kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

jueves, septiembre 14, 2006

Márai joven piratea a un oscuro Kafka

Carta de Kafka a la editorial Kurt Wolff ( Praga. Sello de entrada: 21 de octubre de 1922)
"Por casualidad me he enterado a través de terceros que La metamorfosis y La condena han aparecido en 1922 en su traducción húngara en el periódico "Szebadság" de Kaschau, en Chescoslovaquia, y que el El fratricidio apareció en el número de Pascua de 1922 del "Kassai Naplo" de la misma ciudad. El traductor es el escritor húngaro Sándor Márai, residente en Berlín. ¿Estaba usted al corriente de esto? En todo caso les pido que a partir de ahora el derecho de traducción al húngaro quede reservado al literato húngaro y buen amigo Robert Klopstock, quien a buen seguro realizará exquisitas traducciones"
Sándor Márai (1901), narrador, ensayista y corresponsal húngaro establecido hoy en los Estados Unidos.
Klopstock: médico de cabecera de Kafka.
Fuente: La metamorfosis y comentarios epistolares del autor, de Franz Kafka, Buenos Aires, Editorial Andrómeda, 1992 (Primera edición 1978), p. 144
Obviamente, que la editores al español no sepan que Márai es el autor mundialmente famoso de Música en Florencia, Divorcio en Buda, Memorias de un burgués, La mujer justa, etc., es puro y banal anacronismo. Su fama es muy posterior a 1978, y en español Salamadra recién en el 2000 publica la casi totalidad de sus libros.
La foto que colgamos muestra al húngaro sentado en Kaschau, irónicamente la ciudad donde fue publicada la versión "pirata" de Kafka. Simpático que un Kafka, que dejó en su testamento que se quemen todas sus obras, sucumba al prurito quisquilloso de censurar versiones de sus obras sin su permiso. Porque, de repente, el periódico obtuvo la licencia correspondiente de parte de la editorial Kurt Wollf, pero que el checo no haya sido informado por estos. Es decir, acaso ocurrió que el periodiquito de provincias de Hungría (parece que entonces pertenecía ya a Bohemia-o Checoslovaquia, la nomenclatura depende de la época-, en todo caso formaba parte de los territorios del extinto Imperio Austro-Húngaro) haya pagado a la editorial pero Franz no recibió los emolumentos que le pertenecían por el copyright. ¿Quien timó a quien? Hoy en día Kolpstock no significa nada para nadie, y si sus versiones kafkianas superen o no a las de Márai, sólo un lector del húngaro lo puede corroborar. Yo no me meto en idiomas de origen o familia fino-ugrio, no señor. Ya bastante loco me ha tenido el asunto estonio. Sí, el idioma estonio parece que carece de tiempo futuro. Del médico-traductor a los más podemos decir, con humor centroeuropeo, que como médico era tan bueno que su paciente se le murió un poco después del affair.

No hay comentarios.: