kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

miércoles, octubre 11, 2006

Homenaje a Trastrómer

Para hacer onda por Traströmer (aunque todos dicen que no se lo van a dar por ser sueco), y cortar la mufa(estadísticamente el peruano tiene muchas opciones-no por su valor literario- ya que Nicanor como es chileno quedaría fuera, pues dos chilenos ya lo consiguieron, Fuentes queda fuera también porque mexicano ya hay uno premiado, los dos yankees, bueno Philip Roth es un chiste gracioso, pero salvo por su ambientación más judía repite lo de henry Miller, y Joyce Carl Oates, por más que tenga una muy Buena novela (Bellafleur), nadie lamentARÁ QUE UN YANKEE NO GANE EL nOBEL, CON RESPECTO AL PORTUGÚES, YA LO GANÓ SARAMAGO, TAMBIÉN OUT, ASÍ QUE o el poeta turco sería el ganador o el peruano (esto sería terrible). pero si vamos por calidad de obra el verdadero merecedor es Tomas Traströmer y acá va un homenaje

(esperemos que previo a su premiación, como aperitivo)

3 POEMAS DE TOMAS TRANSTRÖMER

de 17 POEMAS

Epílogo

Diciembre. Suecia es un extenuado

barco en tierra. Contra el cielo de anochecer,

sus ásperos mástiles. Y el anochecer dura más

que el día – el camino que conduce hasta aquí es pedregoso:

recién a la hora de la cena llega la luz

y el coliseo del invierno se levanta,

iluminado desde nubes irreales.. Entonces sube

de pronto el humo blanco vertiginoso

de los pueblos. Infinitamente altas están las nubes.

En las raíces del árbol del cielo hurga el mar,

distraído, como escuchando algo.

(Invisible pasa un pájaro sobre la parte oscura, retraída del alma, despertando

a los durmientes con sus gritos. Así gira

el refractor, atrapa otra época

y ya es verano: muge la montaña, hinchada

de luz y el arroyo levanta el brillo del sol

con mano transparente… Todo desaparece luego

como cuando se corta la película en la oscuridad.)

Ahora quema la estrella de la tarde la nube.

Árboles, patios traseros y casas se amplían, crecen

en la avalancha silenciosa de la noche que cae.

Y bajo la estrella se revela más y más

el otro, el oculto paisaje que vive

vida de silueta en la chapa radiográfica de la noche.

Una sombra lleva su trineo entre las casas.

Ellas esperan.

A las 18.00 llega el viento

y galopa ruidoso en la calle del pueblo,

en la oscuridad, como una caballería.

¡Cómola negra inquietud actúa y se desvanece!

En danza inmóvil están las casas presas,

en este zumbido que se parece al sueño.

Uno y otro golpe de viento vaga sobre la bahía, lejos

hacia el mar abierto que se arroja en la noche.

En el espacio flamean las estrellas desesperadas.

Se encienden y se apagan por nubes que van volando,

que sólo cuando anochece la luz elimina

su existencia, como las nubes del pasado

que cazan en las

EL CIELO A MEDIO HACER

El desaliento interrumpe su curso.

La angustia interrumpe su curso.

El buitre interrumpe su vuelo.

La luz tenaz se derrama,

hasta los fantasmas se toman un trago.

Y nuestros cuadros se hacen visibles,

rojos animales de ateliés de la Edad del Hielo.

Todo comienza a dar vueltas.

Somos cientos los que andamos al sol.

Cada persona es una puerta entreabierta

que lleva a una habitación para todos.

La tierra infinita bajo nosotros.

El agua brilla entre los árboles.

La laguna es una ventana a la tierra.

de LA CASA DE LOS DOLORES DE CABEZA (inédito en libro)

Me desperté en el mismo centro del dolor de cabeza. El dolor de cabeza es el

lugar donde debo permanecer y por esto me he quedado sin recursos para

pagar alquiler en ningún otro lado. Me duele tanto el cabello que se está

volviendo canoso. Duele dentro del nudo gordiano, el cerebro, eso que

desea tántas cosas, en diferentes direcciones. El dolor es una medialuna

que cuelga medio dormida en el cielo celeste, el color desaparece

del rostro, la nariz señala hacia abajo, toda la vara del zahorí se tuerce

hacia abajo, hacia la corriente subterránea: el dolor. Me he mudado

a una casa que fue construida en lugar erróneo, hay un polo

magnético casi debajo de la cama, casi bajo la almohada y cuando

el tiempo cambió, encima de la cama, hubo un corto circuito. Una vez

tras otra intento imaginarme que un enorme cascanueces pellizca

con un agarrón milagroso de las vértebras del cuello, algo que

de una vez para siempre enderezará la vida. A propósito, no sólo hay

dolor en mi cabeza privada. El mal se relaciona, entre otras cosas, con

las negociaciones de paz en París que se han “malogrado” y la expresión

“malogrado” se proyecta en la pantalla de aquí dentro. También duele

porque las cartas quedan sin responder,

porque ayer estaba enojado, porque uno derriba la vieja y fea casa para

construir una más fea aún. Pero la casa del Dolor de Cabeza no está

madura para ser eliminada. Antes tendré que vivir allí una hora,

dos horas, medio día. Antes dije que era un lugar, luego he cambiado diciendo

que es una casa, pero la pregunta es si no será una ciudad entera. El tráfico

se desliza implacablemente lento. Los diarios aparecen. Un teléfono suena. Traducción: Roberto Mascaró

fuente: http://robertomascaro.com/05_traducciones.htm#

9 comentarios:

KuruPicho dijo...

Elfriede Jelinek ha recomendado a Thomas Pynchon...
El poeta sirio-libanés Adonis también se lo merece.
Bob Dylan y el periodista Kapuscinszki seían rarezas, el turco del que les hablaba es Orhan Pamuk (autor del libro "Rojo") y es escritor.El portugués no es otro que António Lobo Antunes, muy elogiado.

KuruPicho dijo...

En el sitio de apuestas en línea Ladbrokes.com, los apostadores dan a Orhan Pamuk ganador 3 a 1, frente a Adonis (4/1), Ryszard Kapuscinski (5/1), Joyce Carol Oates (6/1), Philip Roth (10/1) y, muy lejos de ellos, al norteamericano Bob Dylan (500/1).

...aseguró que este año el escritor israelí Amos Oz sería el ganador apropiado.
Para Axelsson –que por las dudas no juega todas sus fichas en Amos Oz–, el checo Milan Kundera y
También manifestó su deseo de que el japonés Haruki Murakami sea recompensado.
Hay otros nombres que se mencionan con insistencia, como la argelina Assia Djebar y la británica Doris Lessing
El premio más esperado en el mundillo literario (sólo dos de los elegidos lo rechazaron: el ruso Boris Pasternak, en 1958, y el francés Jean-Paul Sartre en 1964) derrama una aureola de prestigio sobre el afortunado ganador, aunque algunas veces haya sido una gloria temporal y no un pasaporte a la posteridad, como lo prueban los olvidables y olvidados Grazia Deledda (Italia), Peral S. Buck (Estados Unidos) y Jacinto Benavente (España).
Crece Pamuk

Para algunos analistas, las posibilidades de Pamuk -que ya ha sido mencionado como candidato al Nobel en otras oportunidades- crecieron después del proceso judicial que debió enfrentar en su país, que dividió a Turquía, se proyectó mundialmente y abrió controversia sobre las garantías a la libertad de expresión en ese país.

Pamuk, de 54 años, fue acusado de "insultar la identidad turca" por haber declarado a una entrevista en un diario suizo, en febrero de 2005, que nadie en su país se atrevía a discutir la masacre de un millón de armenios hace 90 años y la matanza de 30.000 kurdos en las dos décadas pasadas.

En enero pasado, días antes de que las autoridades europeas iniciaran una evaluación del sistema jurídico turco, como parte del proceso de integración de ese país a la Unión Europea, una corte desestimó los cargos contra Pamuk y dio por terminado el proceso, por el que el escritor enfrentaba una posible condena de tres años de prisión.

Su primera novela, de 1982, está inédita en español. Escribió La casa del silencio , El astrólogo y el sultán , El libro negro , Nieve y Estambul. Memorias y la ciudad , entre otras.

Orhan Pamuk es reseñado en los “medios” de una manera casi uniforme, ¡que raro verdad!, se dice de él, que nació el 7 de junio de 1952 en Estambul, Turquía, que “es uno de los más destacados autores de la literatura actual en lengua turca. Su obra ha sido traducida a 34 idiomas, y publicada en un centenar de países distintos. Ha recibido numerosos galardones internacionales, entre ellos el premio France-Culture, en 1995; el premio al mejor libro extranjero del New York Times, en 2004 y el premio de la Paz de los libreros alemanes en 2005.” Es preciso agregar que en su país, Pamuk ha obtenido tres grandes premios literarios, dos de ellos son: en 1979 Milliyet Yayinlari Roman Yarismasi —Certamen de novela Milliyet— por su novela Karanlik ve Isik (Ex aequo) y en 1984 Madarali Roman Ödülü —Premio novelístico Madarali— por su novela Sessiz Ev. En Francia acaba de obtener (a finales del 2005) el prestigioso premio Médicis extranjero, por su última novela: Kar (Nieve).

Se inicia como escritor a finales de la década del 70, publica su primera novela en 1982, pero no es hasta 1985 con la novela El astrólogo y el sultán (Beyaz Kale, 1985), que comienza a ser reconocido internacionalmente, y alcanza el estrellato con una novela que cualquiera diría se trata de una versión turca del Codigo Da Vinci, pues mezcla misterio, historia de amor y reflexión filosófica, con el atractivo aderezo de estar ambientada en el Estambul del siglo XVI, bajo el reinado del sultán Murad III, estamos hablando de Me llamo Rojo (Benim Adim Kirmizi, 1998). Un dato curioso en su biografía es el hecho de que su hermano mayor Sevket Pamuk, a quien descrito en personajes de ficción de sus novelas, es un reconocido historiador de temas económicos, de la Universidad del Bósforo en Estambul.


Pamuk tiene una importante bibliografía que ha sido traducida al español:

• 1982 - Cevdet Bey ve Ogullari (Cevdet Bey y sus hijos). Inédita en español.
• 1983 - Sessiz Ev. Traducción al español: La casa del silencio (Metáfora Ediciones, 2001).
• 1985 - Beyaz Kale. Traducción al español: El astrólogo y el sultán (Edhasa, 1994).
• 1990 - Kara Kitap. Traducción al español: El libro negro (Alfaguara, 2001)
• 1995 - Yeni Hayat. Traducción al español: La vida nueva (Alfaguara, 2002)
• 1998 - Benim Adim Kirmizi . Traducción al español: Me llamo Rojo (Alfaguara, 2003)
• 2001 - Kar. Traducción al español: Nieve (Alfaguara, 2005).
• 2005 - Istanbul: Hatiralar ve Sehir. Inédita en español.

Pamuk fue primero que todo y sigue siendo un autor muy leído en Turquía, en 1995 por ejemplo, su cuarto libro Yeni Hayat (La vida nueva), se convirtió luego de su salida al mercado, en el libro más rapidamente vendido en la historia literaria turca. Finalmente, y para que podamos degustar un poco de la miel de la escritura de este autor, leamos esta cita de su obra que el mismo autor tradujera al francés:

Turquía por Orhan Pamuk.

“He pasado mi vida en Estambul, en la costa europea de esta ciudad, en las casas cuyas fachadas dan a la costa de enfrente: Asia. Habitar cerca del agua, observar la orilla de en frente, el otro continente, me recordaba sin cesar mi lugar en el mundo, y eso estaba bien. Luego un día, construyeron un puente que unió las dos orillas del Bósforo. Cuando subí al puente y observé el paisaje, comprendí que aquello era aún mejor, que era aún más bello ver las dos orillas al mismo tiempo. Comprendí que lo mejor era ser un puente entre las dos orillas. Dirigirme a las dos orillas, sin pertenecer completamente ni a una ni a la otra, me revelaba el más bello de los paisajes”. (traducción del francés del autor del artículo).

KuruPicho dijo...

Más candidatos:
De otras literaturas proceden también candidatos que se ajustan bien al perfil señalado, comoel holandés Cees Nooteboom, la argelina Assia Djebar, el francés Michel Tournier, el somalí Nuruddin Farah, el indonesio Pramoedya Anante Toer, el italiano Claudio Magris, el albanés Ismael Kadaré y la danesa Inger Christensen. La canadiense Margaret Atwood .el argentino Ernesto Sábato,a los que también se suma algún escritor español, aunque con menos fuerza. El más significativo de estos, sin duda, es el novelista granadino Francisco Ayala, a punto de cumplir los 100 años y que gana enteros por la coincidencia del IV aniversario de El Quijote.

Helena dijo...

A mi me gustaria que lo gane Pynchon antes que Roth, mas me gustaria que lo gane Bolaño desde el mas alla, pero de todos los que nombras mi corazon esta con Haruki Murakami ¨Cronica de un pajaro que da cuerda el mundo¨ todo lo justitica.

Ah Kurupi me gusta este blog.

huir dijo...

Regalo:

http://la-paideia.blogspot.com/2006/09/rituales-sin-esperanza.html

abrazo

KuruPicho dijo...

ADONIS, Ali Ahmad Said. El gigante de la poesía árabe. Premio Nobel 2006 ?


Adonis nació en Qasabín, Siria, en 1930. En 1956 fundó en Beirut la revista Poesía. Desde entonces publicó los libros: Primeros poemas (1957); Hojas en el viento (1958); Canciones de Mihyar el de Damasco (1961); Libro de las huidas y las mudanzas por el clima del día y de la noche (1965); Epitafio para Nueva York (1971); El tiempo de la poesía (1972); Singulares (1975); Las resonancias, los orígenes (1989); Homenajes (1988); La palabra de los orígenes (1989); El tiempo, las ciudades (1990); y Crónica de las ramas (1991). En 1997, en el legendario Festival Struga Poetry Evenings de Macedonia, le fue otorgada la Corona de Oro, en homenaje a su vida y su obra. Adonis es también un gran pensador y ensayista y ha sido considerado como uno de los más grandes poetas vivos en lengua árabe.
Me siento agradecido con aquellos traductores que me definen como un renovador de la poesía árabe. Evidentemente he intentado, junto con un grupo de amigos, cambiar la manera de expresar, la forma, y sobre todo ampliar el espacio formal de la poesía; que la poesía pueda llegar a ser una visión del mundo. Además, he participado en abrir la poesía árabe a la poesía europea e internacional. También he participado dando legitimidad a nuevas formas de expresión como el poema en prosa, que muchos de los tradicionalistas árabes rechazan aún en el presente. No pueden aceptar que llamemos poesía al poema en prosa. La poesía para ellos es la poesía tradicional con ritmo y con rima. He participado en la fundación de todo esto para la experiencia poética en árabe <--- (adonis)






De la Antología "Canciones de Mihyar el de Damasco"
Traducción del árabe por Pedro Martínez Montávez y Rosa Martínez Lillo



Voz
Acuso a los espectros.
Acuso al ave rujj, que desova en la espalda
del hada ciega.

Acuso a los vientos,
a la cera y a la gallina muda.
Acuso a la serpiente alada
-¡ah, las alas leprosas y doblemente rotas!-.
Acuso a los árboles y a las aguas.

Tú, cielo luminoso,
¡oh esposa del dios y del sultán!,
tú eres inocente, inocente
de nuestra sangre.



A Sísifo
A Halim Barakat
Juré que escribiría sobre el agua.
Juré que llevaría con Sísifo
su sorda roca.
Juré que me quedaría con Sísifo,
sometiéndome a la fiebre y a las centellas,
buscando en las órbitas ciegas
una última pluma
que escribiera a la yerba y al otoño
el poema del polvo.
Juré vivir con Sísifo.

Vientos de locura
Las carrozas del día se oxidaron.
Oxidóse el jinete.

Yo vengo desde allá,
desde un país de estériles raíces.
Trayendo por montura una corola seca.
Caminando por sendas asediadas.
¿Por qué?
¿Por qué os burláis?
¡Huid!... ¡Huid!...
Yo vengo desde allá.
Vestido con el crimen.
Trayendo hasta vosotros un viento de locura.


El parto
¿Para quién abre el alba la ventana del ojo?,
¿y para quién excava en mis costados?
¿Por qué la muerte, entero, va mamándome,
y atando mi existencia
con el breve temblor de los segundos?

Ahora lo comprendo:
Mi sangre es el útero del tiempo.
Y en mis labios alumbra la verdad.


Salmo
Le creo al viento un pecho, una cadera sobre la que apoyarme. Creo al rechazo un rostro que con el mío comparo. Me sirvo de las nubes cual cuadernos y tinta. Lavo la claridad.

El cielo tiene lóbulos que corto, y las lágrimas, hojas sobre las que yo escribo, las amapolas, galas que me visten, y los pinos, cintura que me ríe. Sin encontrar a nadie a quien amar, ¿es demasiado, muerte, que me ame a mí mismo?

Me auto-acuno. Mis senderos yo creo de mis dedos y dispongo el espacio en circular, lo mismo que mis ojos. Invento un agua que no me sacie nunca. Igual que el aire soy, sin leyes qué acatar. Creo un paraje donde convergen infierno y paraíso. Invento otros demonios con quienes yo compito en carreras y apuestas.


La pluma del cuervo
I
Sin épocas viniendo.
Sin flores,
y sin campos.

Nada tengo en la arena,
ni en los vientos.
Ni en la hermosa mañana.
Sólo una sangre joven
que corre con los cielos.
Y la tierra,
en mi frente profética,
es un tropel de pájaros sin fin.

Sin épocas viniendo.
Sin flores,
y sin campos.
Una fuente de polvo brotándome en la sangre;
en mis ojos viviendo,
comiendo de mis ojos.
Vivo.
Conduciendo los años a la espera de un barco
que se hunda en el vacío.
Igual que si soñara.
Igual que si marchara sin retorno.

II
Asediado.
En el cáncer del silencio.
Escribo mis poemas sobre el polvo,
con la pluma del cuervo.
Sabiendo
que no me queda luz sobre los párpados,
que nada, ya, poseen:
el sentido del polvo solamente.

Me siento en el café.
Con la mañana,
la silla de madera
y la colilla.
Yo me siento.
A la espera de mi olvidada cita.

III
Deseo arrodillarme.
Quiero rezarle al búho de alas rotas.
A la brasa,
a los vientos,
A la muerte.
A la peste.
Quemar en el incienso
mis días blancos,
mis cantos,
mi cuaderno.
La tinta y el tintero.
Rezar a cualquier cosa
que ignore qué es rezar.

IV
Beirut no se ha mostrado en mi camino.
Beirut no ha florecido en estos campos.
Beirut no ha dado frutos.
Es una primavera de langostas,
de arena sobre el campo.
Yo solo –con los frutos-
solo, sin estaciones y sin flores.
De la puesta del sol al mediodía
atravieso Beirut y no la veo.
Beirut en la que vivo
y que no veo.
Solo yo. Con los frutos. Y el amor.
Marchando con el día.
Marchando hacia otro pueblo.





VEINTICINCO DÍAS

Traducción del árabe por
María Luisa Prieto

1
Con sus penas, con sus despojos
Ondula en Gaza
Y surgen imágenes como se representan
En sus mitos.
Surge Beirut –amasada en chispas
Ondula, se eleva
Y mancha la tierra de la alegría.


2
Pregunta por sus hijos. ¿Dónde? ¿Qué?
La ceniza es la respuesta.
Coge un puñado de tierra del lugar,
Se inclina, lo besa
Y llora sobre él.
Entre esta tierra y sus pestañas
Hay una época de amor y promesas.


3
Quitadle esa basura
Alejad la cubierta de su estructura:
Ella ha entregado su rostro al cielo.


4
¿Retornamos a nuestra tierra la destrucción
y el guía-libro?


5
Pintan en crepúsculo
Como un túnel dentro de otro:
La luz está asustada,
La luz tiene los ojos perplejos.


6
¿Cómo? (No hay diferencia entre ascender y descender)
¿Cómo caminar juntos y para qué ser amigos?
El camino no es camino
Y tú no eres tú.


7
El sol está perplejo, sentado en cuclillas:
¿Qué dirá la primavera
a sus hijos en el invierno?


8
Escriben el hierro y yo escribo un himno
Para los niños. Mayy,
No enciendas la luz en la casa
Esta noche.
El hierro nos busca,
Tiene celos de nosotros,
Explosiona su volcán y cubre el firmamento.


9
No hay lecho, tómame como quieras
En esta esfera desconcertada.
¿Dónde ir, entonces? No hay camino pero...
aquí está el bombardeo. Un infierno
loco, errante.


10
Por el cielo, por lo que he escrito al cielo:
Los mitos se desangran
Y el Señor golpea a Su rebaño
Con Sus espuelas
-barcos corriendo a lomos de este aire.


11
Horizonte cerrado, angosto,
Horizonte para el éxodo,
No quiero más amigo que la palmera
¡Bendita palmera!


12
El agua llora
Y el aire se compadece y enjuga sus pestañas.


13
Un cuerpo fundido en llamas. Una llama
Que caza al señor de la eternidad
En la ceniza del cuerpo.


14
¿Queréis que lea la paz
entre estos cadáveres humanos,
en el horror de esta ruina?


15
No pienso más que en la paz, pero
No veo más que guerra.


16
No rezaré a la guerra,
No santificaré a los muertos,
No bendeciré a los soldados que bailan ufanos
Sobre los despojos de un pueblo.


17
No quiero que mi casa
Sea cuervo,
No quiero que sea amiga de los tanques,
No quiero que tienda las manos a los genios,
No quiero que abra sus puertas a la guerra,
No quiero que sea bandera para el faraón o Jehová.
Destruidla
Y escribid en sus escombros:
“Por aquí pasó un soldado de Dios”.
Sólo quiero que mi casa sea
Luz y amor. ¡Pobre de ella!


18
¡Desplazado! No hay tiempo en la tierra
más que para convertir la tierra en amor.


19
Dijo: “Os lo suplico,
Cuando me muera tomadme, tomad
Mis libros y extendedlos
Bajo mi cabeza como almohada
Y enterradnos juntos”.


20
Una tierra borrada por el viento.
¿Cómo escribir? ¿Qué?
¿Escribiré lo que me borra?


21
Después de esta dispersión
Confiaré mi cuerpo a su herida
Y resucitaré a los rebeldes.


22
Le diré a mi tiempo
Que sea espacio –mis heridas sus lámparas.
Intentaré
Crear unos ojos dentro de mis ojos
Para ver.


23
Un país a punto de olvidar su nombre.
¿Por qué
me ha enseñado una rosa damascena
a dormir en el regazo de Damasco?


24
El asesino persevera en su víctima,
Arranca las raíces de la canción.
No intercedas, poeta,
A esta tierra sólo le excita la rebeldía.


25
Después de esta dispersión
¿Qué haré? ¿Regaré
una rosa que permanece viva?
Pero la ceniza de las bombas cubre sus hojas.
Quitaré la ceniza y mostraré
Su rostro y la maceta cuyos hombros se han roto.
Construiré desde el principio nuestra casa.
Estoy vivo y amo.
No hay paz sino en el amor.
No hay amor sino en la vida.


París, agosto del 2006.
(Publicado en árabe en el periódico Al Hayat el 10 de agosto del 2006)



SE DICE DE ADONIS:
UN POETA EN EL MUNDO DE HOY

CLARA JANÉS

EL NOMBRE DE ADONIS, LA METAMORFOSIS DEL POETA

Dice que lo ignorado robó su corazón y su corazón se transforma en una puerta, y sus venas en galerías donde acude una savia que fluye del pozo del enigma: puntos de luz que escapan de las cenizas, destellos de agua, gotas, espejos que se multiplican y penetran fecundando de imágenes como filamentos sutiles, sus cabellos que se esparcen en el horizonte.

Dice que el camino no tiene principio, mas su andadura recorre el día y la noche, y la noche, y mas allá, para beber el agua negra que enciende el poema -un murmullo, unas palabras-, pero no deja ver sus ojos. Cruza el círculo abisal, los arcos del alcance inalcanzable. Respira, llena de aire sus cauces, llena de semillas el aire, llena de brotes el azul, la expectativa del árbol que todavía no es blanco para la eternidad.

Dice que un rayo le mostró el camino. Y sucedió en su propio interior, y así fue fuego y abandonó la condición de piedra. El muro de piedra se incendió. Poderoso, se desmoronó. Y emergió en los limos y llenó la arcilla de resplandor. Y con él prendió el primer paso de la danza. He aquí la danza de la vida en los marjales. He aquí la danza en las copas de los árboles. He aquí la ascensión de la energía que se desplaza en condensaciones.

Dice que llenó sus cánticos de hachas, pues pugna es la de la luz por ocupar el puesto de la sombra en el aire; pugna es la de la lluvia por desprenderse de la nube hasta alcanzar el no ser para ser con la tierra; pugna la del ardor de la semilla por estallar en la rosa.

Todos los campos se llenan de rosas silvestres, todos los ríos de las palabras no pronunciadas, todas las rocas del vuelo de los halcones y del rielar de los astros. La estrella muerta resucita en la sangre y desde esta en la tierra que germina.

Dice que se disfrazó de Naturaleza pues es un disfraz cuanto acontece: la carne para los huesos, la vida para la muerte, la muerte para la vida...

Todos los colores huyen del negro, debatiéndose hacia las constelaciones, todos los silencios huyen de la alberca de lo ignoto paciente y desbordado. Y el vacío se llena ya de vibraciones.

Dice que muere y el aire son bodas y amapolas. Y la muerte es un anillo sin fin, su oro el sol que funde los glaciares, que enciende la visión en el desierto y sin cesar nos alimenta.

Y dice que reverdece como el tiempo, y que de nuestro rostro hemos hecho el hermano de la hierba.

(en Adonis: un poète dans le monde d'aujourd'hui, 1950-2000, Paris Institut du monde arabe, 2000)

«A quienes de entre nosotros proceden de universos culturales híbridos y que, como Adonis, están a caballo de Oriente y Occidente, las palabras del autor les hablan con mayor elocuencia. Nos reconocemos en ese alma que busca y sondea sin compasión en la agitación de la nuestra. (...)

»Adonis, echando por tierra las convenciones lingüísticas, al adoptar el verso libre y crear un nuevo idioma poético, ha buscado subvertir lo convencional, lo seguro, lo esperado. La literatura y el pensamiento árabes con ello han ganado en riqueza y emoción».

Asma Afsaruddin, «Adonis, el inevitable», Adonis. Un poeta en el mundo de hoy, París, IMA, 2000

«Desde mi punto de vista, Adonis no es un poeta entre los verdaderos poetas, que de todas las maneras son escasos; es uno de los más importantes. Y ello por dos razones al menos, o quizá tres. Es poeta y pensador teórico al mismo tiempo. Es un poeta innovador y audaz. Y es también y sobre todo un poeta inspirado que ha suscitado al mismo tiempo la inspiración».

Edouard al-Kharrat, «El poeta y el amigo», Adonis. Un poeta en el mundo de hoy, París, IMA, 2000

«Su aporte ha sido el más rico, el más profundo y el más diversificado en pensamiento, creatividad y restitución de la parte más universal de la herencia cultural. (...)

»Como otros, no dudo en afirmar que Adonis ha ejercido una influencia, del mismo modo que él ha sido influenciado por corrientes, tendencias, diversas y antagónicas en su más alto grado. Pero ha logrado fusionar todos esos elementos en un molde creado por él».

Sayf al-Rahabi, «Hombre de visión, poeta de lo vivido», Adonis. Un poeta en el mundo de hoy, París, IMA, 2000

«Que es un poeta de gran envergadura, un visionario y un creador de una profunda originalidad se me hizo evidente desde mi primera lectura de sus poemas. Pero para mí fue un verdadero encantamiento cuando tuve la ocasión de escucharlo recitar su poesía en su propia lengua. Cuando recita, el paisaje de su cara, de su mirada, cambia, las señales de un mundo desconocido se van haciendo cada vez más presentes, me di cuenta de ello en aquella primera ocasión y muchas otras veces después».

Lokenath Bhattacharya, «Un baile inesperado», Adonis. Un poeta en el mundo de hoy, París, IMA, 2000

«(...)Bianca Maria Fabotta evoca así su primer encuentro con Adonis: “(...) aunque su biografía hace de él un gran poeta cosmopolita, se percibe en ella con gran intensidad la presencia de otro mundo. Es un poeta que se sitúa más allá de la modernidad. Su poesía es muy aérea, sin angustias incluso cuando es fúnebre. Tal vez sea una profecía del futuro que seguirá a la modernidad. O tal vez contenga elementos del pasado, ese quid enigmático y abierto al porvenir al mismo tiempo(...)”».

Francesca María Corrao, «El viaje de Adonis a Italia», Adonis. Un poeta en el mundo de hoy, París, IMA, 2000

«Su arte recuerda la pintura de Picasso. Lo que Picasso expresa con la magia de los colores, Adonis los expresa con la fuerza de las palabras. Su poesía es semejante al cubismo. Es una verdadera síntesis entre el Este y el Oeste, entre las culturas oriental y occidental, una síntesis entre las leyendas del mundo oriental y las grandes formas artísticas del mundo occidental, sobre todo de la poesía francesa».

Pascal Gilevski, «Adonis en Macedonia», Adonis. Un poeta en el mundo de hoy, París, IMA, 2000



ADONIS DIJO:


[Los orígenes] «La tierra no se reduce para mí al territorio de la infancia. Doy a la tierra una dimensión casi metafísica: es a la vez el reino último del hombre y su primer espacio.

»Nacer, conocer y morir: la tierra acoge y suscita las grandes etapas de nuestra vida. (...)

[La identidad] »Al cambiar un nombre muy musulmán –Ali– por otro sin relación con el islam –Adonis–, asumía y reivindicaba una trayectoria hacia lo universal. Al firmar así, salía de una tradición petrificada y accedía a una libertad más amplia. (...).

[La herencia] »Reivindico toda la herencia mediterránea, pero además formo parte integrante de la cultura universal, de Oriente hasta Occidente. La única especificidad que me reconozco es mi lengua y mi subjetividad. Pero, por medio de ellas, trato de abrirme a lo universal.

[La renovación] »La forma poética es siempre un reflejo de la vida y de la cultura de una época. A la renovación de la poesía no le bastan las nuevas ideas, necesita que la forma que las expresa sea también nueva. (...) Ser moderno es aceptar el diálogo con el otro. (...)

[La soledad] »(...) Me sentiría ofendido si ciertas personas hablasen bien de mí. Me enorgullece que ningún gobierno árabe me haya invitado oficialmente. Mantenerse a distancia permite contemplar el movimiento de la sociedad árabe en su conjunto al margen de todo camuflaje ideológico. Pero yo me siento profundamente ligado a las aspiraciones populares.

[La historia] »En el fondo, no tengo ninguna confianza en la historia. No es más que un cúmulo de mentiras. Del pasado, retengo sobre todo el movimiento de creación artística, pero, en nuestra sociedad, hasta eso ha sido rechazado. La historia no es sino el catálogo de las diferentes opresiones. Yo me estoy con los hombres que sufren. Mi historia es un continuo replanteamiento de la historia».

Fragmentos de una entrevista con André Velter, Le Monde, 30/11/1984

«La poesía es el poema, la lengua y aquello que va más allá de la lengua. Es como un árbol que está enraizado en un lugar y sin embargo las ramas están abiertas por todo el espacio y por todos lados. La poesía es así; aunque yo como poeta árabe estoy enraizado en mi lengua, mi poesía está abierta a todos los seres humanos y a todos los continentes, y, en ese sentido, yo me siento universal a la vez que totalmente árabe. (...)

»No hay poesía verdaderamente importante sin pensamiento. (...) lo que marca la diferencia entre la filosofía y la poesía, el pensamiento y la ciencia, es la forma de expresión. En la poesía es necesario expresarse en imágenes y en relación con las imágenes. Es la metáfora la que transforma. La expresión poética. La poesía puede decirlo todo. (...) Encuentro que la poesía es mucho más amplia que todas las disciplinas del pensamiento.

Fragmentos de una entrevista con José Méndez, Residencia, noviembre-diciembre 1997

«“Estoy en un proyecto poético titulado Al Kitâb* que será el libro de poesía más importante desde la Divina Comedia”. No pude contener la risa: “Estupenda exageración, ¿no?”. Gesto de la mano, acompañado de un ligero movimiento de cabeza: el poeta asumía lo dicho. Notó que sus compañeros de mesa, Kamal, Saida y yo, lo mirábamos estupefactos. Prosiguió: “Sí, estoy redactando el primer volumen. Se trata de un manuscrito de al-Mutanabi que edito yo. Tendrá dos volúmenes más, después dejaré de escribir poesía”. Dijo estas palabras con sencillez y seguridad, como si el proyecto estuviera íntegramente grabado en su pensamiento; después guardó silencio, dando a entender que todo estaba dicho».

José Miguel Porta Vílchez, en Adonis. Un poeta en el mundo de hoy , París, IMA, 2000

Rain dijo...

Poemas tan bellos, bellos.

Conocer aquí a Trastómer, me emociona.
Estoy llegando tarde a casa y encuentro este post. Aún me falta leer los comments sobre la premiación más ansiada por muchos escritores...
Así que vuelvo.

Grandes salutes y grax por la hermosa entrega.

KuruPicho dijo...

"Orhan Pamuk gana el Premio Nobel de Literatura 2006
10:25 a.m.
Estocolmo/Nueva York, 12 oct (dpa) - Al escritor turco Orhan Pamuk le sorprendió hoy la noticia de que había sido distinguido con el Premio Nobel de Literatura 2006 en Nueva York.

Se trata "de un honor tan grande", dijo contento el autor de 54 años, tras entablar contacto con representante de la página web de la Academia Sueca, que otorga el premio.

A Pamuk le preocupan sin embargo las posibles reacciones hostiles en su país. "Lamentablemente el hecho de que yo sea el primer turco que recibe el Nobel convierte el asunto en algo muy especial y político", dijo Pamuk en conversación telefónica. "Eso podría ser un lastre más".

En su opinión este premio es una muestra más contra la teoría del choque de civilizaciones. "La imagen de Este y Oeste y su choque es una de las ideas más peligrosas de los últimos 20 años", señaló Pamuk.

(Kuru habla:Esto extraído del diario de Yucatán. Conviene resaltar dos puntos:
!) lo de Huntington definitivamente es una estupidez
")la ,ezcla, el jopará, ahí está el secreto de todo, tanto en lo social como en la lengua)

"El escritor considera que la asunción de polos culturalmente opuestos ya ha provocado "la muerte de demasiadas personas". La cultura necesita la mezcla y la unión de muchas influencias, aseguró.

"Mi trabajo es la mejor muestra de cuán fructífera puede ser la mezcla de culturas".

Rain dijo...

Adonis y su poesía.
Por la muestra que Kurupiofrece, que suele pasar de lo breve a lo significativo en extensión, encontré en una primera leída, una aproximación a la poesía francesa. Sin duda esta hermosa poesía debe ser excelsa en su idioma original.

La declaracion poética de Adonis es coherente con su actitud: admiro su marginalidad voluntaria.