kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

martes, marzo 13, 2007

Ñanderejá Baudrillard

Alain Badiou recuerda a Baudrillard como 'el gran teórico de las apariencias' quot;Cuando ya no es posible distinguir entre lo real y la apariencia, como decía Jean Baudrillard, se acabó la crítica, pero quedó la ironía', comentó hoy el filósofo Alain Badiou al recordar al gran colega francés recientemente fallecido, con el que discrepó. Badiou se mostró 'particularmente conmovido por la desaparición del paisaje intelectual francés de quien fue tan absolutamente singular y destacable', al ser requerido para valorar la obra de Baudrillard en la Universidad Complutense, donde pronunció una conferencia sobre Samuel Beckett. El filósofo participa también estos días en el Congreso Internacional 'El Otro entre nosotros, Alteridad e Inmigración' que revisa en el Círculo de Bellas Artes la problemática social seguramente más dramática, compleja y significativa de nuestra era. Slavoj Zizek y Mustapha Cherif son otros pensadores del panorama nacional e internacional que intervienen en estos debates coordinados por Félix Duque, catedrático y profesor de Historia de la Filosofía Moderna de la Universidad Autónoma de Madrid, y que cuentan con el patrocinio del Ministerio de Asuntos Exteriores dentro del programa 'Hablamos de Europa'. Badiou calificó a Baudrillard como el gran teórico de las apariencias del mundo contemporáneo, que ha mostrado que este mundo de simulacro es un mundo 'entre la imagen de la cosa y la cosa misma, donde lo real se ha vuelto imposible de decir'. 'El hizo una crítica generalizada del semblante contemporáneo mediático, en la línea de la sociedad del espectáculo de Guy Debord, -dijo-, pero con otros medios, más analíticos, más construidos y coherentes'. Destacó, por otra parte, al 'gran estilista capaz de sacudir con la palabra, que amaba la polémica y las fórmulas, y que se incluye en esa gran tradición de intelectuales franceses críticos, de la que ha sido un representante admirable'. Badiou, que mantuvo grandes discrepancias con Baudrillard, consideró que 'no es el momento de hablar de desacuerdos, sino de saludarlo como la gran personalidad intelectual que fue'. En cuanto a la pérdida de fuerza crítica, dijo que la inscripción de 'ese pequeño corte o diferencia, la ironía, consiste en hacer como si jugaras al mismo juego, pero de manera trucada'. 'Esa misma ironía es la que está presente en toda una gran tradición francesa, era ya la ironía de Voltaire, pues Jean Baudrillard fue un volteriano contemporáneo', afirmó.-
  • Badiou
  • No hay comentarios.: