kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

miércoles, enero 11, 2006

Nueva política de la librería El Quijote

El Quijote, cadena de librerías-disquerías de los shopin asuncenos, ya no acepta de parte de las editoriales nada que se encuadre dentro del género poesía. Novela, sí, supongo que tal gracia divina se debe a la moda Dan Brown, a Tolkien y a la señora fashioned Rowling. Dicen que “molesta y ocupa lugar en las estanterías”. Y parece que la prescripción se reduce a la producción local, pues los Neruda y Benedetti siempre tienen su rinconcito bien reservado. Claro, como miembro de Jakembo editores no debería quejarme, considerarme víctima exclusiva, farmakon de esta campaña más bien desorganizada y pragmática. La micomística, la neuroteología y otras ramas del saber más esotéricos ni siquiera entran dentro de la prohibición porque nadie siquiera considera su existencia. Todo es cuestión de géneros. Se puede alegar que en realidad tal libro en realidad va de novela en versos, qué se yo. Buscarle la vuelta a la flamante ley. De hecho Cuadernos de la Ura ya se había negado desde el principio a trabajar con esta gente que considera los libros de poesía como productos de consumo masivo, como si se tratara de gaseosas y papas fritas, negociando la transacción a consignación que se pagarán cuando a su burocracia se les cante las ganas. El frente de ataque se reduciría desde ahora a la plaza uruguaya y al Café literario, allí donde monsieur Cucurto sacó buenos dividendos en su primera y última visita a Asunción, el Cucu, y su profética aversión a los refrigerados y asépticos shopin. Bueno, la denuncia está hecha. Para todos los turistas culturales de Asunción, cuando pasen por la ciudad de los naranjos y las flores, no encontrarán poesía autóctona en las librerías de los shopin.

6 comentarios:

acordeón a pedal dijo...

y al respecto de esta novedosa política kultural de Quijote ( ¡ vaya contradicción ! ), ¿ qué dicen : la asociación de escritoras paraguayas, el PEN club, la sociedad paraguaya de escritores, etc. ? ¿tienen algo que decir? sería interesante saber la posición oficial de cada institución. ¿qué tal hacer un set de encuestas o entrevistas a los capitostes de cada una, y luego publicarlass (en el kuru, desde luego) ?

bandoneón automático dijo...

por mí nos vamos, aunque sea entre 4 gatos locos, y escrachamos el local más pintado de Quijote. con pancartas y cornetas. "QUIJOTE ESTÁ EN CONTRA DE LA POESÍA PARAGUAYA" y otros lemas.

KuruPicho dijo...

Instrumento de viento, hagamos primero la encuesta, que podras pergeñar voce y lo corregimos depois. tengo, creo, los emilios de Cassola y de algun secre de Pistille y de la Epa, veré, creo que tengo el emilio de Delfina, ok...Mandame nomas la encuest-kapape a mi correo: xtipoy@yahoo.com

xanto dijo...

A lo mejor es una venganza del escritor del Quijote, que decía "yo tengo de poeta la gracia que no quiso darme el cielo". Más allá de la broma, es lamentable la situación planteada. Si el hecho se hubiera dado en cualquier otro lugar del mundo me hubiera costado prestarle crédito... pero se trata de Paraguay, así que con seguridad es guión de la parte más absurda de la realidad.

Malayo dijo...

Yo tiré una maldición contra Editorial Universitaria, en Chile. La verdad, no es una mala editorial pero andaba ofuscado ese día y lo hice sin querer. Dos meses después quebró. Supe más tarde que su casa central estaba ubicada en una calle que lleva el nombre de una tatarabuela mía hiper millonaria, que privó a mi línea paterna de su herencia. A lo mejor mi poder sobre esa calle es la herencia que no recibí.

oliverio coelho dijo...

Cristino, aleja de tí ese Alfil que apartaste en un recoveco...!!! Es un peoncito mordisqueado...