kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

viernes, agosto 04, 2006

Consejo para los noctámbulos de Asunción

Al caer la noche, la planificación racional del tiempo mediante agendas y horarios termina; esto la hace el territorio de lo inesperado y le da un matiz siniestro. Y, por ser la antítesis de toda previsible rutina, oculta promesas que el día ignora. La alegría de la noche es nerviosa. Programarla como se hace con el día borra su sombra inquietante al convertir en hábito lo que es aventura, pero merma su perturbador encanto. La experiencia se regirá en ella sólo por lo fortuito. No es preciso seguir los caminos tópicos que la geografía urbana contempla como espacios para un cierto desorden, que así delimitado se inserta dentro de un orden. La noche no respira a gusto en una jaula. Cuanto hay en ella de más exquisito, la sutil perversión del placer de la noche, puede estar en cualquier parte, “careta” o “alternativa”, “under” o meramente anónima y ajena a los “circuitos” que se ofrecen, de manera explícita y “comercial” o secreta y “de la pesada”, porque la noche se encuentra en todas partes y en ninguna. El insomne que quiera descubrirla, y por ello no recomendaré ningún lugar en concreto, no necesita buscar un punto específico con este o aquel nombre, sino salir (u omitir hacerlo) hacia los espacios no domesticados donde se respira el aire de la libertad. MONTSERRAT ÁLVAREZ.

1 comentario:

Martin Bolivar dijo...

A la noche la hizo Dios para que el hombre (y las mujeres, jeje) la rompan, lo cantó Atahualpa Yupanki. Gracias por el comentario amable en mi blog. Saludos, ciao.