kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

jueves, marzo 29, 2007

Tierra roja

los putos del blogger andarkieriendoromper las bolas la censura disfrazada de "voy a ver si tu blog es blog spam" marikonerias en la onda globalizante de "letras libres", neoliberal revista si los hay o de kill bush... Bueno depois del deshaogo probemos de nuevo. Intentaré subir "Tierra roja" hacheadaen 3 partes. Mi texto divagatorio se lo traga el espacio siniestro de la red...
  • Yvy
  • 1 comentario:

    KuruPicho dijo...

    RAMIRO GOMEZ, DIRECTOR DE “TIERRA ROJA”
    Inmenso orgullo para ganador de premios en Mar del Plata
    “Un alegrón”, dice Ramiro Gómez al describir sus sentimientos cuando se enteró de que había logrado una mención especial y un premio en el XXII Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, donde compitió por Paraguay.

    El director paraguayo Ramiro Gómez representó dignamente a nuestro país en el XXII Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, con su documental “Tierra roja”.
    “Si al momento de recibir la noticia fue un alegrón, también las palabras de Eduardo Flores, que es quien organiza la competencia latinoamericana, fueron gratificantes, que alguien de afuera vea tantas cosas en tu trabajo es algo maravilloso. Hasta creo que habló mejor de lo que hubiera hablado yo. Por supuesto que tampoco puedo dejar de agradecer a quienes hicieron posible Tierra roja, ellos son Helvetas Paraguay y particularmente Giorgio Gianinazzi, y para entender a Tierra roja solo hay que dar un vistazo a los miles de programas que viene organizando hace más de 30 años esta loable institución, todos con un alto contenido de humanidad”, señala Ramiro Gómez en una comunicación vía correo electrónico desde Tolouse, Francia, donde se encuentra actualmente compitiendo.

    “Agradecer a Diego Volpe, amigo y hermano, pues sin sus sabios consejos y su aporte desinteresado Tierra roja no hubiera alcanzado la integridad estética y artística lograda. A mi familia, que día a día sufrió conmigo los avatares de este largo camino iniciado desde el momento en que decidí hacer una carrera al parecer imposible en Paraguay”.

    “Ellos dejaron de lado sus placeres y comodidades para hacer que el pahague se dé el gusto del cine. Al equipo de personas que entregó su intelecto y su tiempo en la elaboración gradual de este trabajo. Prefiero no nombrarlos, me gustaría que los vean en los créditos. Y, por supuesto, a Nilda Vera, a Juan Esteche, a Marcelino Cabral y a Rey Villalba, y a quienes integran sus familias, que me abrieron las puertas de sus casas y me mostraron lo más puro de sus corazones. Es a ellos a quienes realmente quisiera abrazar en este día. Fue el ejemplo de vida de ellos lo que hizo mi lucha incansable. También están mi novia Adri, mis amigos de siempre, el Compatriota, el Ale, la Flor, que su confianza y su apoyo fueron vitales para seguir andando. A ellos, gracias por estar en mi vida. También a quienes de alguna manera directa o indirecta colaboraron en el proceso. Ahora, en cuanto a cómo me siento, aparte de alegría, solo me desborda el pecho un gigante orgullo: el de ser para- guayo y lo único que me queda por decir es ¡Arriba Paraguay!”, finaliza el joven realizador.

    UNA FIESTA DEL CINE

    La ganadora del Astor de Oro, Ficció, del director catalán Cesc Gay, es un drama que plantea la crisis personal y creativa de un director de cine, que para terminar el guión de su próximo filme viaja al campo. Allí conoce a una joven por quien siente atracción, pero las circunstancias no permiten que el romance fluya. El clima que logra el director entre los personajes principales, que no se atreven a encarar la situación, marcó la diferencia entre los demás títulos.

    En cuanto a la competencia latinoamericana, M llevó el lauro principal. El joven argentino Nicolás Prividera realiza una investigación sobre la desaparición de su madre en 1973. En su búsqueda por encontrar respuestas, Prividera visita organismos oficiales y no oficiales y también entrevista a viejos compañeros de trabajo y militancia de su madre. M fue seguido con interés por el público, muchos de ellos sobrevivientes de esa dictadura. M toca heridas de un pasado reciente que no debe olvidarse ni repetirse.

    Terminó el festival. Mar del Plata vuelve a su rutina y los organizadores ya se preparan para la siguiente edición. Paraguay estuvo presente, y ojalá que vuelva a participar el año que viene.


    maponte@abc.com.py

    Marlene Aponte Branco