kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

martes, octubre 30, 2007

Totally engatusado!

La importancia de la exposición titulada “Paraguay esquivo” ra dica en potenciar nuestra identidad visual desde repertorios temáticos abiertos a una comprensión universal, y lograr situarla en escenarios internacionales. Asimismo, considerar que esta exposición fuera diseñada desde Paraguay y la Argentina por dos referentes de su comunidad artística, es un auspicioso ejemplo de asociación e integración. Un equipo que logró dotar de visibilidad a este evento y generar alianzas con instituciones, gobiernos y el comercio; montar un espacio sugerente y editar un catálogo. Esta iniciativa de la sociedad civil ha comprobado que, a pesar de la escasa promoción internacional que tiene el arte contemporáneo local, es posible generar un hecho real a partir de buenas ideas y de unas obras de gran calidad que las sostengan. Por tanto, es importante subrayar y reclamar que las políticas culturales del Estado sean fluidas y sensibles para la circulación de embajadas visuales portadoras de comunicación y diálogo con el mundo, como entendemos que fue en este caso, desde la colaboración de la Dirección de Asuntos Culturales del Ministerio de Relaciones Ext e r i o r e s. El concepto de definir un lugar, enunciado desde la negatividad de una condición “es - quiva”, puede ser comprendido en su acepción retraída y dura, un papel o rol que cabría al Paraguay tras una historia cerrada al mundo. El proyecto construye una imagen nacional desde una trama que quiere ser reflejo de la compleja realidad paraguaya: mestiza, urbana, campesina, cosmopolita, guaraní, castellana; aspectos culturales emplazados físicamente en una mesopotamia de naturaleza proverbial y hoy afrontando graves desafíos. Diversas generaciones de artistas dan cuerpo a esta exposición, cuyas prácticas emplean estrategias conceptualistas, donde muchas veces sus ideas son tan o más potentes que las formas que las contienen. La obra que presenta Ángel Yegros acumula diversos elementos donde valora su materialidad y eficacia expresiva, como es el caso de fibras vegetales y pieles de ofidios. Registra un nivel presente del tiempo y haciéndolo dialogar con lo arcaico, pues incorpora resinas, plásticos o restos de la industria. Por su parte, el trabajo de Marité Zaldivar combina elementos de la naturaleza vegetal y sentidos de ancestralidad. La capacidad poética de la artista en dotar de sentido a restos y objetos encontrados de fuerte identidad local es una característica que impregna su obra. La obra de Carlo Spatuzza, quien también trabaja la materia, en este caso de origen animal, consiste en unos objetos que representan carteras de uso femeninos. Funcionan a un nivel metafórico como símbolos de consumo y estatus social, y han sido elaborados a partir de una compleja operación física y química. Sarah Hooper dibuja misteriosos lugares de fuertes alusiones al cuerpo a través de unas obras monocromas de gran formato. La voluntad de abstracción de esta obra ofrece un repertorio de formas orgánicas, en la que resalta la intensa geometría de las composicio- nes, situación que cifra aún más su lectura. Una clavepara comprender y renovar nuestro pasado reciente, como los años de la dictadura, ofrece el artista Fredi Casco al apropiarse de un archivo fotográfico de la época de Stroessner. Alterándolo mediante ediciones digitales, logra una sutil crítica que estrella la egolatría del “único líder” y su corte, a la vez que construye una operación de la memoria, desde una mirada lúdica e irónica. Fernando Moure Crítico de arte mourefernando@gmail.com

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué maravilla el arte paraguayo!

El euskera...

cristi dijo...

oye engatusado kuru...ellos estuvieron en Chile el año pasado...

carlos dijo...

jajaja, me parece que la conozco.

kurubeta dijo...

Eso, falta un comentario al arte (no a la argentina degustadora de arte paraguayo), ok, que se faza a reseña do esquivo arte paraguayo, plis?
Carlos, en serio, la conoces, no puede ser, porke, compañera de FAKU?

cristinita de cristinitas dijo...

engatusado tocayo frescolín: me acordé porque una amiga que ahora está en méxico me invitó y yo no pude...estuvieron en una galería top top en un barrio pretty here in Santiagou.(galería animal)
te adjunto link
http://www.portaldearte.cl/agenda/expo_anteriores/instalacion/2006/claudia_casarino.html

saluditos a la cuñada.(porque tu eres como mi brother pues)

kurubeta dijo...

Turkita, no seas celosa, Vero es una amiga del alma y (del cuerpo, supongo que le gusta el vino como a mì)...y mando pues una foto con la inteligente ambiguedad que la caracteriza: el kuru esquivo...destrozado ultimamente, afincado en su soledad de Arusverus, el judioerrante-demonio tiene algo de Vero!!

cristinita desapegada dijo...

PD: acuérdate cuando boicoteabas al pobre Fuster en mi blog...en cambio yo, pobre turkita golpeada por chile que no le paga su esfuerzo para vivir...aplaudo que usted pueda encontrar un alma que lo cuide al fin...sin celo alguno en mi alma, cochinillo.