kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

domingo, septiembre 23, 2007

Xapoetando las aguas gemelas del poro'uñol más la la flor guaraní

Prólogo a Astronauta paraguayo

El linaje de la aeroépica a la cual se adscribe el Astronauta paraguayo va de Primero sueño a el Altazor, guiñando las aeroestampas (o aero-fotogramas) de Chaplin y su bici remontando un paisaje lunar, citado por el judío Spielberg en ET, y aluzinado por Terry Gilliam en sus apatrañadas aventuras del Baron Münchaussen

El astronauta asciende a los cielos a consecuencia de un enamoramiento furioso (falling in love), de una caída ante los flechazos enkurupizados del Amor hovy, por culpa de un tropezón impulsor. Su turbo motor ascensional como en Meteoro es la inocencia koyguá, silvestre, ka’aguyteño; la ligereza levitante es a la vez ornitológica, chamánica (de la misma naturaleza de la de los chamanes estelares ishir), de sabiduría primitiva y tecnológica, paleolítico-tardocapitalista al mismo tiempo.

Entonces es también una aeromística-poética. Y su clamor amoroso lo va empujando a los terrenos de la aeroerótica….

Se eleva por sobre las cosas humanas como un Zoroastro subtropical y cumbiambero, pero nunca consigue del todo superar al humano susceptible y amar, ultima etapa hacia lo posthumano.

Es paraguayo porque el helio que insufla sus aerostáticos vuelos está alimentado con la corriente transversal del español-portugués, esa rara avis paraguayensis: el guaraní, creando así el poro’uñol piafante más que más que el rastrero portuñol empírico.

El guaraní lengua-pegamento (lengua-cola) en las frases aportuñoladas, es una lengua-flor de la última floresta sudamericana. Un florilegio de vocablos de un esplendor de orquídeas salvajes –la misma que sirve de avío, portiyú o mayutí, en su trance espacial al astronauta: kunu’u, mboreví rapé, pytá jovái, tamanakuná, kurupí rembó, etc. Se nutre de tamanakunás fritas y bebe boca abajo taguató resay.

También porque restituye a las otras etnias, lenguas y culturas del Chaco, región estelar par excellence: ashlushlay, maká, ishir, etc.

El desencanto amoroso ha elegido uno de esos oficios poéticos de tiempo completo: la del astronauta como la del poeta es una pasión sin cuartel. Volar es lo mismo que nombrar.

El astronauta vuela sobre las cosas, el poeta nombra a las cosas (para nombrar las deshace rebautizándolas). Elevarse por sobre las cosas humanas es adquirir la mirada que el poeta busca al trastrocar como un lugo mulkticolor la gramática cotidiana, esclerotizada, casi milenaria de tan vieja, de facetas grises. El astronauta no trabaja sólo los fines de semana como el auténtico poeta tampoco… Es de tiempo completo su faena de giróvago. Seguir las huellas lácteas que deja el tapir en su devenir espacial de galaxia (mborebí rapé /camino de l tapir/ como se dice en guaraní la vía láctea, presupone el juego paranomásico de seguir el culo o rabo del tapir en su espiral luminoso, el tebí de la galaxia).

No es una evasión, una huida de lo vital, de lo telúrico y real hacia la herrumbre de las fantasías evanescentes. Es una merkabah, o libro de la escala de Mahoma o de Dante, iniciática, chamánica, un tiempo de ayuno meditativo-festivo por sobre las cosas terrestres para volver renovado purificado revitalizado como tocado por las aguas lustrales de los cielos donde según la tradición chaqueña los chamanes al morir se han incorporado como estrellas, y aún los animales (el tigre chamán, el camino de los ñandús, etc.).

El astronauta paraguayo, ese Zoroastro tropical elevado por su propia euforia geográfika, viaja detrás de la cola de tapir de la galaxia, donde el poeta chapotea en los ríos paralelos (que nunca se encuentran en el infinito) de la lengua (gemela) y se vuelve chapoetante….cháke ou la poeta, dice ya la gente señalando el firmamento lisérgikamente luminoso, la jeta del astronauta sonriente como una aurora posmoderna sobre la quemazón del mundo.

Cristino Bogado, poeta y editor *foto: (desde tu derecha) el tamgotxi, (centro) astronauta rapai y (extremo zurdo) el prologuista xerbezero.

6 comentarios:

pure poison dijo...

o sea...hay vida en Marte.

diego dijo...

el astronauta paraguayensi me encanta, y las cosas que decís acá le dan muy en el kosmos de su belleza, en serio, qué lindo texto para una serie de poesías preciosas, carnosas en la lengua y la mente, brilla el -no me acuerdo cómo decís esa lengua poética de frontera y cambio y que suma al guaraní-, digamos rápidamente: portuñol (que es rastrero, pero para zafar), una moderna lengua (como el toscano para el dante) para poetizar, construyendo su propia galaxia de influencias y rizomas (que bufe bloom),
buenísimo

Anónimo dijo...

es algo asi como el pròlogo de JLb. a la invencion de morel, ke a mi siempre me pareciò desmedidamente mejor ke la novela ( de hecho tendrìa ke releerla) pero es innegable ke vale una misa como dicen de paris............ah y el escrito sobre el pasado me parece sinceramente superbio chico ....este jointsero es de una prosa apabullante........congratulations my friend.........che cambiando de tema kuando pio zarpan ? se harà un kanapè de despedida, como se estila en todos los lares provincianos cuando alguien de la tribu traspone los lindes de la aldea y no se sabe si serà devorado por lo inmensamente desconocido del futuro o kizà kaerà engatuzado ante las deslumbrantes maravishas de la big city? saludos y mucha suerte amigos.............ya ke a mi parece ke me esta faltando todo eso

kurubeta dijo...

Diego, amigazo, el poro'uñol es el parafraseo salaz y porno del portuñol, kiere decir en guarani
poro'u, comer, cojer, fornicar...
como el mix de español y portugues està salpicado con guarani preferì la etiketa mas maluca y traviesa, akahatä de poro'uñol...un mix cojedor serìa la idea...saludos y cuando salga el libro por Jambo girl o yiyi girl o Felicita cartonera te contamos y enviamos, loko, larga vida ala astrokurepilandia!

Guido Oviedo dijo...

que loco tu divague amigo pega leer lo decis en seko popular los perros tomando birra y divagando de la vida en Paraguay que onda paraguay se hunde pero popular se vive bien que opinas al respecto ?

Guido Oviedo dijo...

que bueno todo loco tu divague sabes looo