kurupí akärakú paraguay akärakú kurupí paraguay akärakú paraguay akärakú paraguay

KURUPÍ, ÚLTIMO BICHO PILINGÜE Y VELVET-MAKÁ-URBANIZADO KE HALA Y FALA EN ESTE BLOG SU SECRECIÓN LINGUÍSTIKA, ESE PORO'UNHOL (PORTUGUÉS 10 % ESPAÑOL 70 %; GUARANÍ PIKANTE 20 %) SERÍA EN EL FONDO DEFINIBLE COMO UN SAN CULOTTISMO POÉTIKO, GRITO A CALZÓN KITADO, PENE ERECTISMO FULL TIME, UNA FALANGE ANARKO-PARA-MILITAR DE LA LETRA, UNA ALUCINAZIONE PARANOKIA-KRÍTIKA DEL DAS KAPITAL YANKEE, Y SU MAYO DEL 68 UN TSUNAMI-YIYISMO SIN BOMBACHA PRA XUXU, UN BAILE DE SAN VITO TEVINANDÍ PAGUASU!!!

viernes, septiembre 30, 2005

Fragmento de Lito Pesolani, alias Joaquín Morales, en sermo vulgaris, jopara moderno y diglósico, cómo no

hiperromántico voluptuoso sentimiento de por ejemplo (dos puntos) uno: la deleitable pulpa de los pechos y su elixir irreal goteando de pezones que son montículos, elevaciones de la bienaventuranza, la mano exprime la sustancia que brota por la pequeña montañita morena que es monte de Carmelo y montaña de Mahoma y cerro de la Cordillera y dos: conversación de órganos internos y territorios compartibles ijar contra ijar, tu corazón bajo mi oreja interflujo de materias familiares respiración de atrios y corredores del cuerpo que dibujan su propia rosa de los vientos cuando inhalan y reciben al ámbito del ser: si es umbral ignoto, saluda el cuerpo al mensajero (aire o ser ajeno); cuando exhalan y visitan los atrios del otro: si a la nuez/la nada del origen vuelve la pomposa combustión del animal que nos cobija y nos acepta apavorado.. tres: entonces, quindi, therefore las conexiones entre. punto. ese self, la Dinge, la cualcosa, el ma’ëra, ese cuajo de gemido recién nacido a la violencia de saberse -- pedazos de conciencia, filamentos de recuerdo que insisten en figurar sentido pero hay más somnolencia cuando más fuerte el grito -- esa cosa complicadamente vacua por veces reclinada en la indolencia / de escribir, de describir la insolencia de la nada de unas voces, ese un poco retorcido, un tanto mal lavado trapo en el agua del aljibe de la casa de su niñez, (quattuor vocibus: pianississimo) porque niñez primera es siempre casa, real en fotos o derruida en nuestro llanto, con luna y con lucero flotando en el aljibe pequeños cangrejos de agua dulce apareados en un amor sin compromiso ni mayor misterio.. y después la piedra arrojada al fondo cancelando ese estado de cosas que después supimos se llama equilibrio.. maravillado vértigo y delicioso terror, el emocionado asco de percibir otra piel que no es uno pero nos iguala y supera, nos espera y señala: la aparición de otra temperatura que no se apaga cuando adentro mirando hay par de ojos y profundidad se abría que invitaba al vacío, la piedra invitaba al desastre del espejo, tu atención se tensa y se relaja, se contrae y se expande quiere escuchar el yambo corazón imita su galope ¡quétrilládo / quégastádo / quéonomáto / péyicoloha / bládo ! también fantasma, falsa y afiebrada sensación de hondura cuando chapotean en su lodazal patrio doble imagen, refracción por espejismo, una mitad es nada y la otra es rompida realidad que moja la cara en sus caireles, disuelve sus cabellos en materia gradual de intensidad delicuescente hasta llenarse, vacías hebras, de quemante luz -- atributo habitual de redención, vuelta a la vida, ícono de la verdad, puerta hacia otro mundo, l u z que al reventar tu entendimiento recobra peso y medida, no depende ni de si puesta en palabras de trabazón maestra, ni de si oscuridad arrecia o sinsentido amaina por regla de memoria discrepante del estilo, que toma su estado, se incorpora, encarna en cálamo currente, lápiz obsoleto, teclado, abecedario inflado, mecánico alacrán de tablatura, criatura nutrida en metáfora del glorioso asco del estilo, temperamento mercurial de enciclopedia se despierta en la intemperie de no saber qué latitud odiar menos que la sombra que proyecta, pulsando en ondas de puro dolor -- porque si gusta que duela es un dolor impuro -- en vaharadas de algebraica fetidez, en tanta salsa sin nombre moja su pan tu vida y en lectura recomendada por cultivar el Espíritu por purificar el Alma por alimentar la Eterna Llama o los transitorios guanacos.. qué lastima no haber sido presentados en privado antes de esta educada contienda, en el kiosko de los autómatas, tras el biombo de las ofertas, o ante la puerta de un kilombo: hubiérate invitado a un té in vitro, post mortem un almuerzo postumoderno: requintadísimo llanto descafeinado en tu homenaje si no un tereré con hielos fin de siglo no: puntita de milenio fuera de época y libreto... qué pena, qué asco, que indecencia maltratar así este leve ramo, tan ingeniosa construcción cultural, pedazo de carne atravesada por flechas de plomo que un decrépito cupido maquillado, peluca de nailon, atormenta me deleito en esta enfermedad de ciudadano herido en su patrimonio metafísico, mi tísica canción llorando cantábile y sostenuto molto [de]cantada en trocitos fue como nació, bailada por sombra de esqueleto proyectada en lienzo pintado por alquímicos maestros (tertia pars: vuelven tenores, mariconizantes, con los labios pintados y las caderas más sabidas, y suenan sistros y panderos, y se baila la cumbiamba como nunca vióse antes, por aquello, me parece, de las caderas entendidas, bien templadas) tripudio bailando remedo la amorosa guerra, branle bolero pavana y cumbia al son de reflujo peristáltico semoviente, gozando nodulosa sensación de ser un caracol iridiscente ser de pura refringencia desplazando babosa avidez de cada hambriento día sobre: torso embellecido por disciplina de artes marciales, tetitas juveniles como frutas edénicas de Africa imaginaria, vientre tensado por gimnasia y por amores exigentes, barriguita linda y ombliguito como un pequeño dulce sol asomando por encima del pareo, muslo ejercitado en aguantar caricias, en cerrar el paso al hambriento, espaldas en que sólo el sol con otros labios calientes rivaliza, nalgas que ya otros ingenuos perversos perdidos adoraron aullantes, desesperados; sexo pocamente visitado aunque desprovisto de protectores pelusas de virtud, apenas brevemente amado con el apuro de la dicha que se sabe interminable, puerta de la casa, de la ciudad feudal, de otra dimensión, guardada por la campanilla del ser, testigo espía, yurupepita y yagua’i cuentero.. delicado borde de sentimientos parecidos a lo que en la tele ( ¡yo la contemplo! ¡ella me ilumina! ¡yo la frecuento! ¡ella me ampara! ) a lo que en la tele y las revistas fashion llaman amor (silencio y pausa de unos 6.180339 segundos) [i] Liebe love amore amour provenzal porohayhu cortés no más en textos venerables de amantes consumidos por su muerte o por la muerte de su amor o por el amor a la muerte o por la tisis o las pestes ni de misser que veladamente intuye mi lector centro del verbo, vacío, tokonoma, nada: pues practicamos diferentes diccionarios, distinto canzonier’ interpretamos, se ofenderían los ogros señores del mundo, se agitaría la túnica del fantasma de tu mal sueño si pronunciado el purísimo vocablo -- nada -- sin adecuado condimento en la garganta de soez gargajo escupible en el primer rostro que se anime a ser visto desde dentro, desde el lado que el fantasma señor del rostro habita señor del sueño ordena señor del verbo grita: y nunca, te juro, nunca es o será -- ni puede -- ser revelado. (pausa de al menos pi segundos) (comentario) aunque las operaciones de la memoria parecen sucesivas, el contenido propio de cada partícula de posible recuerdo se enlaza con todos los que le anteceden y espera e invita ser alcanzable desde todos los que le seguirán: lo cual sin embargo no compone un lugar donde la memoria misma pueda construirse, menos aun encarnar estado o conciencia que, de ser posible, sería inabarcable desde las operaciones del lenguaje, estrictamente sucesivas. pero la totalidad de las conexiones entre los contenidos de las operaciones de la memoria dibuja en el lenguaje, oblicuamente y por reflejo, una apariencia de realidad sensible, cuya intensidad más elevada es objeto de especulación si no de experiencia interrogable: y todo, misser Güido, vos también, cualuncue, todo vanamente. (contracláusula) porque construcciones son estos conceptos para acomodar la percepción de la complejidad de los mundos en una porción sazonada de palabras, en un texto fabricado: en un invento, misser, nangána: en un poco más de lo mismo: nada.

4 comentarios:

cornucopia de kriptonita dijo...

¿era necesario el nombre?

luzbelita dijo...

reencarnación de Oliverio Girondo...

Luzbe

kriptonita en forma de cornucopia dijo...

ay luzbelita, luz del santiago estereofónico.. ¿por qué girondo? sólo masmédula leí del oliverio, no se me pegó nada, mis intenciones van por otro camino. mis trucos retóricos también, te los puedo recitar en off pero no se usa. it's ok, aprecio sumamente tu haber, oh luzbelita, opinado acerca de.

Anónimo dijo...

Hey Cornucopia, decime una cosita, ¿te llegó pio emilio de la gente de Sarita Colonia, parece que quyieren publicarte en lima,. la horrible, cheiru, mba'e ere chupe.Chau.kurupicho