kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

domingo, junio 17, 2007

Perfume que te irías acabando...

X (Dios)
En mi habitación he dispuesto una serie de tubos transparentes que se interconectan, que se relacionan casi caòticamente en el techo, en las paredes, en el suelo, haciendo otros cielos, otras estructuras que se extienden y se perpetran en otras direcciones, quizás más adentro. Tambièn he dispuesto un nùcleo, en donde un corazòn artificial hecho con tubos de papel higiènico y bolsas transparentes se encargan de convertir el agua que me rodea en oxìgeno, con el objetivo de proveer de aire a toda la red de caños que ahora se han transformado en el hogar de millones de hormigas.
Para elllas yo soy dios. Dios en movimiento.
VI (Vos)
Algunas veces deseo convertir tu aroma en un excelente perfume, totalmente embotellado en un fino frasco de cristal en donde pudiera reflejarme...De esta manera superaría tu pèrdida el día en que te mueras o me dejes, y en cada jornada, por la mañana, me bañaría de tu olor (en esas zonas donde se suele poner perfume: el costado del cuello, las manos, el pecho) y saldría a enfrentar el mundo....Aunque cada vez un poco menos, porque te irías acabando, y yo tratando de ahorrar perfume, totalmente hediondo, me arrastrarìa por lugares inmundos tratando de encontrar tu cadàver y extraer un poco màs de sangre, y tenerte un poco màs cerca, no como ahora, que estàs allà en el techo, rezando entre àngeles de un solo cuerno y mariposas, y cometas, y frascos de aromas vacìos, y Tiniebla.
extraído de "La paz desnuda", Fernando Emmanuel Bogado, Santos Lugares, 2007, Argentina, Editorial Letrasgulario
Si kieren oler màs perfume aquí, lokos:
  • Más perfume de Bogado
  • 3 comentarios:

    Cristina Chain/ Huir dijo...
    Este comentario ha sido eliminado por el autor.
    Rain (v.m.t.) dijo...

    ¿la genética inexorable?

    poetas...

    febo dijo...

    Cristino: Muchas gracias por la publicación, espero que el breve libro y las demas publicaciones le hayan gustado. ¿Puede un perfume ser dios? Puede, quizás. O sea: el muy insano y desconfiable Platón habló del silencio como música suprema: ¿lo inodoro es el olor supremo? Todos mis días pueden acabar en una serie sincrónica de fragancias: el olor a saliva seca, el de la mierda, el de la comida podrida, el del embeyú ("¿se escribirá así?"), el de Bárbara por la mañana, el de mis dedos, el de mi semen, el olor tan particular de una familia que conocí hace mucho tiempo, el de los libros o revistas nuevos, pero sobre todo el de los húmedos, etc. Milo Manara, entonces, habló de dios y no de otra cosa, en "el perdume del invisible".