lógica absurda en que el ministerio de educación produce analfabetos de blanco uniforme y de blanca ignorancia.

Señoras y señores del sambódromo patrio, nuestra salud es vieja y probada, rozagante, roja, colo’o, inoculada sin las burocraqcias de la OMS o la OPs desde hace medio siglo monocromátiko gracias a nuestros bien formados cuadros de karayas y nuestro bien armado ejército de monos en uniforme unicolor…

Hemos renovado ese viejo y anacróniko eskudo eurocentrista, la del león y la hoja de oliva, hemos vuelto a nuestras raíces salutíferas, a esa época de antes de la invasión colombiana, mucho antes del nefasto 1492, entronizando en lugar de la hoja griega a la cannabis sativa que cultivan nuestros amigos cuates colegas dukis anguirús embongarus operadores políticos esos denodados infatigables sudorientos empresarios de frontera , y en vez del león, el bello che rymbá-mi churruru chúlina luego ese ejemplar urbano neo-especie paraguayensis par excellence el zorro gris o aguaraí del asfalto hú, y siguiendo esta veta enrikecedora como si se tratara de las propias minas de uranio caazapeñas, hemos promovido la sustitución de su leyenda bolaterapiaintereí, el lema amóntema ese de “Paz y libertad” obsolescente por uno más actualizado auténtiko karaia’yetévoi puesto al día cosmopolita y muy buena onda mundial global amnésico amnistiásiko: “Era felíz y no lo sabía, chamigo-mi kuera”….Suena como myúsika en la vox de los mitai kuera.

Nuestro himno de marcha anti-patotero reza así: mbareté, opareí vyroreí, tendota, gaa vos kien sos? Triángulo de dios das capital paraguayo democracia enclenque golpe de estado tiranía y vuelta a comenzar el cántaro del pyrague tiempos del cháke somos esquizo-paranoides hip hip hurra!!!

Señoras y señores, niñitas de dios y del diablo, amable platea expectante, estimado público consumidor de libros destapa-sesos, a vos os dirijimos cuando alzamos el tono ya de por sí al natural, sin necesitar de chisme tecnológico alguno, viril de nuestra voz hasta alturas de verdadera desesperación vocal, en el umbral de lo permitido por los oídos civilizados como el nuestro habituado a las concentraciones y marchas anti-campesinas anti-leyes sexuales anti-aumento del presupuesto de salud anti-casi todo menos la guita para los mucháchis, hemos venido, hemos salidos de nuestros recovecos confortables calentitos para deciros una verdad, la gran verdad que todos vosotros kereis escuchar esta noche: no “no existe dios” ni ocho cuartos, no que se ha fundado recientemente el PCS (o partido colorado de suicidas), sino algo más trascendental e insoslayable para la laya paraguaya: el país tiene tuvo y seguirá teniendo un solo color dominante, y hoy es el amarillo de esa fiebre patria que insufla de espíritu casi alcohólico la aventura cotidiana hacia el “jehodé ja’upa la oi’a ñande la ñamandaba ape hina” autóctono nativo atávico de la raza guaraniete .

Vosotros, señores serios y responsables, fieles lectores de sesudos ensayos interpretativos de la irrealidad nacional, fanáticos de analistas como la guaireña Mara Vaccheta, sí ustedes, respetuosos de la cultura y curiosos hasta las heces de la cifra ke explicará por fin d euna buena y maldita vez pe mba’e pa’a tuja herava el enigma patrístiko: les digo otra sabiduría contenida en el libro que esta noche se presenta al estropicio gubernamental, al desenmascaramiento del como si paraquarensis secular, al gesto consumista de vuestras faltrikeras generosas:

El paraguay hubiera sido como Grecia o la India, una tierra de poetas si Indio Fifí no hubiera nacido en kambá kuá, si Indio Fifí no hubiera sido zurdo, sino Indio Fifí no hubiera traicionado sus principios socialistas innatos en un indígena como él de san Lorenzo, distrito de raíces coloniales muy profundas, muy hondas y oscuras, Kambá kúa; el Paraguay hubiera sido tierra no de conejos como España sino de poetas, si de su tierra no brotara planta tan frecuente y dañina como Indio Fifí. Una cola interminable de Indios Fifís representan siempre a nuestro país en la Conferencia Mundial de Avivados del planeta Tierra.

No hay comentarios.: