kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

miércoles, septiembre 13, 2006

Oumu Sangare

Miriam Makeba está nominada para Príncipe de Asturías en la categoría "Concordia". Aprovechando esa anécdota circunstancial, empezamos con este post un repaso a las grandes cantantes africanas. Claro, dado el nivel de información que manejamos, nos limitaremos a los grandes nombres, recordando que la música en el África es esencialmente un acto colectivo.
Oumu Sangare (Malí, 1968), intérprete de wassoulu, ritmo hipnótico procedente de Wassoulu, al sur del río Níger, fuente de las tradiciones griots, trovadores nómades. "El último verano se votó la ley para acabar con la ablación en Malí", dijo hace un tiempo a un periodista español en su paso por la península.
Moussolou (mujer, en idioma bámbara), primer disco de 1989.
"Antes de la colonización francesa África Occidental era un solo territorio que abarcaba senegal, Malí, Burkina Fasso, Guinea....Malí era la capital de la región...", otra de sus declaraciones registradas por Rockdelux.
Más información en el link "World Music",
en la columnna de links amigos.

1 comentario:

KuruPicho dijo...

Oumou Sangare nació en Bamako en 1968, a donde sus padres habían emigrado desde la región del sur del Río Níger conocida como Wassoulou. Su madre, Aminata Diaknite, también fue cantante y, como la mayoría de las mujeres de su generación, debió compartir a su marido con otras dos esposas. Esta experiencia de la poligamia causó honda impresión en la pequeña niña.


Tras un periodo en el que Oumou formó parte del Ensamble Nacional de Malí, donde estuvieron los mejores músicos del país, Bamba Dembele -veterano de la Super Djata Band- la invitó en 1986 a unirse a su compañía de percusiones tradicionales, Djoliba, y a hacer con ellos una gira por Europa. Luego de esta breve introducción a la vida de un músico, Oumou regresó a casa con la excepcional y precoz determinación de formar su propio grupo y crear su propio sonido, basándose en el estilo y la tradición de Wassolou, su tierra ancestral.


La región de Wassoulou ha producido una cantidad extraordinaria de grandes cantantes mujeres desde la época en que Malí ganó su independencia, a comienzos de los años sesenta. Oumou nombra regularmente a las figuras pioneras, como Coumba Sidibe, Sali Sidibe y Flan Saran, que, unidas a muchas otras, forjaron el distintivo estilo musical de sus ritmos basados en danzas locales como el didai, el sigui, y sobre todo, el sogonikun, una danza tradicional de máscaras interpretada principalmente por niñas durante el tiempo de las cosechas. Este estilo único, que se conoce como “wassoulou“, combina los tambores djembe y karyaing, ritmos propios de las danzas tradicionales de la región con el sonido funky del kamélé n'goni (literalmente, “arpa de hombre joven“), un instrumento que ha tenido un papel fundamental en el género wassoulou. Adoptado por la juventud de Yanfolila, en el corazón de Wassoulou, del donsongom, un arpa antigua utilizada en los rituales de los cazadores del bosque de Wassoulou- el kamélé n'goni simboliza la juventud y aunque no alude a la rebelión en el sentido rocanrolero, por lo menos es un símbolo de goce, libertad y cierta dosis de ruptura de las reglas establecidas.


Al poco tiempo de su regreso de Europa, Oumou comenzó a trabajar con el reconocido arreglista Amadou Ba Guindo. Junto con un selecto grupo de músicos -que incluía a Boubacar Diallo, en la guitarra, y a Aliou Traere, en el violín- se dedicaron a construir un sonido intenso y altamente individual, evocando sus raíces y tradiciones de una manera a la vez única y contemporánea. Después de dos años de arduo trabajo y experimentación, el grupo recibió la oferta de hacer una grabación. Oumou y compañía viajaron a Abidjau, en la Costa de Marfíl, y en sólo siete días grabaron, en los legendarios estudios JBZ, “Moussaoulou (Mujer)”, una colección de seis composiciones originales de Oumou. Luego de su lanzamiento, en 1989, el cassette vendió más de 200 mil copias. El público, y los piratas musicales, enloquecieron y, a los 21 años Oumou se convirtió en una estrella.


Mientras el increíble éxito de “Moussolou“ consolidó a Oumou en la escena musical del África del Oeste, fue después de unas presentaciones fortuitas, en 1991, con Alí Farka Toure, el legendario guitarrista de Malí, que el sello británico World Circuit adquirió los derechos para la distribución del álbum y comenzó a promover la carrera internacional de Oumou. “Moussolou” fue muy bien recibido a lo ancho del mundo, y Oumou, con sus letras e inspiración incansables, comenzó a trabajar en las canciones para su segundo álbum, “Ko Sira“, que significa El matrimonio de hoy. Grabado en Berlín y lanzado por World Circuit en 1993, incluía “Sua Magri“, un tributo rítmico a la memoria de Amadou Ba, quien falleció en un accidente automovilístico.


Oumou Sangare es definitivamente la estrella femenina de las personas pensantes. Cuando es tiempo de hablar con la verdad, ella no abandona sus ideales y retoma temas como la lucha de las mujeres en una sociedad musulmana dominada por los hombres, el conflicto entre tradición y modernidad, la pena y el gozo de la vida y la muerte.


Con su imponente estatura, desafiante belleza, valiente inteligencia y extraordinaria voz, ella logra impresionar y asombrar en todos los lugares a donde va, en las calles de Bamako, las boutiques de París, o los escenarios internacionales.



http://www.oumousangare.co.uk/


• Su segundo álbum, “Ko Sira”, fue elegido en Europa como el álbum del Año de World Music, en 1993.

• Para su tercer álbum, titulado “Worotan” (diez nueces de Kola: el precio tradicional por una novia en Malí) lanzado en 1996, Oumou trabajó con Pee Wee Ellis, trompetista de James Brown e incondicional de Honny Horns. Ellis hizo una entusiasta y respetuosa colaboración al sonido de Sangare.

• Nitin Sawhney, el talentoso guitarrista británico-asiático, también hizo una importante contribución en “Worotan”, principalmente al final de la canción “Djouolon“, una de las composiciones más rítmicas de Oumou.