kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

viernes, febrero 24, 2006

Chejfec, Filloy, Lowry, enanos y Kurupi...

Los incompletos, Sergio Chejfec, Alfaguara, BA, 2004 "en el decir esquivo, en la pasión por la trama y en el desdén por la historia donde encontramos uno de los asideros fundamentales del relato de Chejfec…" Reina Roffé (escritora argentina que vive en Madrid) en Cuadernos Hispanoamericanos Num.656 febrero 2005



  La purga, Juan Filloy, El cuenco de Plata, BA, 2004 "Filloy nos ofrece un bodegón lleno de divertidas distorsiones, a la manera, por ejemplo, de un Queneau o un Boris Vian…Su propia novela-ensayo demuestra que, al igual que en las artes plásticas, tampoco existe ninguna ley eterna en literatura, ni mucho menos en las formas de la convivencia humana, prestas en todo momento, sin embargo, a ser regladas por cualquier dictador (o por cualquier sistema, dictatorial o no)..." Reseña de Ricardo Dessau (periodista y crítico argentino que vive en baires) en Cuadernos Hispanoamericanos Num.656 febrero 2005













 Los Hombres de Flores "la noticia del hallazgo de fósiles de una especie de humanos diminutos que un grupo de paleontólogos australianos e indonesios hicieran en una cueva de una remota isla de Indonesia, causó gran conmoción. Según los estudios preliminares el 'Homo floresiensis' habría coexistido con nuestra especie hasta hace sólo 18.000 años. Algunos científicos proclamaron que el 'Hombre de Flores' era el hallazgo paleoantropológico más importante del último medio siglo. Se cree que esta especie de un metro de altura y cerebro del tamaño de un pomelo evolucionó de una población de 'Homo erectus', que quedó aislada en la isla de Flores" Extractado de http://www.abc.es/













  La muerte de Malcolm Lowry "En el pasado habíamos oído sólo la inconsistente y a veces contradictoria versión de Margorie Bonner (viuda de Malcolm) de lo que ocurrió a continuación. Los documentos oficiales revelan ahora más inconsistencias de la versión de los eventos de Margorie. La historia que le contó al amigo más cercano de Lowry fue la siguiente: En su dormitorio, en la parte alta del chalet, bebieron ginebra mientras escuchaban el concierto por la radio. Posteriormente ella bajo para hacer sopa y cuando regresó, Lowry, quien seguía dándole sorbos a la ginebra, había subido el volumen al máximo. Por consideración a su anciana vecina, Winnie Mason, Margorie bajó el volumen. Malcolm lo subió nuevamente, así que ella le arrebató la botella de ginebra y la lanzó contra la chimenea del dormitorio. Entonces él recogió la botella rota y la atacó con ella. Ante eso Margorie se refugió con su vecina la señora Mason. De tanto en tanto, le dijo al primer biógrafo de Lowry, Douglas Day, iba a ver si la luz aún estaba en encendida en la recámara. Lo estaba. Ella supuso que Malcolm trabajaría hasta tarde. Finalmente se tomó una pastilla de Amytal Sodico y se durmió en el sofá de la señora Mason. Al regresar al chalet a la mañana siguiente, encontró a Lowry muerto en el piso del dormitorio y de inmediato llamó a la señora Mason…Para muchos de los amigos de Lowry, sin embargo ni 'suicidio' ni 'murió mientras dormía' parecía cierto. Sentían que la mano de Margorie había intervenido en la muerte prematura de Lowry…En Hollywood conoció a Margorie Bonner, una antigua actriz de cine mudo. A finales de 1940, después de divorciarse de Jan, Lowry y ella se casaron en Canadá. Años más tarde, en una cabaña de paracaidista a la orilla del bosque en la ensenada de Burrad, cerca de Vancouver, para Lowry un lugar paradisíaco, terminó Bajo el volcán…En un viaje anterior a Sicilia Malcolm intentó estrangular a Margorie y ella, por su parte, trató sin éxito de internarlo en un asilo suizo…El primer doctor que vieron en Londres se horrorizó cuando Margorie sugirió la lobotomía. Malcolm recibió en su lugar terapia de aversión al alcohol en la clínica Atkinson Morley de Wimbledon, donde le dijo al psiquiatra que acabaría matando a Margorie o ella lo mataría a él…"




 Fragmento del artículo de Gordon Bowker (traducido por Alberto Sierra) en la Crítica. Revista cultural de la universidad Autónoma de Puebla. Noviembre-diciembre de 2004








. El Curupí, ser mitológico del Paraguay, símbolo de la fertilidad, ya que su falo es tan largo que, por comodidad, el person se lo enrolla al cuello, como una bufanda, para no irlo arrastrando por ahí, y no tiene que correr detrás de las mujeres como todos nosotros, pobres mortales, sino que se las monta a distancia, digamos, haciendo uso de su extensionalidad inverosímil. Existe una marca de yerba mate que lleva su nombre, pero la cajita no representa a nuestro ídolo fálico-machista sino a unos miserables nativos en pleno labor de procesar la yerba mate. ¿Qué me dices de tamaña vergüenza y pudor comerciales? El QQ está fascinado con el person. Bueno, pero no tanto como él nuestros expertos en interpretar el folclore popular paraguayo. Pues Leo Cadogan, un experto, rechaza la idea de un posible enmascaramiento del culto de la fertilidad y de la lluvia cuando se analiza la fiesta popular del 3 de mayo, llamada Curuzú yeguá, "cruz adornada". Te habrás percatado de que muy bien la palabra guaraní para "cruz" puede ser un deslizamiento de "curu-pí" o una fusión de cruz y curupí. También está de acuerdo con Bastide en señalar el peligro de extrapolar métodos psicoanalíticos para aplicarlos a las fiestas religiosas populares. Así que olvídalo, las chipás con forma de hombres, peces, palomas, serpientes, ranas, etc., no deben interpretarse jamás como una forma enmascarada de reaparición del culto fálico del Curupí; son, a lo más, versiones imaginativas de la hostia tradicional. Qué pintas tú en todo esto: pues Cadogan, en un texto aparecido en la revista Humboldt en el año 1965, abandona la lectura tradicional que ve en la fiesta del 3 de mayo una mímesis del culto del curupí y va a cotejarla con fiestas peninsulares, allí donde vocé mora y curte. "Para el escritor argentino Goicoechea Menéndez, el duende o sátiro curupí de la mitología guaraní 'es todo lo bueno y amable de la vida… está en el humus de la tierra, en la flor, en el fruto; en todo lo que da vida y agiganta el alma…', y citándole dice Natalicio González: 'Entre los genios menores de la mitología guaranítica, curupí es el más feo y el más útil, el más sutil y el más grosero… analizado en sus atributos y su esencia, viene a ser algo así como la manifestación antropomorfa de la fuerza creadora de la humedad… La población campesina atribuye a la Cruz los atributos inmemoriales de curupí… la cruz se guaraniza, se convierte en curuzú, y retiene el antiguo poder de curupí de desencadenar la lluvia. Por eso, tras una larga sequía, es frecuente ver la procesión del curuzú a través de la campaña paraguaya... pero es en las fiestas de Curuzú Yeguá, la cruz emperejilada, en las que revive con mayor pureza el viejo culto de curupí...El símbolo cristiano (la cruz) aparece rodeado de todos los elementos silvanos, en un ambiente grato a curupí... Al final de esta ceremonia, se distribuyen las chipás (panes)… de este modo, el culto de curupí, mezclado con las liturgias católicas, da origen a las fiestas anuales de Curuzú Yeguá." 

 Artículo de Leo Cadogan en Humboldt, No. 23 año 6 de 1965. 


 Moraleja: no siempre lo más poético es lo verdadero. La verdad a veces no es la alternativa más poética; esto suena un poco schopenhaueriano, pero parece que en este caso es así nomás: el origen de las chipas de formas variopintas se remontaría a vulgares fiestas peninsulares, como, por ejemplo, aquella fiesta de "Que llueva, que llueva" que se curte en las zonas de Lérida, Olivenza, Almería, Málaga y otras regiones. Como Cadogan no manejaba el folclore peninsular, recurrió a libros de Nieves de Hoyos Sancho, Flérida de Nolasco, Antonio Tovar, et.

No hay comentarios.: