kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

lunes, julio 09, 2007

....Almacén con putas

Llovió esa noche y, como siempre en esos casos ocurría en Asunción, sobrevino un apagón, y literalmente tuvo que pasar la noche en vela, leyendo con velas espermas y de sebo y oyendo en AM las quejas que llovían de todos los azimut desde barrios chetos hasta el último añaretaí sofocados por la oscuridad y el calor que llevaba la imposibilidad de prender los ventiladores. Entonces fue que concibió el negocio de doble faz. Almacén con putas. En la línea de “empleadas cama adentro, domingos free”. Avivada muy en boga tanto entre el capo Mr. Bogado incluso entre juristas y abogados con las reputaciones más lejanas del timo y la estafa. Él comprendía que invertir era lo correcto, aunque se tratara de una estafa, avivada o explotación. Lo importante era hablar el lenguaje dominante, la que mascullaba el entorno inmediato, entregarse como una damisela – ¡perdón por la imagen, no lo uso en plan machista, sino por su belleza intrínseca!-a su convención y regla. Comida y sexo en un mismo templo era desde ya una idea afín que nadie sin embargo habìa llevado hasta ese entonces a la práctica vaya uno a saber porqué. Lo frecuente iba más bien por el tópico de los líquidos, fluidos y lubrificadores varios. Semen y cerveza. Whiskola y flujo vaginal. Alcohol y bacterias venéreas. Lágrimas y meada de ansiedad sexual. Pero nuestro poeta-empresario tendría un nuevo campo para las asociaciones poéticas, tendría que hacer coexistir el pancho y las morcillas, las ostras y las aletas de tiburón con los específicos universales del sexo. Claro, podría arrancarle, para arrancar su empresa comercial-poética, a la farmacia géneros de su ramo estricto como la vaselina, el condón y la pastillita que nunca será agraviada llamandola simplemente Viagra, bisagra hacia una nueva juventud a los 50. De la joyería sería pirateada el diamante. Del Mercado 4, el aguacate y los ajíes. De la pescadería, los caldos de pescado y chupines con mucho hueso y espinas…Al submundo, la merca Y LAS NARICES FRECUENTEMENTE ENTUPIDAS, ReSFRIADAS…a LOS DELICATESSEN, CHOCOLATES Y MANÍ…a LA CANCILLERÍA GRIEGA, EL USO EN CONCESIÓN TEMPORAL DE SU ESCUDO FÁLICO O PRO-PRIÁPICO. A las librerías, la filosofía del tocador o las memorias de una pulga o de un espía veneciano y su historia del queso, ya que estamos muy abiertos. A los mercados de pulgas domingueros, sus postales de flagrante ingenuidad anacrónicas hoy en día…A los DVD y VHS clubes, clásicos gastrono-erótico-sexuales como “El cocinero, su mujer, su marido y amante”, “La gran comilona”, etc. Las chicas serán reclutadas de diferentes partes del mundo heridas por una guerra o catástrofe natural, social o política: Sudán, Beirut, Gaza, Caracas, Bagdad, La Habana, países surgidos de la ex Yugoslavia, Kosova, Afganistán, Taiwán…Las cartas astrales, literalmente, como el mboreví rapé de los indígenas del Chaco, señalaban como lugar de establecimiento del almacén ambiguo un punto extenso al sur del Pantanal y de Corumbá, al norte de Asunción, entre la Paz y Pedro Juan. Si el lugar al final elegido, rezaban los papeles del contrato, fuera lo suficientemente agreste (pero bello paisajísticamente), solitario (pero necesario como trayectoria obligatoria comunicatoria entre dos ciudades vitales para la economía del sub-continente), una cláusula secreta, undercover casi, leída a sotto voce en la asamblea o junta de capitalistas, incluía un avaporú de turistas gringos, siguiendo los ejemplos pragmáticos del más alto y perfecto maltusianismo practicado por los serial killers rusos, esos médicos patanes que alimentaban a sus futuras víctimas con la carne hecha manjar de su victimas precedentes creando un circulo perfecto, economía de esfericidad perfecta, de una idealidad màs que platónica de tan perfecta y real, decíamos médicos rusos que se morfaban a prostitutas a las que previamente invitaban con los manjares de sus víctimas anteriores. Claro, la cláusula ultra nacionalista prescribía expresa y taxativamente: sólo extranjeros, Mrs. Taylores nada más. Las putas serían alimentadas con los sesos de los gringos, los gringos avaporuizables en cambio, como si se trata de mbusus -célebre bicho afrodisíaco-, de los penes yanquis ya victimizados y frigorizados como el cuerpo de Walt disney o Michael Jackson. El lema del umbral _hasta los campos de concentración tenían uno así que porqué debía huir de la costumbre nuestro negocio-héroe- rezaría: “La impotencia no entra aquí ni en mercedes benz”, como si se tratara de la peste negra o rosa -para actualizar las metáforas pestíferas. Los actos y aberraciones extra-heterosexuales serían cortados de raíz, incluyendo multas como la del decapitamiento y la emasculación. Es más, toda la metafísica implícita de la fusión entre idea y capital en este bizznez era la guerra sin cuartel contra la mafia internacional /sin fronteiras/ gay que conspiraban por conquistar el planeta entero. Para ese cometido se habrá de equipar el almacén de un comando intelectual que intervendrá directamente sobre el revisionismo histórico extra-hetero dominante en los últimos decenios por no decir siglos….Por ejemplo, el inventor del papel higiénico, el peluquero del mostacho de Stalin, todos los más grande futbolistas argentinos, los basquebolistas yanquis, los presidentes de boy-scouts de Brasil, los ganadores del gordo de fin de año peninsular, los jainitas que se negaron a comerse las hormigas coloradas más deliciosas del Indostán durante dominio británico, etc.…ya habían pasado a engrosar la larga lista extra-hetero. El ideólogo y el grupo kapitalista inversor habían llegado a coincidir en tan santa cruzada no por la paradoja sospechosamente tan frecuente en paranoicos que huyen de lo que más desean o son perseguidos por aquellos a los que secretamente llaman o convocan. La verdad -que nunca sabrá la literatura, que apenas respira el hábitat de la fantasía, la invención y las mentiras o más o menos coherentes- cuando no francamente graciosa y amorosa, acaso se encuentra más cerca: el ideólogo tenía necesidad urgente de fondos contantes y sonantes y el capital ampara democráticamente las ideas por sus cuernos (de la abundancia futura) y no por moralejas o inmoralidades. Convénceles lo que vende no la tendencia de lo que debería venderse. El esquema dualista judío, entre lo latente y manifiesto, dios oculto y su vacío en la superficie del misticismo cabalístico, ya no tendrìa vigencia cabal en la actualidad balística del pos-premodernismo wallersteniano. El almacén y sus putas se moverían como en un escenario móvil, moderno, artaudiano, único, superficial, sin trastiendas, fondos y backstages. Es más, las putas ofrecerán sus mamones (sic de las cartas contractuales firmadas) y aguacates en una fata morgana que obnubilarán a la clientela pervertida y harán sucumbir a la vulgar, profana, alimenticia meramente. El pervertido terminará en un orgasmo silencioso comiendo su mamón en casa. Y el inocente glotón sobre las camas portátiles que se descuelgan de su adosamiento mural aplastando sus aguacates y sus huevos sobre traseros como pelotas. La policía, el silencio de la policía, será sistemáticamente sobornada, venalizada en el altar de la carne capitalista. Las sesiones copulantes en copas de agua de vida y sobre camas de agua serán grabadas sin distinción alguna y colgadas en la red con la marca de agua de la empresa como ganancia extra o changuita para donaciones públicas y fiestas de beneficencia pomposas con la comparecencia senatorial, judicial y presidencial. El almacén abrirá las 24 horas del día teniendo en cuenta que dentro de cualquiera de las horas de su día, según Her Fletcher y Mr.Freud, o se tiene hambre o prurito sexual, ganas de coger/comer= comprar. Coger una fruta transgénica y comer una mulata sudanesa son dos actos de un mismo origen energético y filosófico: seguir viviendo. Una de las cláusulas más polémicas se refiere a la clientela excepcional, por su rango o peculio, en el caso que la fama llegara a sus monopólicos oídos y cojones, verbigracia, las del Papa, kill Busch, Evo Morales, el chavo Chávez, Sadam Ho’use la Kuñaipeaveí, Nicolás I rey del Paraguay i emperador de los mamelucos, Xico Sá, Medina Reyes y otros héroes putañeros de la primerísma hora del día. Trato preferencial se sugiere para los entendidos: pagar cien veces más, porque todo quien tenga dos dedos de frente sabe que cada uno de sus actos será inmediatamente historia, novela, revolución, memorias, catástrofe ecológica. El sexo anal no se permitirá, según cláusula 108, ni al Papa menos al hijo del presi. Nada menos gastronómico y más sucio que la ecuación mierda y orgasmo. Los pobres serán botados al bote de la basura con patadas misericordiosamente bendecidas por las buenas intenciones de la izquierda latinoamericana (la bizca, la kuáchapí, la india, la chino-indígena, la femenina). Todo hijo nacido contra-natura burdelesca, el celebérrimo nunca del todo dejado de maldecir entre dientes cuando las furia saltaba como un potrillo en los pechos humanos o dejado de escribir como frase célebre en los libelos ultra-injuriosos: “hijo de….”será considerado como primer ministro o presidente de la república de cualquier país del planeta. También la palabra será prohibida –cláusula de censura número 1789-pero sólo cuando la cogida no necesariamente durante la fletcherizada hora de la comida o nutrición. La palabra, sombra nefanda del penis erectus, anti-kurundú de la pena obliterada por la libido piafante…
Solo y sin blanca en esta maldita galaxia, madrugada, invierno, 20007

2 comentarios:

Cristina Chain/ Huir dijo...

hoy por hoy, absolutamente de acuerdo, pero saca a los scouts de la mira, please.
besos
Andrea

kurubeta dijo...

Andrea, sin los boyscouth de brasil...los d emi cuentito...pues el fundador se llamaba exactamente como un famosos musico rapi: Baden Powelll!!!