kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

lunes, junio 19, 2006

Sobre "el efecto Mozart"

Efecto Paganini: el niño habla muy ràpido y con palabras extravagantes pero nunca dice nada Efecto Bruckner: el niño habla muy lento, se repite con frecuencia y adquiere reputación de profundo Efecto Wagner: el niño se torna megalómano. Es posible que termine casándose con su hermana EfectoMahler: el niño grita sin parar a todo pulmón durante varias horas diciendo que se va a morir Efecto Boulez: el niño balbucea bobadas todo el tiempo. después de un tiempo ya no le parece a la gente gracioso, sin embargo poco importa pues sus amiguitos creen que es un genio Efecto Ives: el niño desarrolla una habilidad fenomenal para mantener varias conversaciones al mismo tiempo Efecto Glass: el niño acostumbra decir lo mismo una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez... Efecto Stravinski: el niño tiene una tendencia pronunciada a explosiones de temperamento salvaje, estridente y blsfemo que frecuentemente causan escándalos en el jardín de niños Efecto Brahms: el niño habla con una gramática y un vocabulario fabulosos siempre que sus frases contengan multiplos de 3 (3, 6, 9 palabras, etc.). Sin embargo, sus frases de 4 o 8 palabras resultan bobas y poco inspiradas Efecto Cage: el niño no dice nada durante 4 minutos y 33 segundos. Es el niño preferido de 9 de cada 10 profesores Extraído de Pauta. Cuadernos de teoría y crítica musical, número 96, octubre-diciembre de 2005, México D.F., email: interfasecolor@yahoo.com.mx. Su jefe de redacción es el inefable Luigi Amara y este número trae también poemas del chileno Germán Carrasco, de la cubana Juana Rosa Pita y del paraguayo Cristino Bogado. Un artículo de Ariel Dorfman sobre el Einstein violinista, una parodia brutal de Wagner de Robert Benchley y un texto sobre el sonido que no se extingue de Canetti.

No hay comentarios.: