kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

miércoles, octubre 04, 2006

Conmoción en Francia por las amenazas a un crítico del islam

PARIS.- Conmovida por la condena a muerte lanzada contra el filósofo Robert Redeker, Francia comprendió este fin de semana que el terrorismo intelectual del islamismo radical puede ser un medio de intimidación tan eficaz como los atentados. La fatwa contra ese profesor, ensayista y filósofo de 52 años, pronunciada por el predicador islámico Yussef Al Qaradawi a través de la cadena de televisión Al-Jazeera, se conoció tres días después de una entrevista de Redeker publicada por LA NACION.

La sentencia -similar a la que fue lanzada en 1989 contra el escritor indio-británico Salman Rushdie por su libro Los versos satánicos- obligó al intelectual a suspender su trabajo de profesor y a abandonar su domicilio. Fue, además, colocado bajo la protección conjunta de los servicios de contraespionaje DST (Dirección de Vigilancia Territorial) y de una unidad especializada en la lucha contra el terrorismo.

Después de la fatwa lanzada por Al Qaradawi, varios foros jihadistas en inglés calificaron al escritor de "cerdo" y comenzaron a difundir por Internet su foto, su dirección y el plano para ubicar su casa en el sur de Francia. Los servicios de inteligencia tomaron muy en serio esa actividad, interpretada como una auténtica incitación al crimen, teniendo en cuenta que el cineasta holandés Theo van Gogh fue asesinado en 2004 por un episodio similar.

Redeker comenzó a recibir e-mails con amenazas después de que publicó el 19 de septiembre en el diario Le Figaro un artículo titulado "¿Qué debe hacer el mundo libre frente a las intimidaciones islamistas?". En ese comentario afirmaba que la religión musulmana "exalta la violencia y el odio". Inmediatamente después, en las declaraciones que formuló para LA NACIÓN, puso de relieve -sobre todo- la falta de coraje de los intelectuales franceses, que tienen miedo a las represalias, a los atentados o a ser procesados por "islamofobia". Ese día comentó off the record que había comenzado a recibir mensajes por correo electrónico, pero aclaró que prefería no denunciarlos para no dar más relieve a la campaña intimidatoria.

Redeker, que también es miembro del comité directivo de la revista Les temps modernes -fundada por Jean-Paul Sartre-, confirmó en ese momento que la mayoría de los intelectuales franceses que se pronuncian sobre el islam reciben amenazas u otro tipo de presiones. Le Figaro y LA NACION fueron los dos únicos diarios del mundo que publicaron las opiniones de Redeker. En un editorial de primera página, Le Figaro condenó severamente los "atentados a la libertad de expresión y de pensamiento" provocados por ese episodio. Y el primer ministro Dominique de Villepin indicó que esa fatwa era "inaceptable". El caso Redeker fue tratado por el diario The New York Times y originó igualmente una amplia cobertura por parte de la prensa francesa, incluyendo un editorial de Le Monde, que denunció "una ola medieval de intolerancia".

La mayoría de los comentarios coinciden en criticar la falta de moderación con que Redeker se refirió a Mahoma. Invocando citas textuales del Corán, en su artículo de Le Figaro el filósofo calificó al profeta del islam de "jefe de guerra implacable, exterminador de judíos y polígamo". En otro tramo dijo: "Mientras que el judaísmo y el cristianismo [ ] conjuran la violencia y la deslegitiman, el islam es una religión que incluso en su texto sagrado y en algunos de sus ritos banales exalta la violencia y el odio".

A pesar de criticar su estilo agresivo y el carácter provocativo de sus comentarios, todos coincidieron en manifestarle su solidaridad en defensa de la libertad de pensamiento y de expresión, dos principios sagrados en Francia. El presidente de la Unión de Familias Laicas, Bernard Tepper, recordó la célebre frase de Voltaire: "Aun si no estoy de acuerdo con lo que dice, estoy dispuesto a dar mi vida para que usted pueda defender sus ideas".

Por Luisa Corradini. Para LA NACION

5 comentarios:

KuruPicho dijo...

eso de que el judaísmo y el cristianismo no exaltan la violencia es una soberana estupidez.Lo que hay que saber es que el extremismo musulman es el que suele incurrir en este tipo de intolerancias.Y claro, religión, en el fondo es violecia. Y no sólo ella, pues como demostró Girard, la cultura se debe a la violencia (La violencia y lo sagrado)también.
el tema es largo y tedioso esperemos que al ñato no le pase nada.

Max dijo...

Mmm, no, hay una gran diferencia. Para los cristianos existen los mandamientos, son textuales, matar esta mal y punto. En el Coran esta dicho expresamente que no solo no es castigable, sino que es lo bueno acabar con los los enemigos del Islam por medios violentos.
A posteriori se pueden hacer varias interpretaciones y a plicaciones mas o menos dulces, pero los textos basicos son inicialmente muy distintos en este aspecto.

KuruPicho dijo...

Max, recuerda el evangelio: "Estas conmigo o contra mí".
Además del monoteísmo se desprende fácilmente que hay un solo dios y los otros están en el error, fue eso lo que se aplicó durante la Invasión de América. Y el chiste renacentista, de gente que ya sutilmente denunciaba esa postura,aquel de "Las 3 imposturas": judaísmo, cristianismo, islamismo.Las tres monoteístas, dogmáticas e intolerantes.

Dama Satán dijo...

Max, no serás un buen "soldado de Cristo" con semejante actitud; recuerda, no sólo la violencia veterotestamentaria y su exaltación de la ira santa y de la también santa cólera del justo, sobre las que no diré más por ser un tópico muy obvio y hasta un lugar común generalmente admitido hasta por los más legos, sino ciertas y muy significativas alocuciones neotestamentarias enunciadas con áspera y contundente claridad y recogidas de labios del mesías Ieshou bar Iosef, "Jesús hijo de José", "Jesús el 'Ungido', el 'Cristo'", "Jesucristo", por sus doxógrafos y apóstoles, tales como (cito de memoria ejemplos al azar; excusas por las previsibles imprecisiones, pero seré fiel al espíritu de los textos): "El que no tenga espada, venda su manto y cómprese una", "El que no está conmigo está contra mí" o "No penséis que yo he venido a traer la paz sobre la tierra; yo he venido a poner al hijo contra el padre, al marido contra la esposa, al hermano contra el hermano; no os engañéis creyendo que yo he venido a traer la paz sobre la tierra. Yo no he venido a traer la paz, sino la espada". Piensa en la violencia y en la fuerza física y el goce de la destrucción con los que este Ieshou, el hijo del carpintero, se entrega a su santa furia y expulsa del templo a los mercaderes. Y en las amargas e implacables condenas del Apocalipsis de Juan a los poderes temporales, con los terrores del castigo de un Dios cuya misericordia no debe jamás mermar su justicia; y justicia significa muerte y sangre; como siempre lo ha significado. (En esta materia, todo lo demás, sobre todo si aspira a ser más "civilizado", es indeciblemente perverso.) La versión con happy end a lo comedia romántica hollywoodense con reconciliación y "champancito" de la historia humana es demasiado trivial y falta de hondura para dar cuenta de lo que algo tan blasfemo como el pecado exige y desata para restituir el orden cósmico; aquí, más que en cualquier otro lado, metafísica es violencia, y teología, masacre. Y, personalmente, me parece bien. Un dios a lo dibujito animado de Walt Disney sería tan desoladoramente descafeinado y banal que hasta el propio Paraíso Ultraterreno terminaría pareciéndose a un shopping con spa, e incluso el mismo Juicio Final, a la "final" de "Rojo Fama Contrafama". Decir algo como esto hoy suena tan arcaico como ingenuo, pero, qué demonios, algunas cosas es mejor, o tomárselas verdaderamente en serio, o no tomárselas en absoluto.

Dama Satán dijo...

Otra cosa, si me lo permites, caro lector Max: flaco favor hacen a "su" causa (que no comprenden)tan tibias actitudes; hay una hermosa y horrible maldición, pronunciada por voz tonante por un Dios furioso al respecto en las Escrituras, como recordarás; alguna vez quisiera poder escribir un poema que fuese sólo la mitad de cruel: "Ojalá fueras frío, pero tú no eres ni frío ni caliente; eres tibio, y por eso Yo te desprecio y te vomito de Mi boca".