kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

domingo, mayo 14, 2006

Old Boy, peli idiotizante y fascistoide

Como el Kurupi ya ha dado alguna vez su opinión sobre el cine de Tarantino, tan aplaudido por su glamour posmo, su lujosa insignificancia, no se tomará mayores disquisiones sobre lo que sigue, en este caso un email enviado por un amigo acusando de motivaciones o inclinaciones cinéfilas que no son las de esta figura legendaria a lo menos cuando escribe posts y lanza sus opiniones. Pero lo que vine a continuación vale como muestra de una cotidianeidad paraguaya, no tan inmune a los debates fashioned de otros lares, a saber, la valía o no de este cineata llamado pomposamente "el Tarantino coreano". La peli en versión DVD la hice circular antes de verla con la posibilidad de pechear en clara retribución amoldada a los usos cortesanos y urbanos por otra que sí me interesaba y mucho: Barry Lyndon. Bueno, les ahorro mi repuesta a la misiva internetera y que el malentendido prolifere y si eso vale extraer la piedra de la indignación facunda de nuestros queridos y sufridos socios. "Hola Cristino
Hace unos 20 años en una sala de cine de Zürich asistí a una función de "Los100 días de Saló" (no estoy seguro si recuerdo bien el titulo), la películade de Pasolini que trata de aquel efímero residuo de estado fascista italiano en el norte de Italia. En realidad de una situación claustrofobica durante la cual unos sádicos hombres con la cultura y los costumbres típicos de la alta burguesía maltratan a un grupo de prisonieros usando métodos de humillación de tinte sexual mucho más refinados que los aplicados por los yanquis en Abu Graib. Es realmente difícil de soportar la película. Tan así, que por los menos la mitad de la audiencia abandonó la sala de proyección ante del fin. Pero ¿por qué? La misma gente no suele tener problemas en aguantar escenas hyperbrutales en películas de acción, al contrario, hay los que se ríen,les sacan satis-facción. Entonces, ¿donde radica la diferencia? Pasolini hizo todo ? y con éxito ? para obligar a los espectadores de identificarse con las victimas. Es literalmente imposible de soñar con tomar el rol de los ator-mentadores. Justamente la refinación de sus costumbres que envuelve sus actos nihilizantes en un manto tejido de estética les convierte en algo tan repugnante que nadie consigue identificarse con ellos.Del otro lado las victimas son victimas totales, no tienen la más mínima oportunidad de escaparse, de defenderse. En ningún momento de la película cabe duda alguna sobre eso. Y así se cierra el circulo ? el espectador se encuentra enjaulado en la mas completa impotencia, de ahí la insoportabilidadde la película. La impotencia existencial es el sentimiento mas temido por los humanos ? hacen de todo para no sentirlo. Es el agujero negro de la existencia humana. Existen bibliotecas enteras sobre el tema del poder ? en cambio de la impotencia ni se suele hablar. Toda tecnología es un movimiento de huída de ella. Pero es como la tortuga de Zenon ? cuando Aquiles llega ella ya está.Volviendo al tema; es justamente su insoportibilidad que hace de "Saló" una película valiosa. Vale la pena de aguantarla porque sumerge a los espectadores en una situación experimental ? en cuanto tengan la posibilidad de lograr sentir aquel lucífero sentimiento sin estar realmente sumergido en tal situación,sin peligro entonces. Dudo que muchos lo hayan aprovechado, pero "Saló" ofrece un punto de partida para reflexiones sobre la conditio humana en general además de sobre la situación particular de cada cual. De es-te planteamiento se deduce que no estoy en contra de la visualización de escenas de contenido sexual o violento o de una mezcla de ambos aunque su uso por el efecto soliviante que suelen tener necesita una buena fundación, motivación, hasta legitimación.Y justamente eso le falta por completo a las escenas pertinentes de "OldBoy", una película en la cual la mención del "Conde de Montecristo" solo sirve par evocar la impresión de que se trate de una paráfrasis de un cuento canonizado de la literatura universal y así aumentar el peso de una 'chapuzaría bien hecha' carente de toda lógica inventada para ser usada como pretexto de escenas violentas, sádicas, de tortura y humillación. Todo forma parte de un mundo deshumanizado y deshumanizante, donde unos pocos hombres mentalmente alterados actúan en el medio de otros ? la gran mayoría ? tipo robot, soldados sin necesidad de tener cerebro, solo músculos. Ni hablar de las pocas mujeres.Ellas son necesarias como victimas y para dar un rastro de motivación a la actuación masculina. Sin entrar en mas detalles; una película idiotizante y fascistoide. De malísimo gusto. Parte de la porquería que vagabunda por el mundo y ni yo ni B. necesitan ver..."

2 comentarios:

asterixiana dijo...

Las mujeres, podrían ser heroínas, en los films y por excelencia, siempre edificantes, mas en la vida real no es así. No siempe son fuertes y sí víctimas. Como que lo fascistoide existe y a "Oldboy" no la capto como un ensalzamiento de lo fascista, si no como una crítica donde la violencia es un vórtice, una proyección cruzada, una faceta terrible de la vida en la que individuos obsesionados han perdido ese pathos que llama a vivir, porque perdieron
lo que amaban. Por cobardía.

Idiotizante, en absoluto, no la veo así. Después de ver "Oldboy" me quedé triste y la rebeliòn contra la soledad enfermiza de las sociedades deshumanizadas se me huzo más clara...


salute Kurupi.

puerto asterix dijo...

En Kill Bill, hay momentos picos. Hay una invocación a la vitalidad cruzada con el espíritu de los comics. Eso puede interpretarse como facilista y superfluo. Para muchos no es así. Me encuentro entre las que aprecian el cine de Tarantino.

Salute mi amigo Kurupi.