kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

viernes, octubre 06, 2006

Cinco piezas para cuarteto de cuerdas (1923)

Se hallan influenciadas por el lenguaje de la danza, especialmente del folklore eslavo. Schulhoff, de familia alemana judía afincados en Praga, pianista y compositor. Dvorak ya lo mimado cuando tenía 7 años. estudió en Viena y Leipzig con Max Reger. Próximo a la vanguardia musical de Schönberg y Webern, al grupod e los dadaístas, pero fueron los nuewvos sonidos y ritmos del jazz donde encontró una adecuada y provocativa expresión musical para manifestar su política antiburguesa. En 1942, aquejado por la tuberculosis, muere en un campo de concentración de Würburg.
Discografía completa en:

3 comentarios:

KuruPicho dijo...

Erwin Schulhoff fue un versátil compositor checoslovaco, nacido en Praga el 8 de junio de 1894.

Tras estudiar en edad infantil en el Conservatorio de Praga, marcha a Viena, cursando los estudios superiores en Leipzig y Colonia, donde ganó el Premio Mendelssohn en las especialidades de piano (1913) y composición (1918); entre medias sirvió en el frente durante la Primera guerra mundial y recibió clases de Debussy y Reger.

A partir de 1919 entra en contacto con la vanguardia artística alemana, llegando a esbozar él y Tzara un ballet; sus Zehn themen para piano son fruto de una colaboración con Otto Griebel. También organiza una serie de conciertos en Dresde en los que se interpreta música de la Segunda Escuela de Viena.

En 1923 regresa a Praga, donde gana reputación como concertista gracias a su formidable técnica pianística; en sus programas hace hincapié en la música de vanguardia, estrenando las primeras obras microtonales para el instrumento. También desempeña una intensa actividad como pianista de jazz.

Es en esta época donde empieza a componer sus obras de madurez. A los pocos meses de su regreso se estrena en Bratislava su 'ballet-misterio' Ogelala, obra escénica de inspiración primitivista; el escándalo en el estreno de la obra, aún mayor que el de La consagración de la primavera diez años atrás, le consagra como el principal valor de la vanguardia musical checoslovaca. Un año más comienza su ciclo de Sinfonías, y en 1927 se estrena su primera ópera, Flammen, considerada hoy la mejor realización operística sobre el mito de Don Juan. Realiza obras seriales, como sus Once invenciones para piano.

Sin embargo, a comienzos de los treinta Schulhoff, comunista ardoroso, se compromete con los presupuestos del realismo socialista; simplifica su estilo y compone obras de inspiración partisana. En su Sinfonía nº3 pretende componer la perfecta Sinfonía socialista, y en la nº4 se sirve de poemas de inspiración comunista de Neruda; en su vida privada da un paso más allá y tras el pacto de Munich toma la nacionalidad soviética.

Tras la invasión nazi de Checoslovaquia Schulhoff, que además de comunista era de orígen judío, trata de huir a la URSS, pero cuando ya está ultimando los preparativos de su partida es arrestado. En 1941 es enviado al campo de concentración de Wülzbourg. Allí enferma de tuberculosis, pero aún compone su testamento musical, la Sinfonía nº6 Sinfonía de la Libertad, que junto con la Sonata 27.IX.1945 de Karl Amadeus Hartmann es considerada la obra musical emblemática del Holocausto. Schulhoff morirá en el campo de concentración el 18 de agosto de 1942 de tuberculosis.

huir dijo...

Kurupicho, sé que tú lees los mensajes antes de publicarlos, por eso te escribo esto aquí.
Es curioso lo que escribiste en lo último que puse en mi blog porque a ese poema le falta algo..le falta algo que omití antes de publicarlo.mira..este es el original...

Sin Nombrar

Y cuando observa
los objetos sin disposición
sin anatomía,
pequeños regalos anacrónicos,
cuadros desfallecidos,
piernas incongruentes,
vellos que se despliegan y se entierran,
grandes detalles ajenos
como un árbol lejano
o una calle sin zapatos
o el gesto amargo…

Grita por dentro
mi nombre

Cuando amenaza dejar de amar,
cuando vacila en el beso
y ella no es Isolda,
es sólo una mujer desconocida
y un placard sujeto a traumas

Grita por dentro
mi pelo

Cuando el amanecer
ya no llega jamás
y su blancura
es ensimismante,
la boca pálida,
las curvas no se desplazan

Aúlla en su balcón
queriendo caer.

Martin Bolivar dijo...

Gracias por el dato sobre Erwin Schulhoff, la verdad es que es un desconocido para mí, lo confiesa mi ignorancia.