kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

lunes, octubre 15, 2007

deleuze: enmascarados como radicalismo chic, le convierten en un ideólogo del capitalismo digital

«¿Por qué Deleuze? Durante la última década Deleuze se ha impuesto como referencia central de la filosofía contemporánea: nociones como “multitud resistente”, “subjetividad nómada”, la crítica “anti-edípica” del psicoanálisis y otras más son moneda corriente en la academia actual, por no hablar del hecho de que Deleuze sirve cada vez más de fundamento teórico a la izquierda antiglobalizadora de hoy y de su resistencia al capitalismo. Órganos sin cuerpo se sitúa aquí “a contracorriente”: su premisa inicial es que, por debajo de este Deleuze (la imagen popular de Deleuze basada en la lectura de los libros que escribió junto con Félix Guattari), hay otro Deleuze más cercano al psicoanálisis y a Hegel, un Deleuze cuyas consecuencias son mucho más demoledoras. Este libro empieza, pues, por discernir la tensión interna del pensamiento de Deleuze entre el Anti-Edipo y la Lógica del sentido, entre el autor que celebra la multitud productiva del Devenir frente al orden deificado del Ser, y el de la esterilidad del devenir incorporal del Acontecimiento del sentido. Las consecuencias de esta tensión se despliegan posteriormente en relación con tres ámbitos principales: la ciencia, el arte (cine) y la política (no es difícil discernir en estos tres dominios la vieja tríada de lo Verdadero, lo Bello y lo Bueno). En relación con la ciencia se exploran los posibles vínculos entre el psicoanálisis, por una parte, y el cognitivismo y las ciencias del cerebro, por otra. En cuanto al cine, el análisis de una serie de procedimientos formales en filmes clásicos y contemporáneos de Holliwood (…) es utilizado para poner de manifiesto cómo la noción de “órganos sin cuerpo” (que invierte la noción deleuziana de cuerpos sin órganos) juega un papel capital no sólo en el análisis formal, sino también en relación con las nuevas figuras de la subjetividad revolucionaria. Y por último, en lo tocante a la política, se expone la parálisis y la impotencia de la “política deleuziana” popular y se perfilan los contornos de una “política deleuziana” diferente. El blanco de la crítica incluye aquellos aspectos del pensamiento del autor que, aunque enmascarados como radicalismo chic, le convierten efectivamente en un ideólogo del capitalismo digital. » Conciente, quizás, de la extrema dificultad de ofrecer un resumen de este libro Žižek parece haber pensado estas líneas de su introducción como el texto más idóneo para la contracubierta. Habría que añadir que la oposición entre los dos Deleuze se lleva a cabo con una radicalidad y riqueza de inflexiones que no dejará de sorprender –y en algún caso irritar- hasta a los más curtidos y avisados frecuentadores del autor y de su intérprete. Como telón de fondo, una apasionada crítica del capitalismo contemporáneo que da entrada en cada nuevo libro del autor a análisis y perspectivas que rompen decididamente con la monotonía de tantos debates actuales. ¿Cómo revolucionar un orden “cuyo principio es el ‘auto-revolucionamiento’ permanente? Quizás, ésta es hoy la cuestión”.
Žižek, Slavoj. Órganos sin cuerpo. Sobre Deleuze y consecuencias, (Organs without Bodies. On Deleuze and consequences [2004]. Trad. Antonio Gimeno Cuspinera), ed. Pre-Textos, Valencia, 2006, 245 pp.

2 comentarios:

tzarel dijo...

Ahora que la confusión intelectualista reina entre estudiantes, en busca de una filosofía que abarque todo lo que sea razones para seguir viviendo,
estas palabras de Zizek, y el colorolario de Naxos caen justas en el cerebro.


:::


Cristino, tu espacio kurupí está lleno de fuerza.

kurubeta dijo...

Yo creo ke siempre es valioso alguien que intenta una lectura crativa, más allá de que pueda ser acusado como un hermeneúta tramposo, ya sea la kerer raptar para el molino hegeliano o lacaniano al supuesto Deleuze purista...Avanti! con las lecturas pervertidas, perevertidas, perversiones del padre Deleuze!