kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

viernes, octubre 28, 2005

La gran novela de la Soja Transgénica

"En un extenso artículo publicado en la revista “Letras Libres”, de México, el escritor argentino Rodrigo Fresán se extraña de que aún no exista la novela canónica sobre el fútbol. Fresán, que ostenta el raro capricho de ser indiferente a este deporte a pesar de su nacionalidad, enumera allí algunos intentos legítimos en este sentido, como el emprendido por su compatriota Osvaldo Soriano antes de que la hora sin sombra viniera a buscarlo." (de Escrito en la pelota.Plumas y plumeros. Sábado 8 de junio de 2002. Roberto Brodsky) Fresán como vive en España -bebiendo el ajenjo de los viudos de Bolaño, convertido súbitamente en epígono/parasito sin maestro ni legitimador- aparentemente no sabe que lo que la novela argentina necesita urgentemente es la Gran Novela de la Soja Transgénica, mucho más real que la mariconería del futbol. Claro, no sabe que la plaga de la Soja fue una de las causantes de, por ejemplo, la gran inundación de Santa Fe del 2003. Después que Menen mató las fábricas la novela proletaria argentina fue a pique, y la antaño oligarquía vacuna hoy es historia. Ya no quedan dinastías de la vaca como los Bunge, los Ocampo...ah, qué bella época aquella... Que yo sepa el único estrafalario sigue siendo el bueno de Ceballos, allí en esa suerte de Macondo correntino, Alvear, encrucijada de ganado vacuno, contrabando de anteojos de sol y prostitutas rapai bajo el aroma del chamamé y la yerba mate. Pero si Fresán quiere incitar la incorporación de un nuevo género o subgénero en la gran tradición de la novela en lengua española, ya que para y factura en la península ibérica, se le podría sugerir la elaboración de algo así como la Novela de las Paraguayas que emigran como para niñeras y terminan (engañadas, cómo no, ¡así es de reiterativa la novela de género!) como prostitutas en Alicante o Albacete (no digo muchachas argentinas también, porque según Cucurto éstas no son tan lindas como las paraguayas, aunque yo no le creo mucho al itacurubiense político). Si la sugerencia va para el bien comportado del cachai Brodsky, se le podría insinuar escribir la Novela de los Militares Pinochetianos vegetando en las carceles su vejez culposa, en una especie de Alcatraz mapuche, sufriendo la sodomía reservada a los carcamales y acodados después de la caminata vespertina sobre los relatos autobiográficos apologéticos....Si de géneros se trata, la novela rusa nos supera ampliamente. Mis preferidas son las novelas de la época staliniana que iban de represas, hidroleléctricas, científicos capitalistas enamorándose de bioquímicas rusas... Bueno, amigos, la mediocridad de las columnas literarias semanales en la prensa es inobjetablemente representada por la cita ut supra que ha motivado nuestro divague tekorei hasta esta línea. Complacencia, superficialidad, ripios, aire de estar enterados de lo último, de no estar desconectados de lo que pasa, salario mensual que solventa los libros pillados en librerías usadas en Baires, y sobre todo y por encima de todo, mediocridad de la más pura anti-psicoactividad neuronal.

1 comentario:

Lito dijo...

¡ espeso !
¡ hermoso !
¡ ofídico !

no te muerdas por accidente